Review The Office: Todd Packer

¿Puede un episodio tener un título más delatador? Aceptaría el famoso The End de Lost, pocos más. Todd Packer –el episodio- nos ha traído a un Todd Packer –el personaje- protagonista que suele estar más acostumbrado a las apariciones esporádicas aunque siempre ha tenido un peso muy fuerte en la serie. No se porque pero me ha sorprendido todo el episodio en si, cuando supe que Packer iba a volver a Scranton se me pasó de todo por la cabeza menos lo que finalmente ha ocurrido. ¿Soy yo o los fantasmas de la marcha de Michael Scott me hacen ver cosas donde no las hay?

Y es que desde que supimos de la fatídica noticia es como si cada episodio fuese a acontecer algo importantísimo y clave que nos muestre de una vez por todas lo que ninguno queremos. Pero ni la NBC ni los guionistas de la serie son tontos, y están gestionando a la perfección el final de la temporada con pequeños gestos y homenajes que suavizan y poco a poco argumentan a la perfección la decisión de Steve Carell.

Bien, pasado ya el ritual de hablar sobre Steve Carell pasamos al episodio en si, que mantiene la misma línea de toda la temporada, es decir, muchas aportaciones de los secundarios, mucha química Holly-Michael y pequeñas dosis de los pesos pesados. Dos de ellos son los que abren de forma magistral el episodio de esta semana. Hacía tiempo que no veíamos a Jim y Dwight cara a cara y hoy hemos tenido muchos momentos, pero la escena inicial ha sido de lo mejorcito que nos han brindado. Dwight teniendo que comerse todos los víveres de su refugio post-apocalíptico es algo que teníamos que ver tarde o temprano y Jim aprovechándolo para pasar un buen rato no es más que algo natural.

No hay una descripción disponibleComo en los viejos tiempos

Ya volveremos al duelo de titanes más adelante, pues antes Michael anuncia a bombo y platillo –y tras el beneplácito de Holly- la vuelta de Todd Packer a las oficinas de Dunder Mifflin como vendedor fijo. La reacción del resto de empleados no es de extrañar, todos sabemos como es Packer y como se pasa metiéndose con todo el mundo. Pero para Michael es como un hermano al que le consiente todo y su recomendación es más que suficiente para que Holly de el visto bueno. La primera víctima que se cobra Packer no es otro que el todopoderoso Dwight K. Schrute, haciendo que se mude al annex para ocupar su mesa de trabajo, su segunda víctima es un inocente Kevin que es claramente humillado al intentar caerle bien a Packer.

Pero Holly parece haberse convertido en la voz de la razón en Dunder Mifflin Scranton y, tras varias quejas por parte de algunos empleados, decide enfrentarse a Michael para afrontar el problema que tienen entre manos. Tal y como viésemos en Threat Level Midnight es Holly quien consigue hacer entrar en razón a Michael, que tiene que asistir a una nueva humillación pública del pobre Kevin para darse cuenta de que Packer es de todo menos gracioso. Parece que Michael vaya diciendo adiós a todo lo que significaba su vida en Dunder Mifflin, primero fue darse cuenta que sus empleados no le consideran algo más que un jefe mientras que el les considera su familia; después tuvo que decir adiós al sueño de rodar la película perfecta, Threat Level Midnight ha sido algo divertido pero no pasa de ser un hobby; y ahora deja marchar al que consideraba su mejor amigo en Dunder Mifflin. Me da miedo pensar en cual será su próximo adiós.

No hay una descripción disponibleLa delgada línea que separa el absurdo de la genialidad

Aparte de Holly, la culpa de que Michael deje marchar a Packer la tienen Jim y Dwight, que con su alianza temporal tratan de engañar a Packer para que se marche a trabajar a Florida. Ver de primera mano lo poco que gusta Packer consigue que Michael se de cuenta de lo cruel que es éste con todos los empleados, y con Kevin en particular. Pero para hablar de la alianza de Jim y Dwight hay que rebobinar un poco. Tras perder su puesto Dwight intenta hacer la guerra por su cuenta pero, seamos sinceros, no tiene la misma imaginación que Jim, el cual ha cogido mucho gusto a las bromas telefónicas últimamente, por lo que una alianza para acabar con Packer es la solución perfecta.

Es bueno volver a ver a Jim y Dwight compartiendo protagonismo, últimamente les veíamos muy poco, vagando por la oficina sin aportar mucho (Threat Level Midnight no cuenta) y hoy han compartido trama y hemos vuelto a ver a ese Jim capaz de atascar el cajón de Dwight solo para verle sufrir al intentar coger un misero bolígrafo. Para no enrollarme mucho con el tema, su trama es gratuita y se agradece muchísimo, esta semana no puedo decir que me hayan decepcionado en absoluto.

No hay una descripción disponibleI'm so sorry, Kevin you are skinny and you are a Genius…

Pero no todo ha girado en torno a Packer en este episodio, ya que Erin –gracias a Pam- ve como su ordenador ha sido sustituido por un flamante iMac para gestionar todas las tareas de recepción y secretaría. Pero al parecer el ordenador de Erin no es el único que va a pedales y Andy exige uno para él con la consecuente negativa por parte de Pam. Ver a Pam tan estricta me ha sorprendido y me ha gustado, ella sabe lo que se sufre en recepción y se molesta muchísimo cuando Erin, en un acto enorme de solidaridad, le cambia el ordenador a Andy. Pocas veces hemos visto a Pam tan dura, pero ya iba siendo hora de que se tomase en serio su papel de administradora de la oficina.

Menos mal que Andy sabe tocarle la fibra sensible y consigue que Pam le cambie su ordenador a cambio de no decirle a nadie que el ordenador es nuevo y de terminar de romper el que tiene actualmente. Creo que es algo que todos hemos querido hacer alguna vez, eso de permitir las cookies, los popups y cambiar cds por mortadela tiene que ser muy gratificante, sobre todo si lo que tienes es una patata conectada a una pantalla. Aunque el plan perfecto les parece salir bien Pam tendrá que pagar un alto precio por el silencio de la única persona capaz de pillarles. Si alguien sabe que un ordenador así no ha salido del almacén ese es Darryll, que exige más días de vacaciones a la administradora de la oficina. No se que es mejor, si que Pam caiga en la trampa del chantaje o que se sienta orgullosa de ello, la negociación delante de las máquinas de vending ha sido un gran final de episodio.

No hay una descripción disponible¡Desconectar el iPod sin expulsarlo antes es toda una temeridad!

Aparte de las tres tramas mencionadas creo que el episodio de esta semana ha tenido mucha participación por parte de los secundarios. Erin ha tenido su momento con Andy y con las hormigas de Dwight (sorprende el empeño que le pone en complacer a los demás), Kelly y Ryan han dejado sello y sobre todo Kevin ha vuelto a deslumbrar. No es que haya sido su mejor aportación como secundario, pero sus intentos por caer bien a Packer y por restarle importancia a las humillaciones a las que le ha sometido le otorgan el secundario de oro, parece mentira que sea en esta séptima temporada donde más estamos viendo a Kevin, un personaje que siempre que ha tenido un mínimo de protagonismo nos ha brindado momentos enormes.

En cuanto al nivel general del episodio creo que ha tenido la difícil tarea de venir después de Threat Level Midnight y esa es una gran responsabilidad que ha conseguido solventar sin muchos problemas. No estamos ante el mejor episodio de la temporada, pero creo que servirá de transición hacía la recta final. Por lo pronto parece que tendremos un parón que se prolongará hasta el 24 de Marzo, tiempo más que suficiente para empezar a mentalizarnos, si indagáis un poquito podréis ver que “el episodio” ¿o serán “los episodios”? está muy cerca. Intentaré manteneros informado sobre todo lo relativo a la serie durante el parón, ¡hasta la próxima!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review The Office: Todd Packer
Valoración

Categorías: Reviews Series The Office Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »