Review The Walking Dead: Mercy

twd801-1

Tras casi siete meses de respiro, regresa The Walking Dead, en la que ya es su octava temporada. Hace ahora un año, fuimos testigos del punto más bajo en la historia de Rick, destruido por la violencia insensible de Negan. Pero, como esperábamos, ha conseguido recuperarse y volver a ser el líder que siempre fue. Con más fuerza que nunca, con más seguidores y dispuesto a luchar por un futuro mejor. Nos espera una guerra dura y cruel, pero necesaria. Tal como dice el propio Rick, arengando a las fuerzas conjuntas de Alexandria, Hilltop y el Reino, “este mundo es nuestro por derecho y lucharemos todos juntos por ello”. Un comienzo que promete ser épico para una temporada con un objetivo final muy claro. Y Rick es quien mejor lo sabe: “Solo hay una persona que debe morir y lo mataré yo mismo”. Aunque todos sabemos que eso no será tan sencillo.

Siempre me ha emocionado la arenga del día de San Crispín, cuya festividad -por cierto- se celebró el 25 de octubre. El discurso fue escrito por Shakespeare, el “Bardo” al que hace referencia Ezekiel, y puesto en boca del rey inglés Enrique V antes de enfrentarse a los franceses en Azincout. Ese en el que, justo antes de la batalla, califica a todos sus seguidores como unos “hermanos de sangre”, unidos de forma fraternal en la búsqueda de un futuro mejor. Y ahí tenemos a los ciudadanos de las tres comunidades, llevando cada uno el color de su ciudad pero dispuestos a guardarse las espaldas unos a otros en pos de la victoria final. Y para dar un impulso más a este momento sentimental, no podían faltar los discursos de los tres líderes: Rick, Ezekiel y una Maggie, que ya se ha establecido definitivamente como la voz de Hilltop.

twd801-2

No se si será la euforia del momento, pero me parece que todos dan por segura la derrota de Negan aunque sospecho que las cosas van a ser algo más complicadas. Como, por ejemplo, cuando Rick le asegura a Maggie que ella será quien dirija a las comunidades a partir de “mañana”, en cuanto hayan conseguido la paz. Quizá ese mañana tarde todavía bastante en llegar. Lo que nos lleva a uno de los momentos más extraños del episodio, esa especie de visión en la que Rick se ve a si mismo en el futuro. Sabemos que se trata del futuro por la barba crecida y canosa del propio Rick y la presencia de Judith, al menos cinco o seis años mayor que la última vez que la vimos. ¿Se trata de una premonición? ¿Hay algún mensaje oculto en esa gran figura de un búho que tanto interés tiene en mostrarle?

A falta de encontrar respuestas a estas preguntas, nos centraremos en el plan de ataque a los Salvadores que, como me suele ocurrir con cierta frecuencia, me ha dejado bastante confuso. Rick y los suyos no han tenido mayores dificultades en plantarse frente a Santuario, a pesar de que en ocasiones anteriores se había mostrado como una fortaleza casi inexpugnable. Supongo que la información suministrada por Dwigth tiene mucho que ver con ello, pero no deja de producirme una cierta decepción. El caso es que la situación ha permitido un nuevo intercambio de bravuconadas entre Rick y Negan, además de otra vergonzosa aparición de Gregory, el antiguo líder de Hilltop. Una vez predije que este personaje acabaría como pienso para caminantes y espero que ese destino esté a punto de cumplirse. En cualquier caso, la intención no era atacar frontalmente Santuario sino tan solo abrir camino para una horda de walkers que han sido conducidos hasta allí por Daryl, Carol, Morgan y Tara.

twd801-3

Y aquí se produce otro de esos momentos que me dejan perplejo. En medio de la confusión, cuando los caminantes están destrozando todo a su paso, los atacantes se retiran. Sin comprobar los daños afligidos a la base de su enemigo y sin ni siquiera hacer un esfuerzo por asegurarse de la muerte de Negan, el objetivo que antes se antojaba prioritario. De hecho, con las prisas, quien se queda atrás es el padre Gabriel, cuyo final temo que sea similar al que le deseo a Gregory. Eso, claro, si antes no tiene que vérselas con el propio Negan en persona. El objetivo de abandonar Santuario es atacar las bases secundarias de los Salvadores, que serán acometidas por separado. Supongo que la intención es acabar cuanto antes con todos los posibles puntos de resistencia sin que puedan llegar a coordinarse pero, ¿realmente hacía falta tanta prisa?

Y para concluir con este rapido repaso al comienzo de la nueva temporada, solo nos queda acordarnos de Alexandria. Allí se han quedado algunos personajes importantes como Michonne, Carl o Rosita, que forman algo así como el equipo de retaguardia. Si todo sale bien, tan solo deberán asegurarse de que las cosas continúan funcionando hasta el retorno de los guerreros. Pero no creo que nadie espere que vaya a ser así, ¿verdad? Mucho menos cuando Michonne le ha prometido a Carl que “éste será tu espectáculo”. ¿Estará relacionado con el misterioso desconocido de la gasolinera? Sea como sea, el regreso de The Walking Dead nos ha traído la promesa de más acción, más enfrentamientos, momentos sanguinarios y una buena dosis de caminantes. ¿Qué más podíamos pedir?


Categorías: Sin categoría

3 comentarios

  1. Regularcillo el capítulo… Idas y venidas en el tiempo sin ton ni son, discursitos eternos, mucho extra de relleno y al final un ataque más bien cutre. No explico más por no espoilear pero esperaba mucho más del regreso de Walking Dead.

  2. Doctor Caos

    Él plan fue un pensado con los pies. Que no era más fácil arremeterlos a tiros, apenas salieron los salvadores? Eso de dar oportunidades no funciona.

    • Jma

      He visto mas precisión en los tiroteos en algunos episodios del Equipo A.
      No quiero bajarme de la barca todavía, pero hace aguas.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »