Review This is Us: Jack Pearson Son

this-is-us

En el día de los enamorados de los 90 Jack y Rebecca tienen un plan que parece ser tradición de pareja. Este plan irá después de la actuación de Rebecca, que cada vez está más involucrada en su faceta de cantante. De hecho, prevé ir de gira con el grupo y le surgen dudas. Dudas e inseguridades por dejar a Jack al mando de todo con tres adolescentes: Kevin ya con relaciones sexuales, Randall con ataques de ansiedad ante la presión autoimpuesta y Kate… Kate adolescente. Es 14 de febrero. Y Jack y Rebecca tienen un San Valentín diferente. ¡Comentemos!

Jack sigue animando a Rebecca a irse de gira. Pero no nos engaña: no le gusta la idea. Así se lo confiesa a un Miguel amigo de Jack que confiesa querer estar “en el mercado” de nuevo y que accede a ir a ver la actuación de Rebecca esa noche. A Jack no le gusta el compañero de banda de Rebecca. Será después de la actuación cuando descubrirá que Rebecca y él tuvieron una relación. Jack acusa a Rebecca de haberle engañado y finalmente no celebran San Valentín… Jack va solo al restaurante donde pensaban ir y acaba bebiendo alcohol. Esto hace saltar las alarmas, ¿no creéis? La relación de Jack y Rebecca, la muerte de Jack… sabemos que nos acercamos al final de la temporada y nos preguntamos si estos últimos datos son pequeñas pistas. Esperemos que no. Jack y Rebecca se merecen terminar bien, ¿verdad? Aún sabiendo el triste final de Jack…

He ido rápido por el pasado porque lo verdaderamente importante está en la línea del presente: Kate y Toby deciden conocerse, Kevin deambula nervioso esperando el estreno de su obra (que es esa misma noche) y Randall…

Randall está roto. Tiene demasiados frentes abiertos y no sabe cómo afrontarlos. El más fuerte: la débil situación de William.

Voy primero con Kate: tras ser expulsada del campamento (es lo que pasa cuando le cantas las cuarenta al hijo de los dueños) decide ir a hablar con Toby. Ambos están de acuerdo en que todo entre ellos ha sido muy rápido, pero no se conocen, así que deciden preguntarse ABSOLUTAMENTE todo: desde cosas sin importancia como su vida de jóvenes o si son de gatos o perros, a cosas más importantes como la intención de suicidarse de Toby después de separarse de su mujer o la muerte de Jack. Kate no nos lo iba a poner tan fácil. Hay un momento de silencio en el que parece que sí, que ya, que por fin se desvelará el misterio, pero Kate no puede. Lleva mucho tiempo encerrado como para sacarlo ahora. Lo hará. No hay presión por parte de Toby. ¿O tal vez sí? Toby decide unilateralmente posponer la boda porque considera que quiere casarse con alguien dispuesto a hablar de cualquier cosa y la muerte de Jack todavía es un impedimento para ella.

Por su parte, Kevin, como es natural, está nervioso por el estreno. Corre con su hermano por la mañana, después lo visita en la oficina y en ambas ocasiones ve que Randall no está bien. Durante la mañana ve cómo tiene que parar y después en la oficina ve que no es él. No encuentra las cosas, está nervioso…

Como Randall no es una opción, quizás Rebecca lo sea para tranquilizarlo. Cuando va a su casa, Miguel le dice que Rebecca no está, pero le invita a esperarla mientras toman algo. Por segunda vez (la primera fue en Acción de gracias, ¿recordáis?) hay un acercamiento a Miguel como pareja de Rebecca… y no como amigo de Jack. Miguel tiene unas palabras muy tiernas para Kevin. Le dice que cuando a él le pasa algo “habla” con Jack. Y que el parecido entre Jack y Kevin hace que le duela aún más el hecho de que Kevin rechace a Miguel, porque tener a Kevin cerca hace que sienta a Jack cerca, pero sin la cercanía de un amigo. Miguel le da a Kevin un mensaje tajante: “eres el hijo de Jack Pearson, haz lo que haría tu padre”. Y es toda una inyección de energía para Kevin. Cuando se despiden, éste le dice que no-no le gusta y Miguel sonríe: “es un comienzo”. Y tal vez lo sea tanto para Kevin como para nosotros, ¿verdad?

Randall está sobrepasado por todo lo que le rodea: William está cada vez más débil, en el trabajo siente amenazadas las cuentas que lleva y para empeorar las cosas, Beth pasa unos días fuera para cuidar de su madre y esto hace que se vea obligado a contratar una enfermera que William no quiere. Demasiados flancos abiertos para él. Además, sigue su temblor de manos, su ansiedad y la falta de visión. En la línea del pasado vemos que esto no es nuevo: un adolescente Randall ya sufría ataques de ansiedad porque se autoexigía demasiado. Por suerte para él, Jack era capaz de amainar esos ataques respirando y reconfortándolo. El Kevin adolescente era consciente de esos ataques. Los veía, pero no hacía nada.

A cinco minutos de entrar en escena y con el teatro lleno, Kevin recibe una llamada: Randall no podrá asistir al estreno. Las últimas palabras de Kevin antes de abrirse el telón son:“estoy pensando qué haría mi padre”. Porque sí: Kevin es el hijo de Jack Pearson. ¿Y qué haría Jack? Pues ir en busca de su hermano, un hermano que llora desconsolado y solo en el suelo de su oficina.

¿Te ha gustado este episodio? Pues atento al tweet de This is Us respecto al siguiente…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »