Review This is Us: The Best Washing Machine in the Whole World

this-is-us

Hemos sobrevivido a una semana sin This is Us a causa de las elecciones estadounidenses, pero por fin nos hemos puesto al día. ¿Qué vamos a encontrar en el capítulo de hoy? A grandes rasgos, a unos hermanos Pearson adolescentes… ¡Bienvenidos a los noventa!

El episodio comienza igual que acaba: con Jack y Rebecca hablando de la lavadora. Esa lavadora que comienza a ir mal cuando llegan los bebés a casa y que ha de ser repuesta porque para ella también pasan los años.

De todos es conocida la rivalidad entre Randall y Kevin. Ya adultos encontramos que tienen comportamientos de adolescente: ¿quién corre más haciendo running? Los dos hermanos han quedado para cenar con Rebecca pero ésta les da plantón y tanto Kevin como Randall comparten incómodos silencios. Kevin lleva a Randall a cenar a un restaurante que claramente no va con su hermano. Kevin se ofende al descubrir que su hermano no había visto su serie y sale del restaurante. Ya en la calle, la discusión continúa y en un momento de la misma los dos hermanos ven un anuncio gigante del que será “el nuevo Man-ny”. Kevin reacciona fatal alegando que había sido “sustituido por otro negro”. Salen, cómo no, cosas que no se dijeron en su momento: Kevin se queja del trato de favor que tuvo por ser negro y adoptado. La réplica de Randall es que el trato de favor era para contrarrestar que Kevin le tratara como a un perro y, como tal, Randall intentaba acercarse y Kevin cada vez lo rechazaba más. Ambos hermanos se enzarzan en una pelea física. Terminan en el suelo y cuando Seth Meyers -sí: cameo- pregunta a Kevin si necesita ayuda, éste le dice que no porque es su hermano.

En la línea del pasado vemos una familia asentada, pero con unos Jack y Rebecca a los que les falta comunicación. Jack se olvida de darle un beso al marcharse, Rebecca no recuerda que Jack le contara un acuerdo importante en su trabajo y tampoco encuentra la oportunidad de contarle a su marido la increíble sensación que tuvo al volver a subirse a un escenario después de 10 años. Algo falla. La casa también sufre cambios: las habitaciones dejan de ser infantiles para pasar a ser juveniles, la cocina también cambia. De repente, se convierte en una casa vivida. Tal vez fría. O tal vez ha sufrido el crecimiento de sus personajes. Mientras, Kevin y Randall siguen discutiendo. A Kevin le molesta todo lo relacionado con Randall y, para empeorar las cosas, ambos hermanos juegan al fútbol en equipos rivales. De hecho, siempre que coinciden en un partido, los hermanos acaban peleándose. Ya en casa, la situación es tan insostenible que Kevin deja la habitación que compartía con Randall y decide irse al sótano… con la lavadora.

En el presente, Kate cada vez está más frustrada con el poco resultado que ve en su dieta. Básicamente, pasa hambre para perder unos 300 gramos. En una visita a Tony descubre que éste le es infiel. ¡No! No había otra mujer en el apartamento, sino restos de comida basura. Tony le dice que no quiere hacer dieta, pero que cuando queden comerá como ella para no hacerle sentir mal. Ella finalmente acaba comprando dulces en una gasolinera, un poco por no sentirse acompañada por Tony y otro por ver que todo el sacrificio no le está sirviendo de nada. Ese primer mordisco que le da al dulce es una recaída. Un fracaso.

this-is-us-1

Mientras Kevin y Randall están fuera, Beth le propone a William hacerle unos bollos de marihuana para mitigar los efectos de la quimioterapia. Hay ratos muy divertidos entre ambos personajes. Beth se sincera y confiesa que el hecho de que Kevin esté en la casa le vuelve loca. Su despacho era su refugio, pero ahora estaba ocupado por Kevin. Hay un momento muy bonito en el que William empieza recitando un poema y Beth lo termina. A William se le escapa que le dio el libro a Rebecca la primera vez que la vio y, como consecuencia, a Beth se le pasa el colocón que llevaba de golpe y porrazo. Sabíamos que esto iba a pasar, pero cuando coges cariño a los personajes, en este caso Randall y Rebecca, y entiendes qué les mueve a comportarse como lo hacen, te da pena que se masque la tragedia. Beth ahora está en una disyuntiva: ¿se lo dirá o no a su marido? ¿Y Rebecca? Lo último que vemos es a Beth dejando un mensaje a Rebecca.

Ajenos al descubrimiento de Beth, Kevin descubre que ésta se ha llevado sus cosas al sótano. Lo toma como un guiño del pasado e invita a su hermano a quedarse un rato con él: así que los vemos por fin relajados y disfrutando de un buen rato juntos. Viendo The Man-ny (los episodios de Kevin), claro.

this-is-us-2

En cuanto a Jack y Miguel: atención a una escena que, por breve, no me parece inocente. Cuidadito con la secretaria de Miguel. ¿A ti también te han saltado las alarmas? Y qué quería decir con la frase de “tu mujer debería haberlo hecho”. ¿Coquetea con Miguel o con Jack?

Volvemos al pasado. Un cansado Jack pide a Rebecca que apague la luz de la habitación. Ella se va sola a la cocina. Kevin la reclama para quejarse de la lavadora. Rebecca se toma sus cereales mirando la lavadora. Recordando la lavadora. Esos recuerdos en tonos setenteros felices donde todo era bullicio. Una pareja sin niños en la lavandería. Una pareja con recién nacidos que ve que la lavadora no aguantará tantos lavados de tanta ropa. Unos niños que hacen una fiesta de la espuma cuando la lavadora, la mejor lavadora del mundo, se estropea. Una lavadora que evoca nostalgia por los cuatro costados. Rebecca que se siente sola. La diferencia entre el principio y el final del episodio está en la imagen. Lo que al principio nos parecían agobios al final entendemos que son preciosos recuerdos en la memoria de Rebecca.

NBC ha creado una lista en Spotify con la música de los episodios. Aquí tienes la lista oficial:

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review This is Us: The Best Washing Machine in the Whole World
5 (100%) 2 votes

Categorías: Reviews This is us Etiquetas: , , ,

5 comentarios

  1. Miriam

    No se si soy la única que lee las reviews, pero voy a dejar constancia de que lo hago 😉
    Me encanta como están redactadas, el sentimiento que se plasma, tanto como al ver el capítulo. Conozco el blog desde hace varios años, comento poco (casi nada) pero quería daros las gracias por hacer estas reviews que emocionan tantísimo y te hacen revivir el capítulo. Nos leemos la semana que viene!

    Saludos 🙂

    • Guille

      No estás sola, Miriam, al menos somos dos leyendo estás reviews. A mi también me gusta mucho el equilibrio entre descripción de las tramas y análisis de los personajes y elucubración respecto al futuro de los personajes. Me gusta esta serie porque de una historia que aparentemente no tiene mucha chicha contada linealmente, se ha sacado algo bastante interesante a nivel narrativo.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »