Review The Pillars of the Earth: Battlefield

Review The Pillars of the Earth: Battlefield

Me pregunto si lo estaréis pasando mal aquellos que no habéis leído la novela de Follet, porque realmente hay momentos muy impactantes en esta historia que te dejan con el alma en vilo deseando saber como terminarán por resolverse los acontecimientos. Cuando lees el libro puedes quedarte despierto toda una noche leyendo, pero aquellos que tenéis que esperar una semana para saber como se resolverá todo, probablemente estáis sufriendo un poquito. De hecho, yo que he leído el libro y que más o menos sé lo que va a pasar, estoy deseando ver el siguiente episodio. Por ahora analicemos el cuarto, que en mi opinión ha sido brillante.

El cuarto episodio me ha parecido excelente; hemos tenido acción a raudales; un asedio, una batalla, asesinato e intentos de asesinato, traiciones, canciones y un esperadísimo beso. Hemos asistido a las torturas que han infringido a nuestro Philip y hemos visto al rey Sthepen en una jaula. Los Hamleigh, el obispo y Remigius continúan siendo despreciables y traicioneros y nuestros héroes siguen siendo igual de cautivadores y honorables, si bien parece que la vida no sonríe ni a Jack, ni a Philip, ni a Tom, Ellen o Aliena, pues al primero lo hemos dejado en una pila de cadáveres habiendo sido dado por muerto, al segundo con una soga al cuello y a Tom y las mujeres recibiendo terribles noticias.

Han pasado cuatro años desde el episodio anterior, una elipsis de cuatro años es mucho tiempo y a algunos dicho tiempo les ha afectado más que a otros: Maud esta más mayor; el trabajo de los maquilladores ha sido fantástico porque veo el rostro de Maud y percibo como si hubiera pasado el tiempo desde la última vez que la vi. La actriz, Alison Pill, también hace una excelente labor en este sentido porque no sólo me parece que Maud muestra cambios físicos por la edad, también la veo más madura. Parece como si Maud hubiera crecido en estos cuatro años en los que la vida no la ha tratado siempre bien. Al empezar el episodio nos encontramos con Maud sitiada en el castillo de Lincoln, contemplando con horror como su gente muere de hambre sin que ella pueda evitarlo.

MaudMaud

A otro a quien los años le han sentado de maravilla es a Richard, o al tipo misterioso que lucha con el rey Stephen. También Richard ha crecido, no sólo se le nota más mayor desde un punto de vista físico (otro aplauso al fantástico equipo de profesionales que hace esta serie) también se nota que ha transcurrido el tiempo para el joven en la actitud que muestra o en la manera en la que se desenvuelve, muy diferente a aquel Richard apocado que conocimos cuatro años atrás. Este nuevo Richard es un joven apuesto, valiente, con una gran confianza en si mismo y dispuesto a reclamar el título que el rey le arrebató a su padre. No hemos asistido a la evolución de Richard y Aliena, pero sabemos que todo ha cambiado para ellos, Aliena se ha convertido en una comerciante respetada y adinerada y a la par que ha crecido su negocio y la influencia de su hermano en el rey, ha crecido también el mercado de Kingsbridge. Me gusta el momento en el que Aliena dice que es feliz con esta nueva vida, que no siente nostalgia por los tiempos pasados, a pesar de notar la ausencia de su padre y otros seres queridos ama la libertad que le ha dado salir al mundo y alejarse de la ignorancia o la ingenuidad que representaba para ella la vida en el castillo.

Para quien no pasan los años es para la hija de Tom, Martha, quien continúa exactamente igual aunque con otro vestido, la chica parece ser de desarrollo físico lento. Todo lo contrario que su hermano pequeño, el cual ha pasado de ser un bebe de meses a aparentar ocho años en una elipsis de cuatro. O quizás en esa época donde todo era tan duro los niños maduraban antes. En todo caso son licencias sin importancia totalmente perdonables.

Otra cosa que va muy rápido es la construcción de la catedral, cosa que enfurece a Waleran, que ya sabemos que piensa hacer todo lo posible para impedir la construcción del templo o el desarrollo de Kingsbridge. Decide quemar la licencia del rey para el mercado (con la ayuda del malvado Remigius) y luego va a pedírsela a Philip. Me encanta el momento en el que el obispo le dice al prior que se arrodille ante él y Philip se queda inmóvil. Philip es un buen prior y un gran hombre, aunque en ocasiones le puede tanto la ambición como el orgullo. Si bien tiene las ideas claras y no se inclina ni metafórica ni literalmente, ante nadie más que ante Dios.

Tú traicionaste a MaudTú traicionaste a Maud

Philip decide ir él mismo a ver al rey para solucionar el asunto del mercado y de la cantera, posiblemente una de las peores decisiones que ha tomado en su vida pues termina desprovisto de su túnica, habiendo perdido su rosario y sobre un patíbulo con la soga al cuello. Los guionistas han preferido continuar con el doloroso trance por el que esta pasando Philip en el siguiente episodio dejándonos la incógnita de si morirá ahorcado finalmente o no lo hará. Waleran es a todas luces un ser despreciable y parece que disfrutó enormemente viendo torturar a Philip, aunque hay que decir que Philip se comportó valientemente y en ningún momento le dio al obispo el gusto de verle humillado. Herido y magullado si, pero manteniendo la dignidad intacta. Aunque Philip confesó su participación en la caída del conde Bartholomew, dejó claro que fue al obispo a quien acudió con la información y que por lo tanto fue este quien traicionó a Maud, lo que en todo caso no fue muy útil pues de igual manera termina en la horca.

Maud sigue luchando para conseguir el trono para su hijo, y como es de preveer Stephen continua oponiéndose a esta idea. Como hemos dicho el episodio comienza con Maud sitiada en Lincoln, cuando las cosas están peor para ella y los suyos mueren de hambre, llega la ayuda de su hermano Robert de Gloucester, hijo de Henry I. A Robert lo conocimos en el primer episodio y supimos que por ser hijo bastardo no podía aspirar al trono. Cuando acude en ayuda de su hermana somos testigos de una batalla que termina con el rey Stephen y Robert de Gloucester capturados por los respectivos bandos contrarios. Esto dará pie a muchos temas interesantes, del que cabe destacar la actitud de los Hamleigh, familia mermada en número después de que Regan desangrase a su marido, que junto con el obispo Waleran, continúan siendo mentirosos y rastreros e igual escupen al rey que traicionan a la que ahora llaman reina y dicen querer ayudar. Por cierto, parece que la madre de William no quiso subirse al famoso barco…

Aliena y Jack se besanAliena y Jack se besan

Los años también ha pasado para Jack que ha cambiado en la medida en la que realiza mejores esculturas, pero no ha cambiado nada al respecto de lo que en su corazón siente por Aliena y por fin hemos tenido un beso entre ambos, cosa que a Alfred no le habrá gustado nada, pero Alfred es muy mal tipo y no me preocupan en lo más mínimo sus sentimientos. En el momento en el que Jack habla entusiasmado de la piedra y las esculturas (curiosa manera de ligar pero eficiente) he vuelto a quedarme cautivada por este actor, Eddie Redmayne es increíblemente convincente y es un Jack perfecto, absolutamente perfecto.

Jack abre los ojosJack abre los ojos

Hablando de Jack, menudo mal rato debéis haber pasado los que no habéis leído el libro hasta que Jack ha abierto sus ojos, supongo que incluso algunos habréis dado por muerto al pobre muchacho. Por cierto, tiene que ser altamente perturbador despertar de la inconsciencia encontrándose a uno mismo en una pila de cadáveres.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »