Review The Office: Sex Ed

Review The Office: Sex Ed

Ya se venía comentando desde hace días en el foro. El comienzo de la septima temporada de The Office esta teniendo un nivel digno de las mejores, con Andy's Play como el mejor episodio de los emitidos hasta el momento. Con el episodio de esta semana nos confirma que no va de farol y quiere despedir a Steve Carell como se merece. Episodio con mucha miga el de esta semana y que parece indicar el comienzo del final de uno de los grandes personajes de la televisión del siglo XXI: Michael Scott. Review dedicada a los fans más románticos.

Si los tres primeros episodios de la temporada nos han traído principalmente risas, en este cuarto episodio le ha llegado el momento al amor. Pero no ha sido el episodio romántico que muchos podríamos esperar, sino que se ha centrado en dos personajes y sus respectivas relaciones amorosas, afrontándolas desde dos puntos de vista muy distintos. Por un lado tenemos a Michael, que con la excusa de tener herpes tiene que vérselas con todas sus ex novias, y por otro tenemos a Andy, que intenta una vez más indagar en la relación Erin-Gabe. Dos personajes peculiares con resultados muy dispares en sus respectivas tramas.

Vamos a empezar con Andy. Si la semana pasada comentábamos que Andy estaba avanzando de forma positiva en su camino para recuperar a Erin hoy ha hecho la del cangrejo, un paso hacia delante y tres hacia atrás. Hace ya mucho tiempo que nos presentaron a Meredith como una mujer peculiar, alcohólica, con un hijo problemático, promiscua… pero nunca se había comentado su comportamiento dentro de la oficina salvo en el frustrado intento de intervención tras un pequeño percance con el alcohol. En este caso ha sido el herpes de Michael el detonante que ha terminado con Andy intentando iluminar a sus compañeros en materias de educación sexual.

No hay una descripción disponibleJan sin Hunter no es nadie

No he terminado de comprender las motivaciones de Andy para insistir tanto en dar las clases de educación sexual, vale que en la universidad impartía dichas clases y vale que quiera echar una mano a Meredith para que sus compañeros la toleren, pero no me encaja la relación que tiene con Erin y Gabe. Se nota que algo pretende, bien sacar información privilegiada sobre su relación, bien conseguir que Erin le vea con otros ojos, o posiblemente saber si ya se han acostado juntos. Creo que a pesar del esfuerzo el resultado ha sido más bien malo.

Lo mejor de su particular cruzada es la participación del resto de personajes, sobre todo Darryl, al cual no se había visto mucho hasta hoy. También ha estado muy bien el comentario de Kelly sobre el embarazo de Jim y Pam, y cómo todo lo que intentaban apuntar en la lista de contras de mantener relaciones sexuales se acababan convirtiendo en pros. El ataque de ira de Andy no hace más que confirmar su grado de frustración al no conseguir recuperar a Erin, aparte de dejar claro que el antiguo Andy Bernard esta resurgiendo poco a poco. Solo espero que Andy consiga recuperar a Erin por el bien de todos, aunque seguro que Jim y Pam estarían encantados de poder gastarle unas buenas bromas.

Al final Gabe opta por tener un mano a mano con Andy, consciente de que su comportamiento esta más relacionado con su relación con Erin de lo que Andy quiere admitir. Conclusión, no hay más cera que la que arde (como diría mi abuelo) y Andy tiene que asumir las consecuencias de sus actos, pues Gabe nos confirma algo que no sabíamos y que cambia un poco la perspectiva sobre su noviazgo con la recepcionista: Fue el mismo Andy el que le dio el visto bueno para pedir salir a Erin haciendo gala de su caballerosidad y educación. Veremos cuanto tiempo puede mantener Andy su pacto de caballeros.

No hay una descripción disponibleSomeone broke Andy's brain again…

Cambiamos de tercio y nos pasamos a Michael y su amigo el herpes. Lo que en un principio parecía que iba a ser una divertida historia en la que Michael nos brindaba risa tras risa ha acabado siendo una total y absoluta declaración de intenciones respecto a su vida amorosa. Habría que agradecer a Dwight su insistencia en que Michael contacte con todas sus ex novias para comunicarles su situación, si no fuese por el no habríamos visto uno de los momentos más esperados por todos ¡la vuelta de Holly! Vale, no se la ve en todo el episodio y vale, no ha vuelto para quedarse, pero el poder ver como Michael mantiene una (bueno, dos) conversaciones con Holly por teléfono no tiene precio.

Primero, y tras despachar a Donna de mala manera, Michael contacta con Holly con la intención de decirle que tiene Herpes. Pero Michael y Holly son diferentes, y la conversación que tienen por teléfono demuestra que su relación era algo muy especial (con muerte demonjas incluida), a pesar de que ella no quiera admitirlo. Un duro golpe para Michael, que estaba convencido de que Holly tenía la misma percepción sobre su relación. Ella insiste en que dramatizó mucho su relación de apenas unas semanas e intenta hacérselo ver. Pero Michael no pierde el tiempo en lamentaciones y acto seguido continúa con su particular cruzada, siguiente parada: Jan Levinson.

Por mucho que acabásemos un poco cansados de ella, nunca tendremos suficiente Jan. Su relación con Michael fue tan rara que a mí por lo menos me quedan buenos recuerdos de ella. La conversación con Holly parece haber desviado la atención de su objetivo principal, y la conversación con Jan se ve dirigida hacia lo que fue su relación y no hacia el herpes. No sabemos si es Astrid, si son los cánticos de Jan (momento WTF?) o el hecho de saber que su relación fue divertida porque no era lo correcto, pero Michael acaba viendo la luz. Él mismo confirma que tenia muy buen recuerdo de Jan pero que al verla de nuevo se ha dado cuenta que no era para tanto.

No hay una descripción disponibleY entonces lo vio todo claro

La cuarta parada en la aventura de Michael nos lleva hasta Helene, la madre de Pam. Nunca me convenció su extraña relación con Michael de la temporada pasada, tuvo sus puntos pero creo que se columpiaron un poco. En este episodio me he reafirmado mi opinión y creo que no he sido el único. Parece que la forma en la que Helene le echa en cara a Michael su visita sirve de detonante para que Michael abra los ojos de una vez por todas (aparte de medio confirmarnos que fue ella quien le pegó el herpes).

La última parada de Michael le lleva a visitar a Carol, la que fue su novia durante un tiempo antes de empezar con Jan y que le vendió su condo. Me ha gustado mucho volver a verla, creo que hay química entre los actores (al fin y al cabo están casados en la vida real) y, tal y como hizo con Jan, Michael acaba por darse cuenta de que su percepción sobre la relación con Carol era mucho mejor en su cabeza que en la realidad, admitiendo que en su día le pidió matrimonio por unas razones que hoy en día no tienen tanta gracia.

No hay una descripción disponibleSí, su conversación más seria ha sido con un contestador

Tras ver (y llamar) a todas sus ex novias Michael se da cuenta de quien significa algo para él, y en un increíble acto de sinceridad decide no callárselo. Creo que el mensaje que le deja a Holly en el contestador es de las escenas más sinceras de Michael Scott, sobre todo al tratarse de temas amorosos. Siempre que le hemos visto interactuar con mujeres su comportamiento ha sido cómico, frívolo e infantil y tal vez por eso sólo ha conectado realmente con Holly. He de reconocer que la escena final (aunque me ha parecido magistral) me ha dado un poco de pena ya que no he podido evitar pensar en que este es el inicio del fin de Michael Scott. No dudo que su mensaje a Holly va a traer consecuencias importantes, empezando por una contestación por parte de ella y terminando con la promesa que le hizo Jo a Michael en la Finale de la pasada temporada, veremos si mi instinto está en lo cierto.

Para mi ha sido un episodio muy bueno porque indaga en una trama que estaba estancada y que todos demandábamos que avanzase sustancialmente cuanto antes. Esta claro que no ha tenido tantos puntazos como Andy's Play, pero creo que no anda corto de gags (So I'm the princess casi me mata) y guiños a temporadas pasadas (El beso con Oscar sigue siendo uno de los mejores momentos de toda la serie).

Para terminar me gustaría hacer mención especial a Dwight, primero por la escena inicial y segundo por su labor de apoyo a Michael con el asunto del herpes. Parece ser que los guionistas han aprendido de la temporada pasada donde nos dieron Dwight con cuentagotas. Ahora solo queda comprobar si consiguen mantener este nivel durante toda la temporada y podremos estar ante una de las mejores temporadas de la serie, de momento llevan cuatro de cuatro. Yo por mi parte no puedo esperar más para ver el próximo episodio ¡Nos vemos!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »