Review The Office: Suit Warehouse

the-office-suit-warehouse-01

Sorprendente arranque el de The Office en este 2013, parece que se han propuesto deleitarnos de cara al cierre de la temporada y de momento van por buen camino. Si Lice nos abría las puertas a la nueva oficina de Jim, en este Suit Warehouse nos metemos de lleno en su nuevo trabajo ¿Significa esto el final de Jim en Dunder Mifflin? Yo no lo daría todo por perdido todavía. Por cierto, The Office sigue siendo la serie más fuerte de la NBC la noche de los jueves ¿como se las apañará la cadena del Pavo Real cuando su principal comedia se vaya de forma definitiva?

Buen cold opening, sobre todo el final, siempre se agradece ver a Jim y Dwight en acción y si hay disfraces más, aunque alguno quede un poco forzado. Siempre supimos que Dwight y Jim hacían las visitas a clientes potenciales en pareja y esto nos ha recordado que, a pesar de que últimamente no se nota mucho, esta empresa vive de vender papel. Así que en este caso Dwight tiene que hacer la visita a una empresa familiar que se dedica a la venta de trajes con Clark, que regresa de su aventura sexual con Jan, y que además es el único que pasaría como miembro de la familia Schrute. Su visita a los potenciales clientes ha tenido algún punto y nos ha recordado a aquella visita que hicieron Dwight y Ryan cuando dejo de ser ‘Temp’, aunque en este caso el desgaste de Dwight es evidente, quedando muy lejos del nivel esperado para su personaje.

Mientras tanto, en la oficina, asistimos a uno de los episodios más bizarros que recuerdo, solo comparable al intento de bacanal que hubo en la mansión de Robert California, y todo por culpa de una máquina de Nespresso. Me ha sorprendido el product placement tan descarado que han hecho con la maquina de café, es cierto que The Office ha hecho mucho product placement, pero siempre ha sido sutil y con cierto contexto. En este caso lo bueno es que una vez pasado el discurso comercial sobre lo cool que es tener una máquina de Nespresso en la oficina damos rienda suelta a una de las mayores locuras colectivas que vemos en la serie gracias a un Challenge Accepted que consiste en probar todos los tipos de café y decidir cual es el mejor. Ha sido muy grande ver a todos los secundarios unidos en una sola trama, mostrando su cara más hiperactiva y bizarra. Mención de honor para Creed y su cleptomanía, Stanley y su siesta y al destrozo general que hacen entre todos al intentar mover la fotocopiadora de sitio.

the-office-suit-warehouse-02

La otra trama que se desarrolla en la oficina no tiene tanto protagonismo pero nos deja ver el mal rato que está pasando Erin con todo el tema del regreso de Andy y su reciente acercamiento hacia Pete. Es genial ver a Erin dándole tanta importancia al envío que tiene que recibir mientras Pam está fuera de la oficina, no quiere fallarle a su compañera pero tampoco quiere excederse en sus funciones. Al final su situación termina siendo una metáfora de su relación con Andy. Sabemos que son pareja pero él lleva ya muchas semanas fuera de Scranton y Erin tiene que plantearse sus opciones. Intentar profundizar en su amistad con Pete podría ser una opción aunque esperar a Andy parece lo más lógico, pero ¿acaso es lógica su ausencia? No me gusta ver sufrir a Erin, bastante ha tenido ya en los 3 años que lleva en Scranton y creo que vaya siendo hora de que estabilice su vida sentimental.

Por último tenemos la entrevista de Darryll en la empresa de Jim, tal y como se le prometió. Pero además de la visita de Darryll, Jim tiene la visita sorpresa de Pam, que decide apuntarse tras darse cuenta de que su ausencia en la oficina no puede ser sancionada por un jefe que lleva varias semanas sin aparecer por ahí. Lo mejor de todo, aparte de ver a Jim desenvolviéndose como pez en el agua, ha sido la entrevista de Darryll. Ya sabíamos lo mal que se le dan las entrevistas a Darryll, y aunque consigue salir airoso del primer tropezón su incidente con la canasta y los peces parecía que iba a cerrarle las puertas del puesto. Afortunadamente para él, los socios de Jim deciden obviar el incidente y le hacen una oferta para que se incorpore cuanto antes. Todo un soplo de aire fresco para Darryll, que estaba algo encasillado tras su ascenso durante el mandato de Jo Bennet, pero todo un jarro de agua fría para Pam, que ve como el auténtico trabajo a tiempo parcial de Jim es el que tiene en Dunder Mifflin.

the-office-suit-warehouse-03

Volvemos a estar frente al mismo dilema de la semana pasada ¿será capaz Jim de dejar su trabajo en Dunder Mifflin? ¿aceptará Pam mudarse a Philaedlphia, con todos los cambios que ello supone para su familia? Desde luego una cosa está clara y es que muy mal le tienen que ir las cosas a Jim en Philadelphia para que su destino final siga siendo Dunder Mifflin. Me da pena ver como Pam está siendo la principal damnificada con todo esto, aun tenemos muchos episodios antes del final de la serie y creo que si hay un personaje que se merezca ‘su final’ ese es el de Pam Beesly.

En conclusión, un buen episodio, que sigue la buena linea marcada por Lice y que ha contado con mucha participación por parte de todos los personajes. Creo que la trama del café ha sido muy grande a pesar de la publicidad cantosa y creo que ha sido muy acertado mostrarnos a Jim en su nuevo puesto de trabajo, aunque no me gustaría que las visitas a Philadelphia se volviesen algo recurrente. Por su parte Dwight sigue teniendo mucho margen de mejora y a Andy seguimos sin echarle de menos, espero que esta ausencia sirva para devolvernos a su personaje mejor de lo que se fue. Para esta semana tenemos un episodio que se presenta como clave para desvelar algunos misterios (si, misterios) de la serie, como quien está detrás del ‘documental’ que es esta serie y las razones para su grabación.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review The Office: Suit Warehouse
4 (80%) 11 votes

Categorías: Reviews The Office Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »