Review Touch: Zone of Exclusion & Music of Spheres

Y llegó por fin… ¡mi primer gran retraso! Os aseguro que me gusta hacer las reviews bastante pronto (de hecho, las pre-reviews os las hago el mismo viernes), con la única intención de poder leer los comentarios, pero esta semana anterior me fué totalmente imposible escribir por tiempo, asi que aquí aglutinamos las reviews de los dos últimos episodios. Además tenemos la buena noticia de que Touch ha sido renovada por una segunda temporada. A riesgo de que mas de uno diga que eso es malo, pues la serie aun no se puede considerar para nada una “grande”, creo que esto obligará a que la trama de Jake tome mas importancia para enganchar a la gente (y si no, pues podeis ver el ultimo capitulo…) Pero bueno… vamos para dentro, y hablemos de el 1×08 y 1×09.

He decidido que, ya que vamos a hablar de dos capítulos, y si lo hacemos como siempre esto se va a hacer eterno, de las tramas “sobrantes” vamos a hacer un mini-comentario por mencionar, y centrémonos en el meollo del asunto, que por suerte, hoy tenemos.

En el capitulo 1×08 viajamos hasta el espacio, donde un astronauta, en pleno proceso de reparación de la nave, queda incomunicado con la Tierra y con la propia nave. Pero gracias a un sistema ideado por la novia del astronauta (en tierra firme) basado en ondas de radio, consiguen poner en contacto nave y astronauta, mediante un radioaficionado terrestre.
Por otra parte, tenemos nuestra trama con Jake y Martin, donde gracias a una visita al museo de ciencia de Nueva York, y gracias a unas cámaras que conectan en directo varios puntos de mundo, Veronique consigue reunirse con su hermana gemela, padre y madre, ya que cuando nacieron fueron separadas porque no podían mantener a las dos. ¿Como ocurrió? El padre la vendió a un tocólogo que realizaba compra-venta de niños (que cercano tenemos esto aquí en España últimamente), y este tocólogo, 21 años después, ha coincidido en el taxi del padre.

Ahora pasemos a las tramas del 1×09. Comenzamos hablando de Yarah, una brasileña que tiene un negocio que no funciona nada bien; y a Felipe, un chico que toca delante del bar de Yarah. El negocio no funciona y Felipe, que le comenta que se vayan a Nueva York ha empezar una nueva vida, y con tal de conquistarla, es capaz de vender su guitarra de toda la vida para ayudarle económicamente. Pero no hace falta ya que al final, ambos viajan a Nueva York porque Yarah, que hasta ahora se creía sola en el mundo, tiene dos sobrinos en Nueva York que necesitan de su ayuda.
Y esos dos chicos se llaman Eliott y André. Ambos viven en el Bronx, y André está en silla de ruedas y con daño cerebral debido a un disparo que le impide hacer vida normal. Así que Eliott, para que no le separen de su hermano, roba para su agente de la condicional. Pero Jake (que le regala la tableta que a su vez le regaló su tía para facilitar la comunciación entre los hermanos) y Martin consiguen tenderle una trampa al agente para que el chico pueda vivir tranquilo con su hermano y una tía residente en Brasil que han conseguido localizar…


Y vamos a lo bueno del asunto. Clea se pasa todo el capítulo en la habitación/laboratorio de Arhtur Teller, donde no estaba solo, sino que compartía habitación con Avram. Una conversación con Martin en la que sale mencionada Amelia hace que Avram se delate como conocedor de los experimentos y progresos de Arthur, y se los cuenta todos a Clea. Parece ser que Teller hacía experemientos matemáticos con ella, hasta tales límites que la pobre chica sufrió un daño cerebral que sumió a Arhtur en una depresión. Una vez llegan Martin y Jake a la sala, Jake hace algo que la verdad que esperaba como agua de mayo: escribe en número 6 en la pizarra donde en su dia su padre Martin dejo sin escribirlo. Y ocurre este pequeño monólogo de Avram:

“La Cábala les llama “Lamed Vav Tzadikim, los 36 Honrados. Dios permitirá a la humanidad existir mientras haya 36 personas honradas en el mundo. Estos 36 están ocultos y nadie sabe donde están. Pero caminan entre nosotros, bendecidos con la capacidad de sentir el dolor de la raza humana. Y trabajan para aliviar ese sufrimiento, para hacer pequeños cambios en la rotación de la tierra, para reparar el universo, si lo prefiere.”

Es decir, según un libro religioso, Jake pertenece a un pequeño grupo de 36 personas llamados Los 36 Honrados, y que sin ellos, Dios no permitiría nuestra existencia en el mundo. La verdad, la trama me ha llamado muchísimo la atención, sobre todo si la enfocamos a que alguien (ejem, ejem la tia, ejem ejem), quiera aprovecharse de ellos… o defenderlos de algo mucho peor. Además, debemos seguir muy de cerca a Avram (no dudo de que volverá a salir, si no se hace fijo), ya que es la primera persona a la que Jake toca conscientemente.

En fin, aquí un resumen muy escueto de los dos capítulos, pero creo que completo en lo que se refiere al asunto importante de la serie. La semana que viene, ¡mas!

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Touch: Zone of Exclusion & Music of Spheres
5 (100%) 1 vote

Categorías: Reviews Touch Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »