Review TWD: Say the word

The walking dead continúa con su ritmo frenético y nos ofrece Say the word, quinto capítulo de la temporada que tiene lugar justo tras Killer within. Mostrando las consecuencias de lo ocurrido en la prisión y un ultimátum en Woodbury, Say the word ha tenido más de una escena clave que será muy recordada de aquí en adelante.

La primera escena relevante ha sido la del Gobernador con su hija, Penny. No es que haya sido previsible, pero se veía venir algo así debido a tanto plano de la foto de él con su desaparecida familia. Otra posibilidad era la de tener las cabezas de su mujer e hija sumergidas en agua, pero hubiese sido repetitivo y no hubiese impactado lo suficiente. El mantener a su hija caminante en su casa y seguir cuidando de ella es otra cosa que se suma a la lista de elementos perturbadores del nuevo villano que se está construyendo poco a poco y muy correctamente, sin ninguna incoherencia.

El segundo momento clave también ha sido en Woodbury. Aunque no ha sido impactante, sino más bien raro. La reacción de Andrea es la misma que hemos podido tener nosotros como espectadores: en lugar de horrorizarnos nos hemos extrañados. Pues el espectáculo que realizan no llega a ser algo tremendamente horrible, de hecho tampoco llega a ser muy original, simplemente sustituye leones por caminantes. Pero sorprende, más que el acto en sí, el público. No sólo acuden los típicos secuaces malotes del Gobernador, si no familias enteras, padres que suben a sus hijos a los hombros para que vean mejor. Hace siglos era común ver a niños presenciar como gladiadores se masacraban entre sí. Actualmente se reduce a personas con animales. Y en The walking dead el ser humano está sufriendo, poco a poco, una regresión hacia un estado más salvaje.

La tercera y última secuencia importante es el cliffhanger, de los cuales la temporada no abusa, pues con lo densos que son algunos capítulos ni siquiera es algo necesario. En sí, es importante todo lo que le pasa a Rick tras la muerte de Lori, ya que es esencial para tener como consecuencia la escena que cierra el capítulo. Suena un teléfono en una sala de máquinas apartada de los bloques de celdas y Rick contesta. La identidad de quien está al otro lado la conoceremos en Hounded, pues con el ritmo que está llevando la serie dudo muchísimo que ahora quieran intrigarnos con algo como eso.

Dejando a un lado estas tres escenas, el resto del capítulo ha venido a ser algo más normal de lo habitual. La pequeña aventura de Michonne en la cual descubre los caminantes presos no es más que mero relleno para obtener un par de escenas de más. Su conversación con el Gobernador ha sido prescindible, pues apenas ha afectado a la discusión que lleva arrastrando con Andrea y ya se ha visto qué opina éste sobre la espadachina. Del mismo modo que el momento con Merle teniendo que ir a por más muertos para esa noche, realizado únicamente para provocar más suspense respecto al evento nocturno además de incluir más gore.

No en vano el capítulo está dirigido por Greg Nicotero, famoso encargado del maquillaje para efectos especiales que ya dirigió Judge, jury, executioner y las dos series de webisodes Torn apart y Cold storage. Esto no quiere decir que cada capítulo dirigido por él tenga que contener sangre y vísceras por que sí, pero es mucho más probable siendo quien es. Además que, por lo visto, su estilo de dirección se asemeja más al común de televisión en lugar de al habitual cinematográfico de las series de cable. Por lo tanto, es adecuado para un capítulo tranquilo tras tantas entregas llenas de momentos tensos y relevantes para la trama principal.

Una de las peores incoherencias que restan puntos al capítulo ha sido lo de Carol. Dada por muerta sin apenas encontrar su cadáver en un sitio cerrado, mientras que a Sophia se la buscó durante media temporada. Es todavía menos creíble que Daryl no salga corriendo a buscarla y que acepte su muerte tan rápido. Pero ponle un bebé en las manos y está todo solucionado. Por otro lado, Rick abriendo en canal al caminante que a devorado el cadáver de Lori es ligeramente confuso, pues no se iban a mostrar los huesos de la difunta, pero es una escena cuya comprensión no es del todo fácil.

Hablando de Say the word como adaptación: hay que destacar que pese a ser casi un capítulo de relleno y contener escenas que en pantalla necesitan mucho más tiempo que en papel, como la reacción y aceptación de Rick ante la muerte de Lori, la serie continúa con el vertiginoso ritmo de adaptación que lleva esta temporada. El capítulo empieza a incluir elementos del arco argumental Here we remain, centrado en la pérdida de la mujer de Rick.

Con tanta buena racha era de esperar un episodio así, no completamente de relleno pero sí de transición, pues de aquí en adelante Rick no será el mismo y Andrea, ahora sola en Woodbury, no tardará o en llevarse alguna sorpresa más o en verse indefensa sin Michonne. Tampoco supondrá ningún problema si los próximos capítulos son así de tranquilos, pues visto lo visto durante estas semanas, la midseason finale tiene pinta de poder sorprendernos con cualquier cosa y hacer que olvidemos de una vez por todas la fatídica temporada dos.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review TWD: Say the word
4 (80.67%) 90 votes

Categorías: Reviews The Walking Dead Etiquetas: , , ,

115 comentarios

  1. […] 3×05 Say the Word: Rick trata de superar la muerte de un ser querido mientras el Gobernador enseña de verdad quién es en una primera escena en la que acaricia a su hija… zombie (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »