Review This is Us: The right thing to do

¡Feliz 2017! Una de las cosas buenas que encuentro de la vuelta a la rutina, es volver a mis series. Esperaba el regreso de This is Us con muchas ganas… sobre todo por el cliffhanger del último episodio. ¿Te vienes a comentarlo?

No te haré esperar tanto como nos hicieron a nosotros: Toby vive. Después del susto de Nochebuena, lo encontramos discutiendo con Kate sobre la gravedad de lo que le acaba de suceder. Toby le quita importancia. Minutos después, el doctor le comunicará que realmente lo que tiene es grave y recomienda cirugía. En un principio Toby se niega y, tras discutir con Kate, acaba aceptando. Más allá de lo que te estoy contando, te diré que me alegro de ver a Kate lejos del monotema de su peso. Kate es brillante y hemos tenido que esperar once episodios para no oír hablar de sus problemas alimentarios.

Mientras Kate espera el fin de la operación de Toby, el espectador -o sea tú y yo- disfruta con los big three en la misma escena. Deberían coincidir más. Kevin y Randall intentan tranquilizar a Kate. Genial Kate, por cierto, ordenando a sus hermanos que la distraigan, y genial Kevin explicando lo que siente por Sloane y por Olivia.

Ah, perdona, es que no te había contado que Olivia vuelve a aparecer justo cuando todo parece estar encarrilado: Kevin y Sloane están tranquilos, la obra de teatro parece que sigue adelante y justo cuando Kevin le dice a Sloane que está muy a gusto con ella y que le gusta, aparece Olivia dispuesta a volver a la obra y a volver con Kevin.

Vuelvo al hospital. De vuelta en la habitación, mientras Toby duerme, Kate confiesa que le quiere. Toby no duerme, sino que finge estar dormido y pasan a un momento muy romántico en el que se confiesan su amor el uno por el otro. Es muy bonito, sí. Por poner un pero, diré que no me creo que acaben de operar a Toby del corazón… Que la escena es chula, sí, pero acaban de operar a Toby y el tío está fresco como una lechuga…

Vuelvo al teatro. Kevin tiene una doble “ruptura” con Olivia: por un lado le dice que será Sloane la que haga la obra porque tienen química juntos y porque lo abandonó sin decir nada; por otro, rompe sentimentalmente porque está muy bien con Sloane y le dice que a veces “aunque no quieras, tienes que hacer lo correcto” (The right thing to do). Todo iba bien hasta que dijo esa frase… con tan mala suerte que Sloane lo escucha. ¿No os pasa con esta serie que sobran los personajes que no son buenos? No estoy diciendo que Olivia sea mala. De hecho, reconozco que le da un poco de morbo y también nos ha servido para conocer a Kevin más allá de The Manny, pero siento que cuando aparece es para estropear algo. Olivia no tiene esa bondad natural que tienen los Pearson y esta serie nos malacostumbra a entender y empatizar con sus personajes.

Me voy a la línea del pasado. Un adolescente Jack presencia el maltrato de su padre hacia su madre. Cuando se quedan Jack y su madre solos, ésta le hace prometer que nunca será como su padre. Ahora entendemos la bondad de Jack, aunque estoy convencida de que sería bueno de todos modos…

Un poquito más adelante en el tiempo vemos a una joven pareja en sus inicios como futura familia dando un paso adelante y cambiando de piso al enterarse de que están embarazados: dejan un piso de un dormitorio y se van a uno de dos dormitorios en una sexta planta sin ascensor. Aun así, todo parece idílico: son jóvenes, se quieren, serán padres en breve… En la consulta del médico, éste le pregunta cómo les sentaría si les dijera que van a tener mellizos y cuando les dicen que si está de broma el médico contesta que sí: está de broma porque lo que van a tener son trillizos.

En la sala de médicos, por cierto, el doctor Schneider -que así se llama el médico de Jack y Rebecca- coincide con el Dr. K. A Jack y Rebecca les cuesta digerir la noticia y de repente el nuevo apartamento no es tan grande como creía. Jack pide un aumento y se lo dan, pero no es suficiente. Tampoco ayuda que cuando dice que va a tener trillizos la gente le dé el pésame. Rebecca tiene que sufrir a su insoportable madre, quien le sugiere que se vayan a vivir con ella durante un par de años. Será cuando Jack escuche llorando a escondidas a Rebecca que hará lo correcto (the right thing to do). Se tragará el orgullo e irá a pedirle dinero a su padre diciendo que ha tenido una mala racha en las apuestas. Venderá su querido coche y le comprará a su jefe la casa en la que están trabajando. Cuando Jack lleva a Rebecca a esa casa en obras y le explica que la ha comprado y que será un hogar, Rebecca lo siente así: puede ver las cunas de los bebés, puede sentir un hogar.

Y me vuelvo al presente: a Randall no solo le cuesta digerir que su padre es gay sino que le cuesta reconocer que está celoso. Celoso del tiempo que su padre pasa con Jessie y no con ellos. William le explica, en la que es una de las mejores escenas del episodio, que Jessie le está ayudando a buscar un sitio donde morir porque no quiere implicar a Randall en esto. Sobrecoge la sinceridad con la que Randall pregunta si quiere dejar la quimio y William responde con igual franqueza que sí.

Un apunte para acabar: me gustaría saber cómo lo van a hacer para traducir “artnership” en el doblaje.

Y otro apunte: Beth sale poco. Me encanta su personaje. Me encanta la escena del principio en la que Kevin se pregunta y responde a él mismo mientras ésta y William no dicen ni una palabra.

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review This is Us: The right thing to do
4.8 (95%) 4 votes

Categorías: Reviews This is us Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »