Review This is Us: Clooney

this-1

Ella Fitzgerald y un gato feo. Así comienza el episodio de hoy. Clooney es el nombre del gato callejero que cuidaba William. Randall vuelve al edificio de apartamentos donde vivió su padre biológico. Allí le entregan una caja con cosas de William: un jersey, cuadernos, dibujos. Randall comprueba el estado de las viviendas de los que fueron vecinos de William. De casi todos, ya que entre los escritos había un poema de amor y Randall supone que la amada de William era una vecina.

Kevin por fin abandona la clínica de rehabilitación. ¿Os acordáis de la intensa sesión que tuvo lugar en la clínica en el episodio anterior? Ahora decide pasar una temporada en casa de su madre. Y con Miguel.

Rebecca está feliz de tener a Kevin con ella, pero no nos engañemos, también incómoda cuando coincide con Kevin y Miguel en la misma habitación. Una de las primeras cosas que decide hacer Kevin es ir a comprar comida, así que Rebecca y Kevin deciden ir juntos al supermercado. Miguel se apunta también y eso no le sienta muy bien a Kevin; y para serte sincera, a mí tampoco. Pero Miguel se justificará minutos después y es una justificación más que válida: sigue sumando puntos. ¿La justificación? No dejará sola a Rebecca con Kevin. Después de aquella sesión en la clínica, Rebecca ha estado rota y él no va a permitir que vuelva a pasarle. El motivo para ir al súper no es otro más que para proteger a Rebecca de Kevin. Kevin se justifica diciendo que es su hijo y Miguel le responde que él es su marido.

“Mi padre es su marido”

La cara de Miguel es de dolor auténtico y la reacción inmediata de Kevin después de que se marche Miguel es de arrepentimiento absoluto. Horas más tarde, Kevin le pedirá disculpas a Miguel por lo que le dijo, y se atreverá a preguntarle si ya estaba enamorado de Rebecca de joven. Es precioso oír a Miguel describir a Jack (no olvidemos que eran amigos) y Rebecca como uno solo. Para Miguel, en aquella época era impensable amar a Rebecca. Pero ahora sí. Y zanja la discusión con un rotundo

No me voy a ninguna parte

En la cocina, Kevin también pregunta por su relación a Rebecca. No es apasionada. Y casi podría definirse como una sorpresa: para alguien que al fallecer su marido no cuenta con volver a ser feliz, descubrir que pueda aparecer una persona y darle paz… y hacerle reír. Rebecca está tranquila con Miguel.

En el pasado los Pearson van al centro comercial: Kate necesita un vestido para una fiesta, Randall también se apunta y a Kevin lo fuerzan a ir y abandonar su estado de pena por no poder volver a jugar al fútbol. En el centro comercial descubrimos parte del origen del problema con el peso de Kate: se prueba su talla y le sienta bien, pero se exige más así que se prueba una talla menor. Autoexigencia que confiesa a Madison (sí, Madison del grupo para perder peso) en el presente.

this-2

En el mismo centro comercial, Kevin y Jack se encuentran con Miguel, que no está de muy buen humor porque acaba de saber que su ex se ha comprometido. Jack intenta animarle y Kevin se queja porque dice que a veces es necesario, y está bien, sentir pena. Jack lo entiende y decide acompañar a su amigo y a su hijo con sus penas a la zona de restaurantes del centro comercial. Kevin acusa a su padre de no haber perdido un sueño. Jack no dice nada, pero Miguel -bravo Miguel- pone en conocimiento de Kevin el sueño abandonado por Jack: Big Three Homes. Más tarde, mientras Jack ayuda a Kevin a probarse un traje, éste le da las gracias. ¿Es un gracias extensible a los sueños perdidos de Jack? Probablemente sí.

Randall también saca provecho de su visita al centro comercial: pide una cita de una manera muy tierna a una chica que trabaja allí, trucando una bola del número 8. Ya de vuelta, Jack y Rebecca hablan. Jack retomará el sueño de Big Three Homes. Como en el pasado, no será el momento… pero como Rebecca dice en modo de apoyo: “lo hará más interestante”. Hablan, se dan la mano, suena Ella Fitzgerald y la cámara enfoca el detector de humos. “¿No hemos olvidado algo” pregunta Rebecca. Las pilas.

En una entrevista durante la temporada pasada, Milo Ventimiglia decía que no era tan importante saber cómo murió Jack sino en qué punto de su vida murió: en qué punto de Jack con sus hijos y con Rebecca. Si recordáis el inicio de esta temporada fue convulso: Rebecca y Jack separándose, el alcoholismo de Jack. El Jack que vemos está tranquilo, ilusionado. Feliz con Rebecca. Milo tenía razón. Lo importante es saber en qué punto están los personajes en el momento de la muerte de Jack. Y ese momento cada vez está más cerca. Y ese detector de humos no ha hecho más que recordarlo.

Termino con Randall. Randall econtró a la enamorada de William: era Ella Fitzgerald. Pintada en la pared del edificio de al lado. Su vecina. Randall ha tomado una decisión: comprar el edificio para ofrecer una vida digna a los inquilinos. No sé si Beth va a soportar otra de las “locuras” de Randall. En el episodio de hoy ya le ha rogado que vuelva a trabajar…

Nota del autor
4,5
Vuestra nota
Review This is Us: Clooney
3.7 (73.33%) 3 votes

Categorías: Reviews This is us Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »