Review The Office: New Guys

Clarke y Pete

‘The Beginning of the End’. Ese debería de haber sido el título de la Season Premiere de The Office ya que será la última que veamos. Tenemos por delante poco más de una veintena de episodios para despedir a una de las comedias de referencia de la última década, venida a menos pero que todavía tiene ganas de guerra a juzgar por este New Guys. Si la pasada temporada cometió algunos errores básicos y no supo ilusionarnos semana a semana creo que esta novena temporada ha empezado con buen pie y seguro que más de uno tendrá un segundo romance con la serie, yo ya estoy deseando tener mi segunda cita…

Tal y como vimos en su correspondiente ¿dónde nos quedamos? The Office nos dejó con muchos frentes abiertos. La verdad es que muchos de ellos no requerían de una solución en este 9×01, pero parece que había ganas por hacer borrón y cuenta nueva y en el el mismo cold opening hemos podido ver la resolución de varios de los interrogantes con los que cerramos la octava temporada. El verano da para mucho y si no que se lo pregunten a Dwight, Kelly, Ryan, Andy o Kevin, es difícil decidir cual de ellos ha tenido el verano más intenso. En el caso de Kelly y Ryan, no hemos tenido que esperar mucho para ver su marcha, que ha sido como hacerse la cera, un segundo de sufrimiento para un alivio duradero. Era de esperar una excusa cualquiera para la marcha de Kelly, me ha parecido genial la forma en la que se despide de sus compañeros pensando que se va a Miami cuando en realidad se va a Ohio, y tampoco hacía falta ser muy listo para ver a Ryan huir tras ella con una excusa sin sentido... ‘Good Riddance’, como dirían los americanos. El caso de Kevin es más adorno que otra cosa, está claro que desde hace 3 temporadas es el principal recurso puramente cómico de la serie, aunque en este caso ha rozado el ridículo, esperaba un poco más de toda la historia de la tortuga.

Pam & JimCasos aparte son los de Andy y Dwight. Al primero le envían (muy sabiamente) a un retiro en la montaña para madurar y aclarar la mente. A Andy le espera un año muy duro tras la montaña rusa que supuso su salida y regreso a la compañía y creo que ha sido todo un acierto, su personaje ha vuelto con las pilas cargadas, muy seguro de si mismo y con una personalidad mucho más fuerte. Si la temporada pasada veíamos en Andy una imitación mala de Michael, creo que en este episodio hemos visto los mejores rasgos de Michael junto con los mejores de Andy. Y en cuanto a Dwight, bueno, creo que todos esperábamos que el bebé fuese suyo (no descarto algún tipo de amaño), pero el peso del Spin-Off es demasiado grande como para atarle demasiado fuerte a Scranton. Me imagino que si finalmente el Spin-Off no sale adelante retomarán esa trama sin dudarlo. Y por último llegamos a Jim y Pam, que simbolizan a la perfección la situación de la serie y su futuro más inmediato. Nada más les puede pasar en su vida, lo tienen todo solucionado y bien atado, no hay margen para cambios muy fuertes y (tal y como le estaba pasando a la serie) se están estancando. Jim lo sabe a la perfección y sabe que la oportunidad de negocio que se le ha presentado durante el verano es un tren que no volverá a pasar nunca más. Mención especial a la interacción con los cámaras, creo que es la tercera o cuarta vez que vemos este tipo de interacción en TODA la serie. Si, estas dos parrafadas son solo para los primeros cinco minutos de episodio, jejeje.

La otra gran novedad de la temporada es la introducción de dos nuevos personajes, Pete y Clark. Los ‘nuevos Jim y Dwight’ (bautizados así por el resto de la oficina) llegan para ocupar los sitios de Ryan y Kelly y para darle un aire fresco a la oficina, que ya le hacía falta. Me encanta como les presenta Toby, como si fuesen sus mejores amigos. El resto de su aportación al episodio sirve para ver como Dwight sufre un momento de debilidad seguido de un arrebato de orgullo y para ver como Jim se da cuenta de que, a pesar de no tener nada en común, él y Pete se parecen demasiado. Lo más destacable de Dwight y Clark es, sin duda, el momento Slack Line y los batacazos que se pega Dwight intentando emular a su ‘Doppleganger’.

Andy SlacklineUno de los personajes que pareció salirse con la suya al final de la octava temporada y que sin embargo ha empezado con mal pie esta novena es Nellie. Estaba claro que su comportamiento durante el último tramo de la pasada temporada no podía quedar impune y Andy ha demostrado ser muy rencoroso y vengativo. Me ha flipado la escena entre Andy y Toby, al más puro estilo Michael, incluso recordando al eterno ‘Boss’ (segunda referencia a Michael desde que se marchó, por cierto). También me ha gustado la forma en la que intenta humillar a Nellie para conseguir que se rinda, sobre todo con la escena final de las papeleras… ‘Recycling and Revenge’.

Y por último, quiero repasar lo que para mi ha sido el punto más importante de todo el episodio y que marcará el devenir de la temporada: El paso dado por Jim. Al principio del episodio vemos como Jim y Pam ya no pueden evolucionar más (lo repetí hasta la extenuación la pasada temporada) y Jim se ha dado cuenta al ver como Pete va siguiendo los mismos pasos que él mismo dio en Dunder Mifflin. Lleva muchos años anclado en la misma situación profesional y eso se ve reflejado en el aspecto familiar, les falta muy poco para tenerlo todo y ser 100% felices, y eso pasa por que Jim encuentre la felicidad profesional. Siempre pensé que Jim encontraría esa felicidad como Regional Manager de la sucursal de Scranton, pero ha quedado claro que lo suyo es el deporte, sobre todo deportes de equipo y en especial el Baseball (dumbest-sport-ever), y la oportunidad de montar una agencia para deportistas es algo demasiado bueno para dejarlo pasar, por mucho que sea en Philadelphia. Me da mucho miedo lo que esto pueda suponer para los personajes de Jim y Pam, y es que durante el verano se especuló con la posibilidad de que Jim abandonase la serie a mediados de temporada debido a sus compromisos cinematográficos. Es pronto para decir nada pero creo que esta puede ser una gran trama que consiga dejar a Jim y Pam en el lugar que se merecen al terminar la serie.

Dwight Schrute!Para cerrar, no puedo dejar de comentar la adopción de Comstock (uno de los gatos de Angela) por parte de Oscar, el cual está teniendo un affaire con ‘el Senador’. Parece ser que la última escena de la octava temporada era más importante de lo que parecía. También hay que destacar la descripción de Creed de el ‘circo’ en el que se ha convertido Dunder Mifflin: Una impresora haciendo equilibrios en el parking, una señora vendiendo un bebé que parece un gato, un super hombre aplastando una tortuga y todo esto en una compañía que hace comida para perros… Simplemente Bizarro.

De cara a la semana que viene solo anunciar que tendremos el regreso de una cara conocida que hacía bastante que no veíamos y que seguramente tenga algún tipo de impacto en varios personajes importantes de la serie, me despido hasta entonces ¡laters!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »