Review This is Us: Vegas, baby

tis

Créeme si te digo que me ha resultado difícil ponerme a escribir después de los últimos tres capítulos de This Is Us. Su intensidad alguien la definió acertadamente como “terrorismo emocional”. Dejamos atrás la muerte de Jack y pasamos página. La boda de Kate y Toby se acerca y nos vamos de despedida de soltero y soltera a Las Vegas.

Es un alivio que este capítulo no sea tan desgarrador como los anteriores. De hecho, es un alivio ver a Jack y Rebecca en sus primeros aniversarios, sin embargo ha habido algo en este capítulo que me ha dejado fría, en especial una situación que no me ha parecido creíble. No obstante, en el universo de This is Us todo puede ser y puede que los escritores decidan convencerme creando una serie de flashbacks al respecto.

¿Quién está más emocionado/a por ir a Las Vegas? Pues aparte de los novios, claro está, Beth. El año ha sido complicado para Beth (apunté hace varios capítulos que estaba a punto de estallar) y se merece -se merece eso y muchos más renglones en el guión- una noche de juerga en Las Vegas sin más preocupaciones.

Randall no está muy convencido de irse el fin de semana. Desde que Deja apareciera en su casa para pedirles dinero para pagar la calefacción, Randall vive pendiente de un móvil que no suena. Pendiente de una llamada que no llega por si Deja necesita ayuda. Beth está emocionada con el viaje y Randall no, lo que lleva a una discusión sobre quién pone el corazón y quién la cabeza en la relación. Beth, como es de esperar, no se lo toma muy bien y decide hacer lo que tenía pensado: beber e ir de fiesta con Kate y su séquito de chicas.

tis-1

Toby, por su parte, tiene su propio séquito, pero como sabremos más adelante, con quien realmente quiere pasar la noche es con sus futuros cuñados. El problema es que ambos se escaquean por distintos motivos: Kevin porque se encuentra con una compañera de rodaje que le informa que todas las escenas que rodaron juntos en la película (aquella previa a la gran crisis de Kevin que rodó con Sylvester Stallone) han sido eliminadas. En cuanto a Randall, recibirá una misteriosa llamada de Deja. Randall sospechará que algo no va bien y abandonará a Toby e irá en busca de Beth. La encontrará en el escenario de este espectáculo y discutirán porque Beth pregunta si Deja ha pedido ayuda y Randall le responde que no. Beth no admite “peros” en la discusión.

La sorpresa será que una tercera persona entrará en la discusión: Kate -previamente en el capítulo ya deja caer que la relación con Beth es tensa, y aquí mi incredulidad- y Beth discuten y en esta discusión sale a relucir el abandono que sintió Kate por parte de Randall cuando conoció a Beth.

Así pues, tenemos dos despedidas de soltero raras: Kate echando monedas en las máquinas tragaperras, Beth en su habitación, Toby con las personas “de relleno” de su despedida… Randall encontrará a Kate y hablarán y se sincerarán. Kate echa de menos al Randall que le acompañó cuando Jack falleció. Randall alega que siempre estuvo allí por ella, como cuando veían la serie favorita de Kate:

Era un chico negro y hetero viendo Sexo en Nueva York

Una vez enmendada la discusión con Kate, ésta le dice que Toby, con quien realmente quería pasar su despedida de soltero, era con Kevin y Randall, así que los hermanos Pearson van en su búsqueda para salvar su fiesta de despedida. Será paseando por las Vegas cuando Kevin recibirá el consejo de su futuro cuñado de llamar a Ron Howard (las agendas móviles de los actores son guay) y preguntarle por sus escenas eliminadas. Para sorpresa de Kevin -y de todos- la película será algo grande.

Ya hemos resuelto dos problemas. Vamos a por un tercero: Kate y Beth se reunirán en la habitación de esta última y allí se desahogará. Puede que sea la cabeza pensante para Randall, pero ella también se preocupa por Deja. Las chicas se abrazan y se sinceran y Kate deja unos bombones en la puerta de Beth. La caja tiene forma de corazón.

Y vamos a por una cuarta dureza que limar: Randall (corazón) y Beth (cabeza). Nada como hablar y sincerarse. Beth piensa que una manera de resolver esto es comprobando que Deja está bien, así que de regreso van a visitarla, pero les comunican que ya no vive allí. Cuando salen contrariados descubren que Deja y Shauna están viviendo en un coche.

Termino con Jack y Rebecca en distintos momentos de su matrimonio celebrando el aniversario. Es difícil ser original y detallista con Jack, el amo de los detalles. ¿Que Rebecca le regala un martillo con su nombre grabado? Pues Jack contraataca con un piano. ¿Que Rebecca le regala un cuaderno? Pues Jack contrata una pista de una bolera para bailar una canción con su chica. Esto hace que en un determinado momento Rebecca tome la decisión de celebrar el aniversario sin hacerse ningún regalo. Pero Jack es Jack y se “compinchará” con sus hijos para disfrutar de una mirada a las estrellas tumbados en el tejado de su casa.

Nota del autor
3,5
Vuestra nota
Review This is Us: Vegas, baby
3.8 (75%) 4 votes

Categorías: Reviews This is us Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »