Review The Office: Classy Christmas

Es en estos momentos cuando más me acuerdo de la doble D y de su habilidad para sacarse entradillas originales, hasta cuando hablan de lo difícil que es hacer una buena entradilla. Parece fácil, “escribe cualquier cosa” pensarán algunos, pero nada más lejos de la realidad. En este caso no me queda más remedio que arrojar algo de luz sobre la review que tenéis a continuación, centrada en el episodio más esperado de The Office desde la boda de ya sabéis quien. Creo que nadie ha quedado defraudado y se puede predecir una vuelta de la serie, ya en enero de 2011, algo agitada. Sé que la review llega algo tarde, pero creo que la espera ha merecido la pena. Si a ti también te ha parecido que con este gran episodio navideño The Office nos ha mostrado su mejor cara de este 2010, pasa y coméntalo.

Juego rápido: ¿Quién es capaz de decirme un episodio de navidad de The Office que no haya cumplido las expectativas? En serio, creo que no hay uno solo que me haya defraudado lo más mínimo. Si hacemos un pequeño repaso queda más claro a donde quiero llegar. En la segunda temporada tuvimos el primer episodio dedicado a las fiestas navideñas, Dwight disfrazado de elfo, Yankee Swap, todos peleándose por el iPod y la tetera que le regala Jim a Pam pusieron el listón muy alto. En la tercera temporada nos dieron episodio doble por Navidad con A Benihana Christmas y Michael siendo plantado por Carol, la lucha de fiestas entre Angela y Pam-Karen y las novias orientales de Andy y Michael. En la cuarta temporada, y gracias a la huelga de guionistas, nos quedamos sin especial de navidad, un pequeño borrón en la serie. En la quinta temporada tuvimos una de las navidades más accidentadas con la fiesta marroquí que organizó Phyllis, el descubrimiento de que Angela estaba engañando a Andy con Dwight y la intervención que le practica Michael a Meredith. Por último en la sexta temporada tuvimos un episodio tal vez más flojo que sus antecesores pero no por eso fuera de la dinámica de grandes episodios navideños, la venta de Dunder mifflin (y la posterior noticia de que Scranton seguiría con vida) y los regalos de Andy a Erin por Navidad fueron eventos muy especiales.

Hecho el resumen Navideño de The Office toca centrarse en Classy Christmas, que no quiere ser menos que sus antecesores y nos brinda el mejor episodio hasta el momento de esta séptima temporada. Antes de entrar en faena hay que comentar el intento por parte de los trabajadores de Dunder Mifflin de conseguir una foto de Navidad original. No es que haya sido el mejor cold opening, pero creo que todos nos hemos sentido identificados, esas fotos con la gente saltando son especialmente difíciles de conseguir.

No hay una descripción disponibleThe name's Bond… Santa Bond

Pasado el obligatorio repaso del cold opening entramos de lleno en lo realmente nos interesa del episodio, que no es otra cosa que la fiesta de Navidad. Michael, como cada año, se apasiona por la fiesta Navideña en exceso y aparece por la oficina ataviado de Papa Noel y preguntando a sus empelados que tal les va, esperando que algo arruine la fiesta y haga que sea todo un drama. Pero para sorpresa de Michael (y nuestra) todo parece ir sobre ruedas, nadie tiene quejas, nadie esta borracho y nadie va a montar el numerito este año. No llevamos ni cinco minutos de episodio y ya vemos como Michael se vuelve a dar cuenta de que las cosas en Dunder Mifflin están cambiando a pasos agigantados. Como él mismo dice, sus empleados se están haciendo mayores y cada día que pasa las cosas están menos locas en Dunder Mifflin Sabre.

Pero entonces llega Toby y hace el mayor Christmas Miracle que Michael podría soñar. Al parecer Toby ha sido llamado a formar parte de un jurado popular encargado de juzgar un caso muy importante, tan importante como el anteriormente mencionado Scranton Strangler (me gusta que la serie vaya teniendo su propia mitología). Su marcha la va a suplir, ni más ni menos, la añoradísima Holly Flax. La misma que dejó ese vacío en la vida de Michael cuando fue transferida a la sucursal de Nashua. Entonces Michael lo ve todo claro, el Scranton Strangler le ha concedido una segunda oportunidad y no va a dejar pasarla, por lo que la fiesta de Navidad queda oficialmente aplazada hasta el día en el que Holly vuelva a Scranton. No es que no me guste Slick Santa o la música Jazz, pero creo que la fiesta Classy Christmas que monta Michael es todo lo opuesto a él y, como veremos más adelante, él mismo se da cuenta. Su intento por impresionar a Holly es muy admirable pero poco efectivo.

No hay una descripción disponibleNi siquiera Woody esta a salvo de la ira de Michael Scott

Como no podía ser de otra forma la interacción entre Michael y Holly pasa por varias fases según van pasando tiempo juntos. Al principio da vergüenza ajena -gracias Jim por interrumpir ese más que extraño saludo- nadie sabe como reaccionar ante su encuentro. Una vez que Holly se asienta en el puesto de Toby empieza lo bueno y esa conversación sobre Toy Story demuestra que Michael y ella son almas gemelas. El problema viene cuando Holly menciona a AJ y el hecho de que estén viviendo juntos. La reacción de Michael es una mezcla entre desesperación y rabia, atacar tan vilmente al pobre Woody demuestra que Michael esta desesperado, había depositado muchísimas esperanzas en la vuelta de Holly y las cosas no están yendo según lo previsto.

Gracias a Dios, Michael tiene un ángel de la guarda en Pam que ya querríamos muchos. Primero hablando con Holly sobre su relación con AJ, consiguiendo sonsacarle que planea darle un ultimátum para que le pida matrimonio antes de que acabe el año, y segundo dándole a Michael las fuerzas necesarias para aguantar un poco más antes de tirar la toalla. Es interesante como cuando Michael no tiene la presión por impresionar a Holly se transforma y vuelve a ser el de siempre, enfundándose su traje de Santa y haciendo feliz a hija de Darryl y es ahí donde realmente consigue captar su atención. No he entendido muy bien la aparición de AJ en mitad de la fiesta, entiendo que añade dramatismo a la situación, pero lo veo forzado. Tal vez la mejor escena con él es cuando están Michael y Kelly en el annex y Holly le cuenta a AJ lo que ha pasado con Woody, mintiendo para encubrir a Michael.

No hay una descripción disponibleEl papel de Sydney Bristow estaba inspirado en Dwight Schrute…

Cambiamos de tercio y nos centramos en la otra trama principal del episodio, que no es otra que la batalla de bolas de nieve entre Jim y Dwight. Con un inicio muy bueno, aunque predecible dentro de la dinámica Jim-Dwight, para mi ha sido lo que más me ha sorprendido del episodio. Todos sabemos lo determinado que puede ser Dwight cuando quiere y la humillación que recibe cuando Jim le pega el bolazo inicial no hace más que motivarle. A partir de ahí asistimos a un espectáculo que tiene como victima una vez tras otra a un impotente Jim. Lo sorprendente de todo no es ver a Dwight esconderse dentro de un muñeco de nieve, disfrazarse de Pam o currarse un regalo lanza bolas sino ver a Jim completamente indefenso, falto de ideas y sin poder reaccionar. Tantos años viendo como pillaba siempre desprevenido a Dwight y hoy ha sido él la victima.

Lo mejor de todo el episodio, con perdón de los fans de Holly, ha sido el momento en el que Dwight nos ha mostrado los disfraces de empleados de Dunder Mifflin que tiene (por si acaso pasase algo, esta claro). Al final del episodio el pobre Jim, completamente derrotado tiene que afrontar una última prueba, y esa es cruzar todo el parking que esta repleto de muñecos de nieve. La escena pone los pelos de punta, todo un ejército de muñecos de nieve siniestros con una sonrisa macabra donde no sabes cual esconde a tu enemigo. La frase de Dwight al final del episodio resume perfectamente la batalla librada con Jim, “al final la bola de nieve más grande no es una bola en sí, es el miedo”.

No hay una descripción disponiblePesadilla antes de Navidad

Pero no todo son malas noticias para Jim, durante todo el episodio vemos como Pam, cansada de recibir siempre los mejores regalos de Navidad, decide currarse uno para su esplendido marido. Hacía tiempo que no veíamos la faceta artista de Pam y hoy ha demostrado que sigue practicando, y dibujar un comic no es tarea fácil (no se si alguno veía The O.C. pero es que al ver el comic he tenido un flashback). Para no romper la tradición, Jim le hace a Pam un regalazo pero esta vez no es un Inside Joke, o algo con doble sentido, sino que es un pedazo de pulsera que deja a Pam con cara de boba… La misma que se le queda a Jim al ver que su mujer le ha hecho un regalo aun mejor, esa cara demuestra que realmente Jim y Pam están hechos el uno para el otro.

Para complementar las dos tramas principales hemos tenido un par de detalles de los secundarios habituales, en este caso les ha tocado el turno a Pam, Andy y Darryl. No conocíamos a la hija de Darryl y por fin hemos podido verla. Aunque la trama no haya tenido mucha chicha y el momento Grinch no haya sido de mi agrado al final ha servido para que Darryl se reconcilie con su hija y Michael consiga tocarle la fibra sensible a Holly. Darryl esta llamado a ser un personaje importante en la segunda parte de la temporada, veremos si da el paso definitivo hacia el puesto de Michael o hacia corporate. Andy sin embargo no ha brillado como en episodios anteriores, aunque hay que reconocer que los guionistas nos han lanzado un caramelo al mostrarnos ese cruce de miradas con Erin. Por su parte Pam ha participado en todas las tramas y en todas ha aportado bastante, nada que objetar.

No hay una descripción disponibleNo hay nada como un regalo handmade

También han tenido su momento de gloria Oscar, Angela y su nuevo novio. Ha tardado en volver a aparecer, pero creo que nos ha dejado un par de detalles muy interesantes. Por un lado, que a Angela le encanta la vida publica, asistir a eventos y ser fotografiada, si me lo dicen al principio de la serie no me lo creo. Por otro, que su novio parece estar más interesado en el género masculino a juzgar por la mirada que le echa a Ryan. Y lo mejor de todo es que Oscar lo ha visto todo y no creo que tarde mucho en desenmascarar al Senador.

Hora de las conclusiones. Había muchísima expectación por ver este episodio, quien haya estado un poco al tanto de los spoilers sabía de sobra que Holly iba a regresar por Navidad y eso hacía que la espera fuese insufrible. Creo que no ha decepcionado para nada, esperaba una vuelta un poco más agitada, pero creo que sienta perfectamente las bases para que la segunda parte de la temporada sea frenética. Michael se ha sincerado con Holly, y esta parece dudar de su relación con AJ, solo es cuestión de tiempo para que acerquen posturas. La conversación entre Pam y Michael en el parking deja claro que él tiene las ideas muy claras y no tenía pensado estar soltero para siempre, entiendo que ese cambio podría acarrear su salida de Dunder Mifflin, no se me ocurre una excusa mejor.

No hay una descripción disponibleMichael Scott en estado puro, señoras y señores…

También vemos facetas interesantes en otros personajes, el ya mencionado cruce de miradas entre Andy y Erin deja entrever que su relación podría volver a cobrar importancia en un futuro no muy lejano. Por su parte Darryl va cogiendo protagonismo, no ha estado muy relacionado con la oficina en si pero creo que ya le veremos luchar por su ascenso brevemente. Y la lucha entre Jim y Dwight podría traer consecuencias interesantes, no se si los guionistas le querrán dar continuidad a la trama o no, pero creo que Jim ha recibido un buen escarmiento y se lo pensará dos veces antes de tomar represalias contra Dwight.

Por último disculparme por el retraso de la review, las fechas no acompañan y que el próximo episodio se emita el 20 de enero tampoco ha ayudado a meterme prisa. Espero que la espera haya merecido la pena. Ahora sólo queda esperar a que llegue el 20 para ver cómo continúa la relación entre Michael y Holly. Hasta entonces, os iré informando de todos los spoilers y noticias importantes que puedan surgir. Ah… ¡Feliz Navidad!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »