Review The Office: Christening

No sé si será el cambio que estamos teniendo en el tiempo últimamente, pero el episodio del pasado jueves de The Office me dejó un poco frío. Esperaba un episodio un poco más revelador y al final se ha quedado en un amago. Pero no nos vamos a rasgar las vestiduras, no todo puede girar en torno a la marcha de Michael Scott en todos los episodios. ¿Alguien más ha tenido una revelación mística mientras veía el episodio? Déjala en los comentarios.

No sabría muy bien cómo describir el episodio de esta semana, para mi ha sido una mezcla entre raro y curioso. El tema religioso no se ha tocado mucho en The Office, aunque ya hayamos asistido a dos bodas, y ha sido interesante ver como han reaccionado los diferentes personajes ante la transformación de Michael Scott. Pero vayamos por partes.

El cold opening ha sido una de los mejores momentos de todo el episodio, ver como todos iban estornudando encima de Dwight por culpa de su cabezonería no tiene precio. Una vez más Jim ha sabido aprovecharse del carácter de Dwight para pasar un buen rato. Siempre digo lo mismo, pero las escenas introductorias son uno de los puntos fuertes de The Office, pueden arreglarte un mal episodio sin problemas.

Antes de continuar con el resto del episodio querría aclarar el porqué de la ausencia de fotos y descripción de este episodio en la web. Es muy simple, sencillamente las fuentes que suelo consultar no tenían fotos ni promos del episodio y no creí apropiado publicar un post para una breve descripción del episodio que encima llevaba a confusiones. Si, me metieron un gol por toda la escuadra con los spoilers, tal vez por eso esperaba más del mismo. Todos conocemos los famosos chats de spoilers que tienen las principales webs dedicadas a series (SpoilerTV, Watch with Kristin, etc), pues bien, en uno de esos chats le daban muchísima importancia a la revelación que iba a tener Michael durante el episodio, luego todos vimos que no era para tanto.

No hay una descripción disponibleIr a la iglesia puede llegar a ser aburrido, pero dormirse es demasiado…

Aunque los guionistas y los propios actores confirmasen que la hija de Jim y Pam no iba a aparecer con mucha frecuencia en la serie al final han demostrado que tiene más importancia de la que nos dijeron, vimos su nacimiento en un episodio doble y casi siempre que Jim y Pam tienen algo de protagonismo la pequeña Cece esta presente. No se les puede culpar, ser la hija de la pareja por excelencia de la serie tiene sus ventajas. En este caso hemos asistido a su bautizo y, como no podía ser de otra forma toda la oficina se ha apuntado al evento.

Creo que no se le puede sacar mucha punta al bautizo en si, Jim y Pam vuelven a sufrir las consecuencias de ser padres rodeados de tanta locura y se acaban contagiando. Cuando todos esperábamos que Michael montase el numerito como en la boda de Phyllis ha llegado Jim y le ha arrebatado el protagonismo con su percance a la hora de cambiar a su hija. Si a esto le sumamos el banquete improvisado (y un poco desastre) y la perdida momentánea del bebé confirmamos que Jim y Pam se van contagiando de la locura colectiva que rodea a los empleados de Dunder Mifflin.

No hay una descripción disponibleNo es el mejor vestido para un bautizo pero es suficiente

Mucho más jugo se puede sacar de la transformación que ha sufrido Michael a lo largo del episodio. Ha sido muy interesante el momento padrino que a protagonizado con Pam, parece que ya le tienen cogida la medida a Michael y ya saben controlarle mejor, el simple hecho de pedirle que les diga que sabe que no va a ser el padrino de Cece ha sido suficiente para evitar un escándalo durante la ceremonia, poco a poco Michael sigue madurando.

Pero lo más importante llega cuando termina la ceremonia y Michael se da cuenta de lo abierta y simpática que es la gente de la congregación, donde todos se saludan amigablemente y pasan un buen rato. Como no podía ser de otra forma Michael se ha contagiado del espíritu y se ha lanzado a saludar a toda la iglesia como si les conociese de toda la vida, my buen punto.

La escena del banquete creo que se merece una mención especial, por primera vez vemos como no es Michael, sino sus empleados los que dan la nota, quejándose de la fata de comida y burlándose del resto de asistentes. Me ha sorprendido muy positivamente la reacción de Michael, echándoles en cara que sean tan poco agradecidos y que no sepan pasárselo bien a pesar de las circunstancias. Por un momento ha parecido que Michael estaba cansado de sus empleados y de su relación con ellos, durante un momento he pensado que Michael iba a verlo claro e iba a decidir ahí mismo que dejaba Dunder Mifflin.

No hay una descripción disponibleWhy so you have to be so mean to me?

Pero no ha sido así, aunque casi. Al ver como se marchaban los voluntarios a Méjico a construir un colegio Michael se ha contagiado del espíritu aventurero y ha decidido montarse en el autobús sin pensar en las consecuencias, seguido por un Andy más pendiente de impresionar a Erin que de ayudar a los más desfavorecidos. Ha tenido gracia cuando Phyllis le ha preguntado que decirle a sus clientes si preguntan por el, soltando el rollo de que se ha muerto pero diciéndole que diga que esta en una reunión si es un cliente importante. La reacción de Darryll al ver a Michael en el autobús sigue dejándonos claro que va a luchar por seguir trepando dentro de Dunder Mifflin.

Estaba claro que Michael y Andy no iban a durar en el autobús mucho, era cuestión de tiempo que se diesen cuenta que no pintan nada en Méjico. Nada como montar una escena para que te dejen bajar. Creo que Michael ha dado un gran paso en este episodio, al final su revelación mística se ha quedado en un amago, pero creo que Michael se ha dado cuenta que necesita un cambio en su vida, pero aun no tiene claro hacia donde va a ser.

No hay una descripción disponibleI'm going to miss Cinco de Mayo…

Aparte del bautizo y el afán aventurero de Michael el episodio nos ha dejado varios puntos curiosos. Tenemos a Toby y su relación con la iglesia, no nos dan mucho detalle pero podemos suponer que desde su divorcio Toby no ha tenido mucha relación con la Dios, su conversación con él al final del episodio es una mezcla entre triste y graciosa. También tenemos a Dwight, que sin haber tenido u papel protagonista en el episodio ha estado muy presente haciendo labor comercial durante todo el episodio, y a Angela, tratando de forma súper seria a Jim y Pam y sin embargo haciéndole todo el rato carantoñas a su bebé.

Conclusión, no está mal que por una vez no sea Michael el que monte el numerito y sea el “malo” de la película, la forma de actuar de sus empleados ha conseguido que salga reforzado tras este episodio. El episodio en si ha sido flojo, sobre todo en lo que se refiere a tramas importantes, pero no malo. Una de las cosas que menos me ha gustado es que, una vez más, Andy haya tenido su momento de protagonismo al intentar sorprender a Erin. Son ya muchos los intentos seguidos y no avanzamos nada, para eso mejor cerrar el tema de golpe o darle un empujón definitivo pero seguir así no tiene sentido.

Permaneced atentos la descripción y fotos del siguiente episodio, por lo poco que se sabe tiene muy buena pita, como regalo os traigo el homenaje que le hicieron los Simpsons a The Office en su especial de Halloween de esta temporada ¡Hasta la próxima!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »