Review This is Us: The Game Plan

this-is-us

¿Recuerdas cuando en el capítulo tercero nos quedamos pasmados al no ver a Jack junto a Rebecca? En el capítulo cinco obtenemos la respuesta. ¿Te vienes a comentarlo? Ya sabes: si aún no lo has visto, no sigas leyendo.

El título del capítulo, The game plan, ya nos da una pista de la atmósfera del mismo. Y es que el fútbol resulta ser importante en la vida de los Pearson. Me gusta Rebecca porque en lugar de quejarse de que su chico le ignora cuando hay fútbol decide “unirse al enemigo” y le pide a Jack que le explique el juego. ¿Y qué sucede? Que el alumno supera al maestro porque Rebecca se vuelve una forofa de los Steelers “peor” que Jack.
En esta línea del pasado, Jack y Rebecca están libres de niños. Aún no saben lo que es ser padres. Son un matrimonio recién casado que ni se plantea tener hijos. Especialmente ella. Lo deja claro:

“¿Quién querría tener hijos?”

this-is-us-1

Es noche de Super Bowl. Jack y Rebecca quedan en un bar con Miguel y su pareja, para los que es noche libre de niños. Rebecca vuelve a decirle a Jack que no quiere tener hijos y esto plantea un problema. Tanto es así que lo que prometía ser una noche divertida (fútbol y cerveza) se convierte en una noche de confesiones de pareja. Jack confiesa que sí quiere tener hijos y Rebecca se siente acorralada: acorralada por Jack, por un extraño del bar, por sus amigos que presencian esta discusión… y acorralada también por sus propios sentimientos.

En el presente, Kevin sigue de “okupa” en casa de su hermano Randall e intenta ensayar su nueva obra de Broadway. Randall y su mujer le dicen, de una manera muy directa, que tiene que marcharse. Kevin lo entiende e intenta excusarse: les dice que está ahí porque su flamante habitación de hotel le parece vacía y silenciosa. ¿Y qué pasa? Pues que Randall se pide la habitación para estar a solas con su mujer. Kevin se queda ensayando y haciendo de canguro de sus sobrinas.

Otra noche que prometía y, al igual que en el caso de Jack y Rebecca en el pasado, los planes no salen como esperaban. Beth le dice a Randall que tiene un retraso. Ninguno de los dos se lo toma bien. Acaban comprando un test de embarazo. Randall se siente ofuscado ante la idea de otro hijo. No son los planes que tenía en mente: retirarse en 10 años cuando sus hijas vayan a la universidad. Aunque, finalmente, no están embarazados.

¿Y qué pasa en LA? Kate le dice a Toby que quiere ver sola a los Steelers. Toby no lo entiende y le invita a verlo en lo que él considera una fiesta futbolera: sucede que eran ellos dos y un amigo de Toby. Ni Toby ni su amigo están interesados en el fútbol. Se aprecia que Kate está molesta y se marcha. Al cabo de un tiempo, Toby se presenta en casa de Kate y le pregunta por qué se marchó. Ella se sincera y le dice que, desde pequeña, tiene la tradición de ver el fútbol con su padre. No lo ve sola. Ante la insistencia de Toby, Kate le muestra a su padre. Estaba preparada para ver a Jack mayor saliendo de alguna habitación, pero en su lugar Kate muestra las cenizas de su padre. De ahí la importancia para ella de ver el partido “sola”.

Kevin le cuenta a sus sobrinas que William está muriendo e intentar arreglar las cosas no lo hace mejor. Me encanta William hablando a solas con Kevin, preguntándole qué había entendido de la obra que tanto le importa. Hace entender a Kevin que es inseguro, pero no malo. Él veía su serie y siempre pensó que es bueno.

El propio Kevin intenta arreglar las cosas con sus sobrinas y les confiesa un secreto: a veces pinta. Y les muestra un cuadro que pintó cuando leyó la obra que intentaba ensayar. La obra va sobre la muerte. Y sobre la vida. Entonces, hace una reflexión intentando explicar a las niñas la muerte. Hay colores que son las personas: son ellos, sus padres. Estaban en el cuadro antes de nacer y estarán después de morir. Que no esté una persona que quieres, no significa que no esté en el cuadro. Hay gente, como su padre, que no está vivo y sin embargo está con él todos los días. This is Us.

Si puedes, mírate esa escena más de una vez. Verás que Randall, en un momento, recoge las cosas de William porque ya no está. Verás a una niña Kate recibir de su padre su gorra de la suerte; y mientras ves esto, se te pondrá la piel de gallina. This is our painting.

This is Us es una vida. Y como tal, ves a sus personajes evolucionar. Unos jóvenes Jack y Rebecca que ven su futuro juntos y empiezan a vislumbrarlo con hijos. Poco tienen que ver con los Jack y Rebecca del tercer episodio: un matrimonio ya asentado e intentado llevar su múltiple paternidad.

Genial la atmósfera que rodea a los jóvenes Jack y Rebecca y a Kate, especialmente donde el fútbol es la conexión entre pasado y presente. Y si me apuras, también la conexión de Kevin, porque ambos hermanos fueron concebidos aquella noche en que los Steelers ganaron la Super Bowl. Randall no fue concebido aquella noche -o tal vez sí-, pero “conocería” a sus padres casi al mismo tiempo que Kevin y Kate. Ah! El bar donde ven el partido está lleno de toallas terribles…

 

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review This is Us: The Game Plan
5 (100%) 3 votes

Categorías: Reviews This is us Etiquetas: , ,

1 comentario

  1. Manuel Porcel

    Cuando empezo ha hablarse de This is us, creadorer y critica decían que era una “versión comedia-dramatica de Lost”, porque tenías que entender como los personajes están conectados para disfrutar la serie. Hasta este quinto capitulo no entendía porque lo decían. Si, un piloto muy imponente, una historia, un guion muy buenos, sobre todo unos protagonistas y actores que empatizas desde le primer minuto con ellos. No digo que sea o vaya a ser tan increible como Perdidos. Pero es muy muy grande esta serie.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »