Review This is Us: Career Days

this-is-us

Una semana más, acompañamos a Jack y Rebecca en su viaje por la madurez. Un maravilloso viaje que nos explica el origen de Kevin, Kate y Randall. Y, una semana más, te digo que si aún no lo has visto dejes de leer aquí y, después de ver el capítulo, me acompañes para opinar sobre Career Days.

Vemos el día a día de la joven pareja: Jack trabaja en la construcción. En casa, Jack aparece agobiado con tres niños, una calculadora y un lápiz. Hace números y decide cambiar de trabajo: necesitan más dinero y pronto tendrá un cubículo donde colocar una foto de su familia. Sin embargo, apreciamos que lo que de verdad desea es fundar una constructora por su cuenta: Big Three Homes. Tanto es así que su amigo Miguel, recién promocionado, le dice que quiere contar con él y Jack rechaza la oferta… que Miguel prorroga por una semana.

En el presente, como suele pasar en esta serie, hablamos de los trabajos de los hermanos Pearson. Por un lado, Kate consigue lo que parece ser el trabajo perfecto para ella: asistente de una mujer cuya hija es una borde adolescente. Kate se ve en una encerrona cuando su nueva jefa le pide que lleve a su hija a una cita con sus amigas. La niña no se separa de su móvil y sigue con su exasperante actitud. Kate la echa del coche.

Lejos de ser despedida, hay un momento de sinceridad entre Kate y su jefa. Ésta le confiesa que el hecho de ser obesa fue casi decisivo a la hora de obtener el trabajo con el fin de mejorar la relación con su hija. Llegan al acuerdo de tener una relación estrictamente laboral. Con todo y con eso, Kate le hace una confesión a la niña: de pequeña tendía a compararse con su madre, lo que provocó inseguridad y dejar de comunicarse con ella, de lo que se arrepiente. Es una confesión como advertencia para que la hija de su jefa no cometa los mismos errores. ¿Mejorará así la comunicación Kate-Rebecca?

Pasamos a Kevin, que está centrado en su obra, claro, pero los ensayos son un desastre. Tiene una cita curiosa con su compañera de reparto: quedan en un memorial service. O sea, un encuentro en casa de un fallecido donde los conocidos del mismo dan el pésame a la familia. Kevin y su compañera se hacen pasar por un matrimonio. ¿La intención? Mostrarle a Kevin el dolor por la muerte de un ser querido para ayudarlo en sus ensayos. Kevin se enfada y encuentra a la viuda en la cocina. Hay un momento muy tierno donde vemos a un Kevin vulnerable recordando la muerte de su padre. Los guionistas son muy listos y no nos dan la pista de la edad que tenían los hermanos Pearson cuando falleció Jack. Kevin sólo dice que fue “hace mucho tiempo” y confiesa haber estado enfadado con su padre por morir, haber dejado de comer, despertarse llorando, tirar todo lo que pudiera recordarle… Kevin se confiesa y apunta también que lo único que tiene de él es un collar que nunca se quita. La viuda y él se consuelan mutuamente.

Se produce también un encuentro sexual entre su compañera de reparto y Kevin. Para sorpresa de éste, cuando vuelven a los ensayos su compañera le dice que no volverá a ocurrir. ¿Seguro?

this-is-us-1

¿Y Randall? Podría decirse que en torno a él y a su padre gira este capítulo… El Randall del presente prepara una charla para dar ante padres y niños del colegio de sus hijas. Cada padre explica a qué se dedica. ¿Os acordáis de Chandler (Friends)? Ninguno de sus amigos sabía a qué se dedicaba… pues a Randall le pasa algo parecido. Ni su mujer sabe decir con claridad cuál es su trabajo. Esto, y descubrir una rama artística en su padre biológico, hace que sienta que tal vez debería intentarlo. Para ello, en el Career Day del colegio desafina una canción que explica su trabajo… aunque no te creas que lo deja muy claro.

En los ochenta nos encontramos en el despacho de la directora del colegio. A Jack y a Rebecca les comunican que Randall es un superdotado y les sugieren llevarlo a un colegio acorde a su nivel. Jack se niega a pensar que uno de sus hijos es más especial que otros, mientras que Rebecca, en cambio, entiende que es una oportunidad que no le pueden negar a Randall.

La negación de Jack es egoísta: le confiesa a Rebecca que quiere intentar cumplir su deseo de crear la constructora que tanto soñaba. Rebecca lo entiende y le apoya. Sin embargo, Jack habla con la madre de unos amigos de Randall quien le hace abrir los ojos: Randall es especial y ella no va a decirle que no lleve a su hijo a un colegio de niños blancos.

En la oficina, Jack pone a prueba a Randall y hay un momento muy especial padre-hijo: Randall es inteligente. No solo en las asignaturas, sino también para entender que él es diferente y que considera que es mejor no destacar. Así que Jack le dice que, pese a que procuran educarles de manera que los tres sean iguales, entiende que Randall sea diferente y que debe destacar de la mejor manera posible en esa diferencia. Así pues, Jack archiva su deseo de independizarse y entra en el despacho de Miguel para trabajar con él. Me gusta cómo le explica a Randall el cambio de rutina mientras le enseña a ponerse la corbata: Randall irá a un colegio, Kate y Kevin a otro y por la noche toda la familia estará unida de nuevo.

El Randall del presente confiesa a su familia que le gusta lo que hace y verdaderamente se le ve satisfecho. Jack se ponía una corbata porque tenía que hacerlo. Randall lo hace porque le gusta. La corbata es el símbolo. Símbolo del “sacrificio” de Jack. Símbolo de los logros de Randall. Si además le pones de fondo “If I ever was a child” de Wilco, ya hace que el capítulo sea redondo. ¿Y tú, cómo has vivido este Career Days?

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review This is Us: Career Days
5 (100%) 4 votes

Categorías: Reviews This is us Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »