Review The Office: PDA

Toda serie que se precie tiene una pareja especial, esos dos personajes que desde el primer episodio se sabe que van a acabar juntos. La Doble D (de la mano de Dani) nos proponía un ranking con 6 grandes parejas de series. No quiero presumir de serie, pero creo que The Office posee dos parejas que acabarán copando los rankings amorosos en un futuro. Jim y Pam siempre serán la pareja más icónica, pero creo que Michael y Holly son lo más parecido a almas gemelas que he visto nunca. El caso es que esta semana y con motivo de San Valentín las parejas –y las casi parejas- juegan un papel fundamental ¿Listo para una buena ración de Public Displays of Affection?

Me ha chocado bastante el cold opening de esta semana, primero por ver a un Darryll tan tocado con la perdida de su querida abuela y segundo por ver el poco tacto que tienen a veces en la oficina de Scranton. Todo esto no quita que me haya reido bastante, ese lagrimón cayendo del ojo de Darryll mientras los otros dos elementos le felicitan su 'no-cumpleaños' ha tenido su gracia. Aún así, un episodio de San Valentín no puede empezar de una forma tan triste… ¿soy el único que ha pensado que alguien podría haber avisado que la tarjeta era por una muerte y no un cumpleaños?

Igual me estoy aventurando un poco, pero creo que el último episodio que vimos centrado exclusivamente en las parejas de la serie se remonta al final de la cuarta temporada con el magnífico Goodbye, Toby, por eso me ha sorprendido el episodio de hoy. Esta claro que no son las únicas parejas de la serie, pero a dia de hoy Michael y Holly, Jim y Pam y Andy y Erin son las más representativas, y cada una va a tener una trama en la que van a descubrir cosas nuevas ¡Vamos a ello!

No hay una descripción disponibleTras esa imagen de duro se esconde un ser sensible

Jim y Pam, esos que hace un par de temporadas nos robaban el corazón con cada episodio que pasaba habían entrado en un círculo vicioso del cual les esta costando salir. Por un lado la pequeña Cecelia Halpert absorbe muchísimo de su tiempo y por otro la situación laboral de ambos no es todo lo gratificante que esperaban, esto ha dado como resultado una séptima temporada en la que ambos están cuajando una actuación cuanto menos discreta. En este caso parece que los propios personajes se han dado cuenta de su situación e intentan ser un poco más espontáneos de lo normal. Primer paso, celebrar San Valentin con una comida y no una cena.

No es que no me haya gustado ver a la feliz pareja con el puntillo que te dan unas cuantas copas de champán en la comida, pero esperaba mucho más de la situación. Lo mejor sin duda, los pequeños descuidos a la hora de hablar delante de la cámara –and a shower…-. Su intento por encontrar un sitio donde intimar en la oficina no ha terminado de convencerme, ellos saben que no es algo propio de su personalidad y creía que serían un poco más originales como para sucumbir ante la 'presión popular'. Pero a caballo regalado no le mires el diente, y hay que estar agradecidos por poder ver a Jim más de 30 segundos como venía siendo habitual en los últimos episodios o de ver a Pam de vuelta a la normalidad tras su desliz en The Search.

No hay una descripción disponibleJim Halpert en modo borrachín

La segunda 'pareja' ni siquiera lo es, pero el destino ha querido que Erin y Andy pasen el día de San Valentín juntos y pasando un buen rato. Gabe, de nuevo en su papel de 'malo de la peli' decide regalarle a Erin una búsqueda del tesoro romántica y para ello nuestra secretaria preferida decide solicitar la ayuda de Andy, eso si, como amigos. De lo que no se había dado cuenta Erin era que pasar todo un día con el que fuese su novio durante un breve periodo de tiempo puede tener consecuencias nefastas para su relación con Gabe.

Ya se que eso no es lo que vemos realmente en el episodio, pero creo que queda bastante claro que Erin termina dándose cuenta de quién es realmente su Valentín… Me ha gustado mucho que Andy estuviese en contra de ayudar a Erin en su búsqueda, él mismo se ha dado cuenta de que cuanto más lo intenta más dura es la caída y lo mejor es pasar pagina, y es justo así como más ha conseguido avanzar en su reconquista sin darse ni cuenta. En cuanto a la búsqueda el tesoro organizada por Gabe, que decir ¿se puede ser más cursi? Vale que San Valentín no sea una fecha de mi devoción, pero eso no tiene nombre. Alguien tenía que ponerle el toque romántico al episodio, al fin y al cabo estamos en EEUU y allí se toman demasiado en serio estas cosas.

No hay una descripción disponibleA veces las cosas salen solas…

Dejamos para el final a los auténticos protagonistas del episodio sin discusión, Holly y Michael, los cuales llevan una semana saliendo y demostrando su amor a todos los empleados de la oficina en cuanto tienen la ocasión. Entiendo que quieran recuperar el tiempo perdido, sobre todo Michael, pero parecen haber olvidado que por algo mucho menor fue por lo que David Wallace mando a Holly a Nashua destrozando su relación en la cuarta temporada. Menos mal que Sabre tiene una política mucho más abierta cuando se trata de las parejas en el lugar de trabajo.

Las muestras públicas de afecto de Michael y Holly resultan extremadamente incomodas para el resto de empleados y eso en esta serie solo puede significar una cosa: Charla en la sala de conferencias. Gabe, especialista en dar charlas, es el encargado de abrirle los ojos a la descarada pareja, que no se toma muy bien la reprimenda. Michael, que siempre se toma todo a la tremenda, no esta dispuesto a cortarse en sus muestras de amor hacía la mujer de sus sueños y termina declarándole su amor inconscientemente delante de toda la oficina. Sin duda un momento clave en el episodio, durante el cual se ha podido mascar la tensión hasta que Holly le ha dicho a Michael que ella también esta enamorada de él. El momento confesión de Dwight, desenmascarando a todos los empleados que han tenido relaciones sexuales en la oficina no ha tenido precio…

No hay una descripción disponibleY aquí ni siquiera se están tocando…

Pero la alegría de Michael no dura mucho, pues Gabe se encarga de recordarle que su relación con Holly depende en gran parte de la vuelta de Toby, y entonces viene otro de esos gestos que nos demuestran que la marcha de Michael es cuestión de horas. El hecho de que él y Holly se vayan a vivir juntos lanza muchos interrogantes al aire, sobre todo después del ataque de rebeldía de Holly contra 'la compañía' ¿qué pasará cuando ella tenga que volver a Nashua? ¿se irá Michael con ella o será ella la que abandone su trabajo? Preguntas muy importantes teniendo en cuenta la altura de la temporada en la que estamos.

En fin, buen episodio aunque esperaba algo más cundo leí la descripción oficial. La borrachera de Jim y Pam se ha quedado en un ligero amago y una vez más Michael y Holly han vuelto a hacer de las suyas sin medida, cosa que ya dije me ponía un poco nervioso. Aun así tenemos grandes noticias para la feliz pareja y para Andy, que ya tocaba. Mención especial para Kevin, que se lleva esta semana el “Secundario de Oro” gracias a su forma de animar a su jefe cuando le da el bajón y a la forma en la que mira como se magrean Michael y Holly. Sin embargo por mucho que me pese creo que el personaje más desaprovechado en esta ocasión es Dwight, su apoyo a Michael y su intervención en la charla de Gabe no son suficientes para llegar al aprobado.

Con esto llegamos al final de otra review, esta semana que viene nos espera un episodio muy especial, donde podremos ver el regreso –aunque sea por unos minutos- de un montón de personajes importantes del pasado de la serie ¡Que tengáis una buena semana!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review The Office: PDA
Valoración

Categorías: Reviews Series The Office Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »