Review The Office: Andy’s Play

Tenía ganas de ver Andy's Play desde el momento en el que leí la descripción oficial del episodio. Si a esto le sumas que viene seguido de un fin de semana de los largos la cosa mejora. Si encima le sumas que la semana va a ser corta y el próximo episodio de The Office parece estar más cerca la cosa se pone al rojo vivo. Para poner la guinda al pastel resulta que el episodio es mejor aun de lo que había imaginado. Así que espero que disfrutéis de esta review casi tanto como yo viendo el episodio. Si te ha gustado el 7×03 de The Office no dudes en comentarlo, si no te ha gustado… ¡Háztelo mirar! (Es broma, para gustos, colores)

A pesar de que casi todos son buenísimos, no suelo ser muy fan de los episodios que transcurren fuera de las oficinas de Dunder Mifflin Sabre. Siempre he dicho que la finalidad del Mockumentary es mostrar el típico American Workplace, pero esta vez tengo que rendirme ante la evidencia. Este episodio ha sido excelente con todas las letras.

Desde primer segundo ha sabido manejar un recurso (el musical) que no gusta a todo el mundo y que suele enfurecer a la base fan de aquel que ose caer en el tópico. Pero esta serie no es normal, y tener un tipo como Andy la hace más especial aun. Su intento de marketing viral de su obra de teatro es de lo más original, a pesar de que Dwight y su instinto protector casi la lían (¿a nadie le ha venido a la cabeza su ataque sorpresa a Roy?). Michael no puede esconder su alegría al ver que ya se va a interpretar Sweeney Todd en el teatro público de Scranton, lo que no le hace tanta gracia es saber que no le han dado ningún papel a pesar de haber hecho el casting.

No hay una descripción disponibleCada cual tiene su biberón particular

Ver a Andy en una obra de teatro no nos sorprende, le hemos oído cantar a capella, tocar el banjo y siempre que puede se arranca con un cante. Pero que sea el protagonista del episodio es todo un acierto por parte de los guionistas. Ya sabíamos que Andy quería recuperar a Erin intentando no recaer en sus ataques de ira y este es el primer paso. Buen detalle por su parte el invitar a Erin y Gabe al último pase de la obra, demuestra ser todo un caballero, el problema es que nadie (ni siquiera Michael) quiere/puede ir a ver su obra.

Michael demuestra una vez más ser como un niño, hizo el casting para el personaje protagonista de la obra y no le cogieron, con lo cual no va a ir a ver la obra. Jim y Pam no tienen babysitter para cuidar de Ceci y Dwight alega no tener buenas experiencias con las obras de teatro. Tres situaciones distintas y tres subtramas que recaen en los pilares de la serie, segundo acierto de los guionistas.

Pensé que a Andy le costaría más convencer a Michael para que acuda a la obra, al fin y al cabo esta dolido, pero un poco de insistencia y de apelación a su amistad ha sido suficiente. En el fondo Michael es un buenazo y no puede defraudar a uno de sus empleados. Dwight por su parte acude forzado por Angela y su contrato de procreación. Jim y Pam, haciendo honor a su fama de buenazos, intentan conseguir una babysitter de urgencia para poder acudir a la obra. La elegida, of course, no podía ser otra que Erin, la cual esta intentando hacerse un hueco en el competitivo mercado de las babysitters. Un giro un tanto extraño, pero viniendo de Erin todo vale.

Pero lo mejor sin duda viene una vez están todos en el teatro. Podríamos estar comentando escena a escena y estaríamos aquí un buen rato, pero si me tengo que quedar con algunos detalles serían estos. Primero Michael y su peculiar forma de ser, llevándole globos a Andy en vez de flores, robando la botella del vino del catering y pasándosela al resto de compañeros en mitad de la obra y sus abucheos al protagonista. Y lo mejor, el momento en el que se le escapa la botella y se pone a rodar por el suelo ¡Que momento más grande! Si a esto le sumas el iPad de Ryan,los ronquidos de Stanley y el trabajo de Creed como crítico de cine ya ni te cuento.

No hay una descripción disponibleApuestame 100 pavos a Pequeño ayudante de Santa Claus

Por el contrario no me ha gustado cuando le ha sonado el teléfono a Andy en mitad de la obra de teatro. Si ya es raro llevar el móvil encima mientras actúas más raro es tenerlo con el sonido activado. Para mí el momento más flojo del episodio. Menos mal que han sabido recuperar.

La trama de Jim y Pam, dentro de lo sosos y cansinos que están con su nueva paternidad no esta mal, había que poner una excusa para que Erin no pudiese ir a la obra y les ha tocado a ellos. La aparición de Erin al final de la obra con Ceci y la paranoia por no poder dejar al bebe solo forman ya parte del repertorio de locuras de la serie. Me ha parecido más interesante las artimañas de Angela para intentar reconquistar a Dwight, poniéndole el caramelo en la boca y quitándoselo acto seguido. Poco a poco va consiguiendo que su relación 100% contractual vaya transformándose en algo más. Para mi Dwight y Angela hicieron muy buena pareja en la segunda y tercera temporada y bajaron el nivel en las tres temporadas siguientes, pero siguen siendo almas gemelas y están condenados a entenderse.

La resolución del plan de Andy para mi ha sido redondo. La presencia de Erin al final de la obra sirve para que puedan interactuar fuera de la oficina pero queda claro que Gabe esta por delante de Andy en esta carrera, menos mal que están ahí Michael y el resto para animarle tras su accidentada actuación. Estos son los momentos que para mi marcan un episodio, y The Office es especialista en brindarnos este tipo de momentos. Cuando Michael le dice a Andy lo Awesome que ha estado y le animan todos a cantar me ha recordado al momento en el que Michael agarra el micrófono del karaoke en casa de Jim y nadie le sigue salvo el propio Jim en un acto de buenrollismo increíble.

No hay una descripción disponibleLove hurts

La escena con Darryl al piano, Andy cantando y el resto de sus compañeros acompañando la canción con Dwight de fondo emocionándose es de las que no se olvidan fácilmente. Puede parecer sensiblona o un recurso fácil, pero después de ver como transcurre el episodio es el final perfecto.

En definitiva, este Andy's Play me trae recuerdos a las primeras temporadas de The Office y eso siempre es positivo, me gustaría que ese sentimiento se volviese algo frecuente esta séptima temporada, pero de momento me conformo con lo que hay. Me ha gustado mucho que nos hayan vuelto a mostrar al Michael más humano e inocente, ese Pater familias que lo da todo por sus empleados y que nos conquistó en las primeras temporadas.

Ojala se mantenga este nivel de episodios durante lo que queda de temporada, lo comprobaremos en el próximo episodio, seria un gran final para Michael Scott. ¡Hasta la próxima!

No hay una descripción disponibleI'm just a Cleaning lady… AAAAHH DEAD BODY!!

¿Qué, pensabais que me iba a ir son comentar la última escena del episodio? Pues os equivocabais ¡Como iba a dejar de comentar ese pedazo de casting que se marca Michael interpretando todo un episodio de Law & Order! Sin duda uno de los mejores puntos del episodio, una vez más vienen recuerdos del pasado con la clase de improvisación a las que acude Michael Scarn.

PD: Disculpas a todos por los retrasos en las reviews, últimamente la cosa esta apretada de tiempo y este puente no ha ayudado mucho a normalizar la situación. Al menos intento que se publiquen antes de que se emita el próximo episodio para que no se solapen.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »