Review This Is Us: A father’s Advice

this-is-us-2x01

El otoño huele a This is Us. Qué alegría volver a encontrarnos con los Pearson y sus satélites, especialmente después de cómo nos dejaron con aquella Season Finale. ¿Dónde arranca esta segunda temporada? Hay dos puntos a destacar: el primero es que arranca donde el episodio piloto que tanto nos removió: en el 37 cumpleaños compartido de los Big Three. El segundo es el punto de partida exactamente donde lo dejaron todos y cada uno de los personajes principales.

Refresquemos la memoria: ¿dónde nos habíamos quedado? Jack y Rebecca tienen una gran discusión. Jack se marcha a casa de Miguel. En la actualidad, Randall quiere adoptar un niño, Kate quiere ser cantante y Kevin recibe una llamada para hacer una película en Los Angeles.

El capítulo abre con la voz de William narrando un poema suyo. A su hijo. A Randall. Mientras, vemos cómo Rebecca recoge a sus hijos adolescentes el día después de la fiesta. Los chicos sospechan que algo pasa. Se dirigen hacia un Diner y allí Jack y Rebecca les comunican su decisión de estar separados por un tiempo. La reacción de los chicos es huir. Kate se posiciona y quiere ir con Jack, pero no lo hará. Todos se marchan.

La familia está quebrada. Rebecca intenta de alguna manera dar algo de normalidad y se lleva a los chicos al cine a ver una película de Tom Hanks… ¿Cuál? No lo menciona, pero hemos de suponer que era una de sus comedias románticas. Yo voto por “Algo para Recordar”. Tom Hanks por entonces hizo muchas, muchísimas películas -si no me crees, aquí tienes su filmografía-. Será aquí donde sabremos que Randall se marchó de la fiesta y llegó en el peor momento de la acalorada discusión entre Jack y Rebecca. También, tal vez, comprenderemos que este es un motivo más por el que Randall siente debilidad por su madre.

¿Cómo vive Jack esa separación? En una fase de negación. Jack está convencido de que Rebecca llamará y le pide a Miguel que no le ponga sábanas porque las sábanas son para invitados que se quedarán mucho tiempo. Miguel va ganando puntos. No dice lo que piensa porque sabe que puede hacerle daño a su amigo y sí tiene una frase amable y en cierto sentido esperanzadora. Y es que Jack y Rebecca se complementan. Se hacen mejor el uno al otro.

¿Qué pasa en el tiempo presente? Randall tiene “baby fever”. Y eso espanta a una Beth que cada vez está más cansada. Cada vez me gusta más Beth. Es sincera. No quiere adoptar un niño y Beth sólo ve que “hacer únicamente lo que quiere Randall se está convirtiendo en un patrón extraño”. Por cierto: Beth fuma de mentira y comparte cigarrillos de mentira cuando se enfada. En serio.

Randall, al ver que no es acompañado por Beth en la ilusión por adoptar un niño, visita a Rebecca y le pregunta si estuvieron de acuerdo en todo momento ella y Jack para adoptarle. Éste será un flashback bonito y triste a la vez. Rebecca no quería adoptar a Randall. En la pareja de Rebecca y Jack uno de los dos ha de empujar al otro en algún momento. En el hospital fue Jack, porque Jack tenía claro que Randall sería hijo suyo. Y aunque Rebecca no quería, cedió porque Jack estaba convencido de ello. Y no se arrepintió porque Randall es la debilidad de Rebecca. Más allá del flashback y de las preciosas palabras de Rebecca, entendemos que las parejas son complicadas y distintas. A Randall no le vale que uno de los dos miembros tenga que empujar al otro en determinadas circunstancias para según qué cosas. Randall es perfeccionista y tiene su perfecta familia dentro de su perfecta vida. Beth y Randall se complementan en su perfecta imperfección y encuentran un término medio a la hora de adoptar. Beth, llevada por el recuerdo de William, sugiere adoptar, no un bebé, sino un adolescente que necesite una familia.

this-is-us-2x01-1

Kate quiere acudir a una audición y sus nervios son aplacados por un Toby que intenta hacerse hueco ante Kevin. Sí, hasta Toby tiene un cuñado. Y aunque intenta entender y no interferir en la relación especial de los mellizos, esto no impide que estalle contra Kevin porque éste no deja a la pareja tener su espacio. Será esta discusión la que abra los ojos a Kate para darse cuenta de que ya es lo suficientemente mayor como para enfrentarse a sus miedos ella sola. Uno de esos miedos será la audición donde será rechazada, no por su peso ni por su edad, sino por su actitud. Lo cual está bien porque hará que Kate sea más independiente y tal vez se sienta más segura.

Kevin rueda la película y no puede celebrar el cumpleaños con Sophie. Me gustan Kevin y Sophie. La comparación de las Kardashian con los Gremlins es de lo mejor que he oído en semanas.

De vuelta al pasado, Rebecca no llama a Jack. Directamente se presenta ante él y llora sentimientos. Ellos no son así. Y es verdad, tiene razón. Ellos arreglan los problemas juntos. Y cuando parece que todo va a ir bien, Jack nos deja sin habla reconociendo que tiene un problema con la bebida. Que lleva borracho semanas. Fundido en negro. Y cuando lo sientes por los dos, llega una esperanzadora llamada a la puerta. Rebecca no se ha ido. “Sube al coche”. Porque así son Rebecca y Jack.

“Todo va a estar bien” se oye mucho en el capítulo. En el coche donde sube Jack llevado por Rebecca también. Solo que nosotros sabemos que no va a estar todo bien. En un pequeño avance en el tiempo de ese pasado no tan perfecto vemos a Randall y Kate llorando y a Rebecca conduciendo hacia su casa. En el asiento del copiloto las pertenencias de Jack. Y un grito al ver la casa quemada.

El capítulo abre con el poema de William. Es mejor amar y perder que no haber amado.
El capítulo cierra con el final del mismo poema. Un consejo de padre a hijo: “procura no perderlo todo”


Categorías: Sin categoría

4 comentarios

  1. sofi

    Buen inicio de temporada. A mi también me encantan los Pearson y disfruté mucho este primer capítulo.

  2. Miriam

    Han vuelto!! Han vuelto estas fantásticas reviews donde se vuelve a vivir el capítulo con los mismos sentimientos.

    Jack y Rebecca son únicos, la manera que tienen de apoyarse, de salir juntos de cualquier situación, sea buena o mala. Y ese final que tendrá Jack, me da tanta pena, al menos no han querido hacerlo rápido en plan, accidente por ir borracho, porque Jack se merece mucho más, un final mucho mejor para ese gran personaje.
    Y luego están Beth y Randall, ¿Cómo esa mujer es tan fantástica y maravillosa?, se merece estar en un pedestal, entiende tan bien a Randall, y lo quiere tanto por como es. El momento fumando de mentira fue fantástico.

    Gracias de nuevo por volver con esta gran serie. Nos leemos la próxima semana 😉

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »