Review The Pacific: Iwo Jima

¿Qué ha pasado con The Pacific en el último capítulo? Tras una gran racha de episodios entretenidos, convincentes y con momentos conmovedores y espectaculares la última entrega de la miniserie de la HBO nos da algunos de los minutos más pobres hasta el momento, con un tono blando y de interés prácticamente nulo con la única utilidad de quitarse de en medio al que posiblemente era el personaje menos interesante del elenco protagonista. Sinceramente, no encuentro mucho más que comentar, pero vamos allá.

John Basilone continúa con su tour de propaganda militar a lo largo y ancho de los Estados Unidos, y ya harto de todo (después de recordarnos, otra vez, y otra vez, y otra vez, lo que echa de menos estar en el cuerpo con caras serias y silencios) decide pedir a uno de sus superiores que le ponga a cargo de un cuerpo de marines novatos con el objetivo de compartir sus conocimientos y entrenarlos para ponerlos a punto para el combate.

Así, sin muchas interrupciones, el soldado se pone de camino a la base militar y allí se encuentra con que la división a la que tiene que entrenar está compuesta de dos soldados. Pero como Basilone tiene unos huevos de oro eso no le va a tirar atrás y se dedica a entrenarlos con todas sus fuerzas. Recordando un poco al primer capítulo de Band of Brothers, a lo largo del entrenamiento podemos ver como a Basilone casi se le va la olla y se da cuenta de que tal vez está teniendo demasiado mano dura con los novatos. Más tarde llegaran más novatos para entrenar y como sólo tiene unos pocos días para ponerlos a punto Basilone se dedica a hacer lo que mejor sabe: coger ametralladoras por el mango y correr con ellas con un porte magnífico. Hay que reconocerlo, ahí el soldado ha molado.

Ni siquiera se han molestado en mostrárnoslo, pero parece ser que por la cantidad de sacudidas de mano y risas se ha desarrollado una relación de compañerismo, camaradería y admiración por el líder digna de la mejor división. El vínculo entre Basilone y sus pupilos se ha estrechado poco a poco y éste finalmente ha decidido acompañarlos a la batalla, esta vez a la isla de Iwo Jima. Allí Basilone se encontrará con que sus soldados no estaban realmente preparados para la guerra, y entre el caos de la playa y la necesidad de avanzar y servir de ejemplo saldrá corriendo para enfrentarse con su fatídico destino. Es, sin duda, la mejor escena de todo el episodio: un buen trabajo de cámara, genial fotografía y un plano final increíble, a nivel visual una buena forma de cerrar un episodio mediocre, a nivel narrativo, una excusa para quitarse a un personaje de encima, sin carga emocional alguna. Para tratarse de una serie sobre los hombres que lucharon en la guerra uno esperaría algo más a la hora de despedirse de uno de ellos.

Oh, ¿me olvido algo? No, no por que prefiero imaginar que la tórrida y tópica historia de amor con la señorita de turno no ha sucedido. Pero sí, si lo ha hecho, resulta que la cuñada de alguno de los guionistas, aficionada a las novelas de amor medieval de entrega quincenal ha decidido meterse en el mundo de las series y ha intentado abrirse paso con una historia recién salida de su corazoncito alterado. O eso o los guionistas de The Pacific le dan mucho a la guerra y poco al amor por que vaya, vaya… hagamos recopilación de escenas: Que si primero se le resiste, que si luego ya no tanto, que si desayunan, que si jiji jaja, que si corre que te pillo por la playa ¡ui me has mojado tontorrón!, que si los cabellos al viento en el anuncio de descapotable, que si… bueno, ya lo pilláis.

No hay una descripción disponible¿Por qué?

Además, después de la muerte de Basilone, en vez de acabar con el plano cenital de los soldados, se nos planta una escena de la señorita llorando mirando al mar… ¿están los guionistas intentando introducir un nuevo personaje? ¿una presencia femenina para igualar las cosas en la serie? Espero que no, por que The Pacific merece algo más que una entrada así de forzada.

No se si me estoy pasando con mi opinión o si simplemente esperaba algo más que Pearl Harbour II, algo menos superficial, corrido y lleno de sin sentidos de un capítulo centrado en nada más y nada menos que en Iwo Jima, pero espero que los últimos capítulos suban de calidad y nos lleven más a donde nos han llevado los centrados en Sledge, el personaje del que menos se esperaba que diera juego y que ha acabado demostrando ser el más rico en matices. Pero bueno, ¿Qué pensáis vosotros de lo último de The Pacific?


Categorías: Series
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »