Review The Newsroom: Willie Pete

wmcavoy

Este tercer capítulo se ha caracterizado por una dinámica y un tono más ligero, con un punto en ciertas ocasiones cómico. Contrasta esto con el hecho de que se ha avanzado en la que se apunta como historia central de este segundo año de The Newsroom y que es precisamente la noticia más seria y más grave de todas de las líneas informativas abiertas en ACN.
Ya el título es una declaración de intenciones. Willie Pete. Extraído de un oportuno twit-“Willie Pete por todas partes. Ardiendo”- que con un par de palabras refleja el horror que Génova pudo suponer. De ser cierta la operación. Pues de la veracidad de la misma se duda hasta prácticamente el último minuto del episodio. Llamémoslo olfato periodístico, o quizás se haya de otorgar el mérito a los años de experiencia, pero lo cierto es que, ni Charlie, ni Mac,las tienen todas consigo respecto a la historia en la que Dantana alberga una fe ciega.
El caso es que Willie Pete (bendita wikipedia) era el alias con el que el ejército estadounidense denominaba-desde el conflicto bélico de Vietnam-al fósforo blanco, agente químico que se emplea usualmente en campañas militares y que puede llegar a provocar quemaduras de segundo y tercer grado. Ningún Tratado Internacional prohíbe expresamente su uso, pero muchas Organizaciones Internacionales consideran que debería estar integrado en el listado de armas tóxicas cuando se excede su utilidad más genérica y menos “dañina” –todo lo poco dañina que puede ser un arma militar cuando está claro que hasta el elemento más inocuo causa sufrimientos excesivos- de generar pantallas de humo, como parece que ha ocurrido en el caso que manejan en la redacción.
Previamente a este revelador –¿y determinante?-mensaje en twitter, Eric Sweeney, en una entrevista privada con Mac y Dantana había aportado todos los detalles de la operación, pero sus palabras no habían convencido a la productora. Al igual que no debemos olvidar que Will fue fiscal tampoco debemos pasar por alto el hecho de que McHale estuvo en la guerra. No deja de ser útil el hecho de tener a personajes tan bien preparados para el avance de las tramas, pero ante todo, esta sabiduría engrandece al personaje pues Mac se ha lucido. En general. Su vertiente de psicóloga-esa crítica a una historia demasiado elaborada, a los excesivos detalles, esa atención al lenguaje no verbal de su interlocutor-va de serie en cualquier periodista de pura cepa. Siempre y cuando no esté cegado por la testarudez de la que presume Jerry, que ante la negativa de Mac de publicar la historia en base a una simple declaración-que por lo que ella sabe puede ser tanto verdad como mentira-pone a la redacción a buscar otros pilares que sirvan para apuntalar la historia.

macandme2x3

La idea de rastrear los twitters por la zona proviene de Maggie. A pesar del escepticismo sobre el uso de las redes sociales en la región, Sampat la apoya y gracias a un traductor se ponen manos a la obra en busca de un twit aclaratorio, Que no llega. Y sigue sin llegar. Y casi claudicando aparece EL TWIT. El tiempo dirá si habría sido mejor que no lo hubiesen encontrado.
Por el momento disfrutemos de otros dos momentazos Mac. Sí, tengo debilidad por su personaje en este tercer episodio…y en toda la serie en general. Pero tener una jefa como ella debe ser un privilegio cuando acabas de comenzar tu carrera periodística: no en vano, poco menos replantea tu viaje a África-un orfanato al norte de Uganda donde desarrollar labor social suena a un proyecto vital perfecto-cuando cualquier otro no se habría tomado las molestias y le habría espetado a Maggie un “Mejor en otra ocasión”. Ni le habría dado 100 dólares. Por otro lado, premia el atrevimiento/insolencia de Neal-y conste que Mac es mucha Mac vaya calzada con unos zapatos de 1200 dólares o yendo descalza-con la posibilidad de informar sobre el movimiento de Ocupa Wall Street. Y es más, lo aconseja bien, pues no se puede considerar absurda la afirmación de que los integrantes del movimiento corren el riesgo de convertirse en un chiste, de ser ellos mismos sus peores enemigos. Tienen buenas ideas pero malos desarrollos. Parece la crítica que se le puede hacer a muchas series.

mac2x3

No me ha gustado Will en esta ocasión. Sí en el discurso inicial del episodio, que ha sido para levantarse y aplaudir, un certero golpe a una sociedad demasiado hipócrita. Pero después, su labor de civilizar se puede llegar a desvirtuar si al final inicia una relación con Nina. Falta de perspectiva. En este triángulo parece que Mac, siendo la más sincera-“Hiciste en algún momento una promesa de estar enfadado conmigo”-es la que menos sabe. Por lo de pronto no conoce el contenido completo de “Ey, Mac, soy yo, Mira, no estoy diciendo esto porque esté colocado. Nunca he dejado de quererte. Estuviste espectacular esta noche” cuando los otros dos involucrados sí lo hacen. La información es poder. Más en el campo de las relaciones personales. Personalmente, un NO muy grande a esta unión. Sigo sin fiarme de la reina de los cotilleos. Las cotillas-en su mayor parte-nacen y no se hacen y tarde o temprano volverá a hacer alguna maniobra. Pero es opinión personal.
Igualmente, es Will quien estropea en gran medida todo el chantaje y la baza que podían tener contra Reese. Tampoco parece adecuado el tono informal con el que han cerrado una trama a la que en un primer momento se le había dado tanta trascendencia. Dejemos la vis cómica para las interacciones Don-Sloan porque ahí sí siguen funcionando a la perfección. A ver cuanto tarda en pasar algo entre ambos. Aunque reconozco que las relaciones románticas son lo que menos me interesan en la serie.
Por útimo, Jim, cuya historia, rebelión a bordo incluída (en este caso en un autobús) avanza viento en popa a toda vela. Sigue en sus trece a pesar de lo frustrante que puede llegar a ser para un periodista de investigación escuchar una y otra vez, una y otra vez…repetido, un programa electoral que en realidad no dice nada. ¿Os suena? Porque a mí sí. En todos lados se cuecen habas y parece que la reputada política estadounidense peca también de excesivas palabras huecas. Digamos que soy un votante indeciso y si pregunto ¿Qué ha pasado con el plan de sanidad de Rommey? me gustaría que me contestase sobre SU plan y no mencionase el Obamacare de su opositor. De nuevo… ¿os resulta familiar? También allí están más pendiente de la “casa” ajena que de la propia. Así pues, aplaudo sus constantes peticiones de treinta minutos con el candidato: dadle al chico de oro esos treinta minutos y a saber qué pasa. Por lo de pronto, su iniciativa se ha visto recompensada con una salida forzada del transporte electoral con sus dos particulares “Espartacos”. Uno de ellos Hallie -¿alguien lo dudaba?-tras su alegato sobre el aborto. Tres en la carretera. Pero qué tres.
Seguiremos informado.

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review The Newsroom: Willie Pete
3.1 (62.86%) 7 votes

Categorías: Reviews The Newsroom Etiquetas: , , ,

3 comentarios

  1. Uke

    Pues estoy dividido con este capítulo. No me ha gustado lo fácil que han resuelto el tema del chantaje a Reese con el que tenian más poder de decisión sobre lo que emitian. Me parece una forma barata de volver al estatus quo del principio de tener que sortear a los jefazos para hacer bien el trabajo.
    La parte que sí me ha gustado es la de Jim cubriendo la campaña. Sé que no es de lo más verosimil, pero será que tengo una vena un poco utópica. Los periodistas deberían interrogar, intentar llegar al fondo de las cosas. Cuando alguien dice “voy a hacer X” la pregunta inseparable es “¿cómo?”, y no quedarse como un mero altavoz. Lo dicho, igual no es lo más realista, pero me ha ilusionado ese golpe en la mesa de Jim.
    El resto así, así. Lo de Genoa no se acaba de asentar, lo de Ocuppy ya veremos por donde salen, lo de Maggie en áfrica tampoco acabo de ver que encaje con el ritmo con el que suelen tratar otras noticias.
    Mención aparte la escena inicial con el tema del ejercito y los gays. Para levantarse y aplaudir. La gente puede opinar lo que quiera, pero no se puede ser contradictorio con tus planteamientos. Si para tí una persona que se alista en el ejercito es merecedora de un grandisimo respeto, que sea gay no tiene nada que ver. Es más su situación es aún más difícil y aún así lo está haciendo.
    En fin, luces y sombras como suele ser habitual en The Newsroom.

  2. María

    A mí me ha gustado bastante el episodio: por lo general, me está sorprendiendo muy gratamente esta segunda temporada. Me gusta que le den vidilla a las tramas amorosas, principalmente a Will-Mac, que está muy paradita. No sé si conocíamos de antes al tal Zane pero me ha caído fatal, fatal, por cómo ha tratado a Sloan.

    La parte de Jim ya es un poco demasiado idealista para mi gusto… No por el hecho en sí (es gracioso, pega con el personaje, y tampoco es que se levantase todo el autobús a plantar cara a los políticos en plan utopía); sino por la música épica de fondo, la exagerada exaltación de Jim… Sé que era para añadir hilaridad al momento en el que se quedan tirados en la carretera, pero no me pareció muy bien usado el recurso, no sé.

  3. Me ha parecido un buen capitulo. Ha tenido varias tramas muy interesantes, como la de Jim, que, aunque pueda pecar de ser una visión un poco idealizada, no deja de ser una forma de mostrar cómo debe ser el periodismo. Preguntando todo lo posible y no darse por vencido. Tambien me ha gustado la trama amorosa de Will-Mac,ha tenido importancia pero no ha sido muy pesada, como en la primera temporada en algunas ocasiones.
    El pero para mi la trama de Maggie, no me convence mucho de momento como estan llevando su cercano viaje a Africa, pero habra que esperar a ver como siguen para dar una opinion definitiva.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »