Review The Office: The List

The List

Y la espera llegó a su fin, tras varios meses dándole al coco y apostando por uno u otro candidato la oficina de Scranton por fin tiene nuevo Regional Manager, no sin antes sufrir un cambio en las altas esferas de Dunder Mifflin Sabre, pues la carismática Jo Bennet le cede el puesto a un personaje más carismático aun. El regreso de The Office se esperaba con ganas y por lo visto en vuestros comentarios la sensación general ha sido más que positiva, yo reconozco que he caído como uno más y este comienzo de temporada me ha sorprendido gratamente, de hecho ha conseguido que por unos momentos no nos acordemos de Michael Scott y todo ello gracias a un cast donde todos brillan con luz propia y a unos cuantos pesos pesados que saben llevar el protagonismo de la serie sin problemas. Comenzamos nuevo curso con nuevo jefe, tras el salto tenéis su primera evaluación ¡Dentro review!

Temporada nueva moda nueva, si en la sexta temporada nos salieron con un cold opening increíble centrado en Parkour esta vez ha sido la moda del Planking la protagonista. No es tan espectacular ni tan gracioso, pero hay que reconocer que ver a Dwight acabar con la moda del Planking de raíz ha tenido su gracia. Pero lo importante del cold opening no era el Planking, sino la elección del nuevo Regional Manager. Ya sabíamos que Robert California iba a ser el elegido por el comité de selección, pero también sabíamos que no iba a durar mucho tiempo en ese puesto, quitándole a la propia Jo Bennet el puesto de CEO de la empresa, creo que Jim no lo podía haber explicado mejor. Así que la duda era saber quien sería el elegido por Robert California para ocupar ese puesto, y no ha sido otro que Andy Bernard. La verdad es que yo siempre aposté por Jim, pero viendo que Pam iba a comenzar la temporada embarazada me parecía demasiado protagonismo para la pareja y mi preferido pasó a ser Andy. Si lo pensamos friamente es la elección más acertada. Su personaje es querido por todos, no se lleva mal con nadie en la oficina y el actor Ed Helms está en estado de gracia tras sus últimos trabajos en Hollywood. Por otra parte Dwight, la otra opción principal, aunque hubiese hecho un gran papel como Regional Manager nos habría privado de tenerle como número dos del jefe, un papel que borda.

Una vez desvelado el misterio el episodio entra enseguida en materia, el nuevo CEO quiere familiarizarse con sus nuevos empleados y se pasa mucho tiempo en la oficina poniendo incómodos a todos con sus extrañas conversaciones casuales. Me gusta ver como Jim sigue sin calar a Robert, le tiene miedo y admiración a partes iguales. Pero no es una conversación sino una lista en su libreta personal lo que desata la acción en el episodio. A nadie le gusta ver su nombre en una lista sin título, pero si encima la lista está dividida en dos la cosa se pone fea, todos quieren saber que significa estar en un lado u otro de la lista y al final el que tiene que dar la cara y hablar con Robert es el nuevo jefe… Papeleta difícil para empezar en su nuevo puesto.

Nard Dog Regional Manager

No se puede decir que Andy haga un buen trabajo de primeras, sus interacciones con Robert son de lo más incómodas y no parece agradarle mucho al nuevo CEO, aunque haya sido este el que le eligiera para el puesto. Las excusas de Robert para justificar su lista son absurdas y sin sentido, pero ya sabemos la capacidad de convicción que tiene este hombre y a Andy no le queda otra que pasar por el aro mientras ve como su nombre pasa del un lado de la lista al otro. Eso si, acto seguido Robert invita a comer a todos los integrantes del lado izquierdo de la lista, que incluye a gente tan variada como Jim, Dwight, Angela, Phyllis, Oscar, Darryll, Angela, Kevin o Toby, solo para confirmarles que ellos son las personas a las que él considera ganadoras, mientras que el resto de empleados son para el unos perdedores. Me ha gustado el gesto de Toby, que abandona la comida nada más saberlo, no se si por compasión hacia sus compañeros o porque su puesto de recursos humanos le impide estar implicado en algo así, pero ha sido un puntazo verle huir del restaurante.

Mientras tanto los ‘Loosers’ intentan consolarse en la oficina sin mucho éxito y Pam, que está embarazadísima y con las hormonas a flor de piel no para de pensar en las consecuencias de no pertenecer al séquito de Robert. Ha habido un momento en el que casi volvemos a ver la misma escena que vimos en la sexta temporada cuando Jo trataba a los ventas como reyes y el resto de empleados les cogieron manía, dividiendose la oficina en dos grupos. Afortunadamente no se ha repetido la historia y ha sido Andy el que ha querido cortar el conflicto de raíz pidiéndole explicaciones a Robert en cuanto vuelve de comer con su equipo de ganadores.

The List

He de reconocer que la actitud arrogante y de superioridad que tiene Robert me descoloca un poco, no se si el personaje me gusta o no todavía, pero hay que reconocer que sabe lo que hace y dice. Su justificación de porqué unos y otros están en cada lado de la lista es brillante y un claro ejemplo de como convertir una situación desfavorable en un speech motivacional, animando a los que el considera ganadores en demostrar que estaba en lo cierto y a los que el considera perdedores en demostrarle que estaba equivocado, de hecho todos parecían haber tragado con su explicación. Todos salvo Andy, que rápidamente se da cuenta que ya no es un trabajador más, que estos son sus empleados y tiene que hacer algo para protegerlos. El momento en el que le explica a Robert porqué gente como Stanley, Meredith, Pam o Erin no son perdedores es un claro homenaje a Michael Scott, que parece que ha dejado huella en los que fueran sus empleados, esta oficina es como una gran familia y Andy tiene que dar la cara por ellos. Al final el que parecía que iba a ser un jefe endeble, inútil y sin sentido de responsabilidad consigue dar la cara por sus empleados, y no hay mejor forma para ganárselos que esa.

Dejando de lado el tema de la lista, el episodio nos deja muchísimos detalles y muchísimo protagonismo para casi todos los personajes secundarios. Empezamos por Jim y Pam, el embarazo de Pam era algo que ya sabíamos gracias a los spoilers, de hecho se nota muchísimo que es un embarazo natural, vaya tamaño que tiene Pam, esta casi más grande que Jim… Justo al contrario que Angela, ya casada con el Senador y también embarazada, en este caso se nota que la actriz no lo está, pues fue en la tercera temporada cuando tuvieron que taparle la tripa con mobiliario de oficina en cada plano y aun así se le notaba más que ahora. Veremos donde nos llevan los dos embarazos, no dudo que habrá rivalidad durante gran parte de la temporada. Pero volviendo a Jim y Pam, todo el tema de la lista ha jugado un papel importantísimo en el episodio, pero sobre todo para Pam, que se considera una autentica ‘Looser’, aunque gran parte de la culpa sea de las hormonas. La lista que ‘accidentalmente’ deja caer Jim al final del episodio viene a demostrar una vez que esta no es una pareja normal, además de confirmar que las prioridades de Jim están bien claras, ahora se entiende mejor que no luche por el puesto de Regional Manager.

Andy FTW!

No podemos dejar pasar por alto a Dwight, con poco protagonismo en el episodio pero con un par de escenas enormes. Agrada ver que no le tiene rencor Andy, aunque tenga que acudir a Karate, Kickboxing y Krav Maga además de meditar al amanecer y al anochecer para mantenerse en ese estado de relajación, al menos ha conseguido ser el número dos del nuevo jefe. Kevin, que sigue en estado de gracia nos ha vuelto a traer grandes momentos, primero con su planking en la mesa de Dwight, atacando con su pistola de agua a los ‘Loosers’ o gritando WARNING! cada vez que Robert les iba a pillar debatiendo sobre su lista. Pero tal vez uno de los que más me ha llamado la atención ha sido Stanley, como bien apuntáis en los comentarios, desde que se ha ido Michael está mucho más relajado, hasta se permite el lujo de hacer chistes y ser el ‘Funny Guy’, echaba de menos a Stanley y espero que juegue un papel importante esta temporada. El resto de personajes se puede decir que siguen en linea con la séptima temporada, eso si, he echado de menos a Creed y me ha extrañado ver a Gabe de vuelta ¿no se supone que se volvía a Tallahasee?

En fin, gran regreso de The Office, con un jefe que aunque tendrá que ganarse a pulso el cariño de todos ha empezado con buen pie y con un CEO que promete darnos muchos dolores de cabeza, tengo muchas ganas de ver como todos los secundarios ganan protagonismo para poder volver a elegir al Secundario de Oro, que he omitido en esta review por ser la Season Premiere y por haber tenido todos tanto protagonismo. Si aun no has comentado el episodio esta es una gran oportunidad, quiero saber que os ha parecido ¡Hasta la semana que viene!

Al final el que parecía que iba a ser un jefe endeble, inútil y sin sentido de responsabilidad consigue dar la cara por sus empleados, y no hay mejor forma para ganarselos que esa.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »