Review Touch: Lost and Found

Nos encontramos ya en el ecuador de la temporada. Hemos disfrutado de capítulos muy buenos como el primero, luego la intensidad fue bajando (supongo que mas por previsibilidad que por intensidad), y de repente, hemos asistido a un muy buen capítulo en el que las tramas avanzan, vemos un poco la columna vertebral ya tan mencionada en la serie, y por desgracia e inesperadamente, parece que decimos adiós a un personaje que yo veia casi intocable… ¡Vamos para dentro!

Primero, centrémonos en nuestras tramas de relleno, porque no todo el capítulo ha sido un mar de información básica. Hablemos de Will, un arquitecto que después de cerrar un contrato para derruir un antiguo edificio mítico en la historia del jazz, consigue embarcar en un avión que se acabará estrellando. En el aeropuerto concocerá a una chica a la que confesará su amor por el jazz y que su conciencia no está del todo tranquila con este contrato. Lleno de vida debido al accidente, decide enfrentarse a su propio jefe, y se presenta en el edificio a pocos minutos de que sea derruido. Pero después de un forcejeo, vemos que no ha salido del todo airoso del accidente, pues vemos su camisa llena de sangre, y a el desplomado muerto.

Continuamos hablando de Lanny, una chica oriental (aunque la trama ocurre en Nueva York) que encontramos en el aeropuerto haciendo crucigramas, pero que pierde la maleta y no puede embarcar. Asi que vuelve a casa y encuentra a su pareja haciendo un ritual junto a un vidente. El ritual viene a cuento de que no consiguen quedarse embarazadas, y descubren que la abuela de Serena (la mujer de Lanny) esta cabreada con Lanny, porque no quiere quedarse embarazada de verdad. Esto crea un clima de tensión que rápidamente se apaga cuando ven por televisión que el avión donde tendría que haber volado Lanny se ha estrellado. Después de la reconciliación (y de dar gracias a los dioses), vuelven a buscar un nuevo donante, y en el catálogo encuentran a un chico, aficionado a la música jazz…

Y hoy tenemos trama conjunta de Martin y Clea. Martin va a casa de una familia a devolverles una maleta perdida (desde luego esta serie buena publicidad a los aeropuertos no le hace), y ve que esa familia ha perdido a su hijo, constipado. Por otro lado, Clea recibe una llamada del hospital de que su madre, esquizofrénica, ha aparecido, y ya en el hospital le dice que ha ido a buscar un jarabe para la tos para su bebé, y huye. Cuando Martin y Clea coinciden en el hospital, y la televisión anuncia que un chico con tos ha desaparecido… atan cabos y se lanzan a la búsqueda de la madre de Clea y el chaval. Al final, descubren que la madre de Clea estaba en un edificio que está a punto de ser derruido (que coincidía con la antigua casa de las dos), y que había perdido al chico en el parque. Martin va al parque, lo encuentra, y lo devuelven a su familia. No se me ha pasado por alto que el chico aparezca en el mismo parque donde la noche anterior Martin había soñado que estaba con Jake jugando y acababa abranzándole, pero la verdad que pienso que es un detalle mas para buscar la lágrima que algo que pudiera llegar a ser importante (vamos, que no veo también ahora a Martin con sueños premonitorios…)

Y nos centramos un poco mas en la trama importante del capítulo, que tiene como protagonista, como no, a Arthur. Al principio del episodio, Arthur le confiesa a Martin que lo que su hijo Jake escribe es una secuencia de números ya escrita anteriormente por una antigua paciente suya, Amelia, pero que la había dejado a medias. Esto coincidió con un aneurisma del cual Arthur se curó. Lo que parece que va a ocurrir es que Jake va a continuar esa serie de números, por lo que Arthur se dirige al centro donde esta Jake para hablar con el. Jake pinta el número 6, que coincide con la habitación donde se encuentra(?) Amelia, pero cuando Arthur va a esa habitación…está vacía. Ademas que parece tener una visión de un hombre arrastrando en una silla de ruedas a una chica (Un apunte… ¿no os ha parecido que el hombre que arrastraba la silla es él?). Pero esta “visión” se ve interrumpida porque lo cazan en el hospital. Ya en el coche, Arthur comprueba que el cuenta-kilometros acaba justo con los números que acababa la “Secuencia Amelia” y el nuevo número aportado por Jack… y lo próximo que sabemos de él es que aparece muerto en el coche.

Y creo que esto es todo amigos. Por fin la serie nos da muestras de que puede dar más de sí, aparte de unas cuantas casualidades y unas lágrimas para los corazones más blandos. Ahora lo que nos preguntamos es: ¿seguiremos por este camino o nos tocará esperar otros cuatro capítulos para avanzar por esta trama? ¡Hasta la semana que viene!

PD: Sí, la foto del comienzo es un homenaje a los elefantes.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Touch: Lost and Found
Valoración

Categorías: Reviews Touch Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »