Review The Newsroom: One step too many

sloan

Para gustos los colores y seguro que ahí donde yo opino que este ha sido uno de los mejores capítulos de la serie hay quien lo ha odiado. Lo cierto es que el ritmo, su velocidad y los múltiples arcos abiertos lo convierten en una rara avis de The Newsroom. Pero precisamente en no centrarse solo en un personaje y en avanzar-finalmente-en Genova radica su mayor virtud. ¿Lo analizamos?

Llegado este punto una se encuentra con la ingente tarea de decidir qué priorizar. Ha habido tantas interacciones y complicidad-o no-entre personajes que da rabia dejar algo en el tintero. Ya no solo por el capítulo en sí, sino porque a partir de este episodio hay pista libre para el tramo final de temporada.

Lo cierto es que la primera reunión del equipo rojo ha sido un resumen muy útil de lo que Génova ha deparado hasta ahora. Una argucia narrativa de lo más eficaz que permite a los integrantes de ese equipo y a todos los espectadores saber cómo se han desarrollado las investigaciones y situar temporalmente y linealmente a los nombres propios que han salido a relucir hasta ahora: Cyrus West, invitado –terrible invitado- ex marine, y el responsable de darle la pista de Genova a Dantana; Sweeney, protagonista de una “detectivesca” reunión en un café; los twits de Hammi 8; el documento de la ONG; la información extraoficial de Charlie-gran Charle, que ni siquiera a Rebecca revela el nombre de la fuente, cuando ella, como abogada y practicante del deber de secreto profesional debería respetar esa privacidad más que nadie- y Stomtonovich-perdón por el deletreo, en caso de error-, que será protagonista del episodio que nos ocupa.
Por otro lado, ojito a quien integra el equipo rojo: Sloan, Don, Jim y Will…frente a Neal, Dantana, Maggie y Mac, que con Charlie siendo tan neutral como Suiza, parece un grupo bastante desequilibrado-sin ánimo de ser maliciosa-a nivel de formación e instinto periodístico. Dejando, eso sí, a Mac al margen, por la que ya he declarado una especie de debilidad.
Expuesto el caso-Will no está en la reunión, demasiado ocupado en sus propios asuntos-tanto Sloan, como Don y Jim-este último de manera más abierta que los otros dos, y de forma bastante, e inevitablemente, patriótica-exponen su incredulidad. Un arma química y un crimen de guerra. Son palabras mayores. Lo que actualmente está pasando en Siria en el mundo real, nos da una idea de todas las implicaciones que la historia tendría de confirmarse.

2x06A

Dado que falta aún un hilo del que tirar. Por ello, Mac y Charlie deciden hacer una visita a Stomtonovich, que cumple con todos los criterios de búsqueda que Neal ha barajado: retirado recientemente, con un trabajo altamente censurado, alto cargo… El militar, adicto al baloncesto, se muestra proclive a la idea de usar las medidas que sean necesarias para ganar una guerra, incluso armas biológicas-si los otros los hacen, habrá que asumir los “daños colaterales” y un muerto es un muerto, ya sea por misil o por gas sarin- y parece dispuesto a confirmar su uso y las reservas norteamericanas de estos agentes químicos, siempre y cuando le oscurezcan la cara y le distorsionen la voz. ¡Ah! Y que le permitan ver el baloncesto, por supuesto. Menuda obsesión. El caso es que acuerda una reunión con Dantana al día siguiente.

Will mientras tanto sigue con su “pequeño” conflicto de confianza. Tanto que Sloan-su hermana pequeña, autodenominada, que así como es un desastre en otras cosas sabe muy bien cómo manejar a Will-lo encuentra visionando todo concentrado el último informativo y analizando estudios de voz.
Aquí hay gato encerrado y se llama Nina Howard, alias Miss Macbeth.
En una noche que va a crear extrañas parejas-y que va a ser un punto de inflexión en tanta escena en la redacción-descubrimos que la relación del presentador con Lady Gossip sigue adelante. Descubrimos, también, a un Will bastante absorbido por la mosquita muerta que entre falsos elogios de “cuanto admiro a Mac” le suelta “Estás haciendo el informativo que Charlie y Mac quieren” y le mina aún más la moral, explotando su debilidad. Lo convence para ir al matinal de la cadena y demostrar a los espectadores que es el supuesto granjero bonachón del centro de Estados Unidos que robaba de niño tartas calientes en la ventana. De verdad… ¿esta mujer sabe con quien sale? Cualquiera diría que McAvoy reaccionaría ante esto y la mandaría a beberse su copa de vino a su propio sofá, pero se presta al experimento. Va al matinal. En fin. Creo que la experiencia…En fin. me limitaré a suscribir a la hermana pequeña Sloan y no añadir nada a las imágenes, porque peor que él no lo estará pasando nadie. Algo bueno sale de eso: por un lado, reacciona y corta con Nina. Por otro, se encuentra con una Sloan, que- ella sí-se ha atrevido a psicoanalizarlo y a deducir que el vacío dejado por Mac lo ha llevado a querer llenarlo con el cariño de la audiencia. Y no es equiparable. Para nada.

2X06B

Por otro lado, la noche que Jim tenía planificada se va al garete. Todos son imprevistos: en primer lugar, la breve cena que planeaba con su chica Hallie vestida de cóctel se convierte en una cita doble con Neal y una amiga de su novia, que supuestamente está bastante mal- y que finalmente resulta estar bastante contenta, después de su dosis de alcohol.

En segundo lugar, se les incorpora en el restaurante su “archienemiga”, la responsable de prensa de Rommey. Venga a atacar a “James”. Entre las normas de protocolo está el evitar temas conflictivos en las comidas: el fútbol en España, por ejemplo. La política siempre. Y aunque Génova acapara todo en The Newsroom la precampaña republicana sigue su curso-Will MacAvoy informa sobre todo de eso-y la cena se convierte en un debate sobre religión y cifras de paro, sobre falta de transparencia en los gabinetes de prensa de los candidatos. Críticas de Neal a Paul al que su cita apoya. Críticas a Santorum. Y a Rommey. La necesidad de que Taylor Warren y gente como ella intente cambiar las cosas. Nada habrá que objetarle a esta a partir de ahora, en la medida en que precisamente por intentarlo ha sido despedida. Ouch, jarro de agua fría.

Poco le dura la pena a Jim que tiene una reserva de hotel que aprovechar. Tercer imprevisto. Cuando va camino de la habitación se encuentra a Maggie en la barra del bar. Ella improvisa una excusa: está con una amiga. Ya. Y Jim –que le presenta a Hallie-va a arreglarle el ordenador a la habitación. Ah, y el Yeti existe. O los renos de Santa Claus…Alguien se los sabe? Que no se nos olvide.

Parece que nunca va a llegar a la habitación…Y casi mejor no haber llegado porque el cuarto imprevisto acaba con Hallie camino del aeropuerto-la última hora manda-y con Jim volviendo junto a Maggie. ¿Y de que tratas cuando no tienes de que hablar porque la relación no pasa por su mejor momento? Trabajo. Aunque Harper se podía haber ahorrado el “Ten cuidado cuando bebes no se te vaya a escapar lo de Génova”. Apoyo la cara de asco de Maggie, por una vez, al 100%. Aunque no tanto su compañía final: ¿no decía que no salía en ese plan? Pues ella esa noche no duerme sola…

Sí lo hará Mac, que bebe sola en un bar –odia el estigma que para las mujeres supone eso y logra decirlo sin parecer con ello una odiosa feminista radical- hasta que llega Don, que sigue dándole vueltas a la bomba de relojería-nunca mejor dicho-que le han soltado por la mañana con Génova.

Pero ahí sí hay confianza-a diferencia de Jim-Maggie- y terminan hablando de Sloan y de su nueva cita de esa noche: un deportista profesional. McHale, que lo ve venir, le hace la pregunta que flota desde hace tiempo en el ambiente: tienen química, se llevan bien, son amigos ante todo, se admiran mutuamente… ¿por qué no la invita a salir? Aaaahhh…no vale la excusa de que Don-“Don, DonDon… ¿te gusta tu nombre?”-no es un jugador profesional que no se machaca en el gimnasio. Si alguien te gusta, ese es el menor de los problemas y seguro que Sloan estará de acuerdo y sexy se le quedará corto para Don. Tampoco vale la excusa de la relación jefe-empleada, porque eso no lo detuvo con Maggie. Es miedo. Simple y llanamente. Porque Don sabe que con ella podría funcionar de verdad. Pero hay un contrapunto con estas auténticas relaciones: puedes tenerlo todo o quedarte sin nada. Independientemente de lo maduros que ambos sean, si llegasen a cortar, no podrían seguir adelante con la misma facilidad con la que él y Maggie-que si está mal es por otras cosas-lo han hecho. Así que por el momento se contenta con la amistad. Ánimo, Keefer, que quien no arriesga no gana.

Mac sigue-siempre-pensando en el trabajo y le confiesa su mayor temor: ¿Será Jerry Dantana de fiar? Sentido arácnido que diría Stan Lee. Don no tiene dudas sobre el de Washingon-iluso-pero sí teme la causa-efecto que retransmitir eso puede suponer: atentados en las embajadas, crisis diplomáticas… No sigo porque basta con leer cualquier periódico nacional actual.

2x06C

¿SERÁ JERRY DANTANA DE FIAR? NO. ROTUNDAMENTE NO.

Este capitulo lo ha desenmascarado como el auténtico villano de la temporada. Peor que ese militar que echando a Maggie del cuarto de grabación ha dado pie a Dantana a cometer uno de los grandes sacrilegios del periodismo: manipular información. No ha conseguido sacarle la confirmación del uso del Willie Pete, y habilidoso en tecnologías como nadie, ha manipulado la voz para que pareciera que Stomtonovich lo había hecho. Ambicioso como es, también en la copia original-que la previsora Mac quiso visionar- modificó la declaración. Peor aún que manipular es que ha arrastrado a todo un equipo de noticias con él. No ha pensado en las causas-efectos. Y seguro que ha tenido momentos de echarse atrás.

El culmen ha sido esa arenga hipócrita que podría titularse “Jerry contra el mundo” y comenzar con una nota quejica: “qué malos sois todos que no queréis ver lo que hay y buscáis destruir lo evidente cuando no es posible.” Maldita la hora que llegó a ACN, pensará más de uno. Seguiremos informando.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review The Newsroom: One step too many
3.9 (77.65%) 17 votes

Categorías: Reviews The Newsroom Etiquetas: , , ,

3 comentarios

  1. TeOdioJerry_TeAmoSloan

    Gran, gran capítulo.
    Esta temporada superó, con creces, los errores de la anterior. Y se pegó un salto tremendo en calidad. sorkin hasta se tomó el lujo de darles voz a los que lo criticaban. Fue cuando Jerry critica al Red Team y directamente les grita: Les gusta este presidente, lo apoyan y por eso me atacan. Guau.
    Estoy esperando con ánsias el siguiente episodio, aquí el HBO los trasmite los lunes, porque se viene weno. Me imagino que se va a tratar del día despues de la transmición de Génova. O al menos eso es lo que espero.

  2. Anónimo

    Es acojonante como se la cuela Jerry a todo el red team con la cinta “original”. Si miran a la TV se ve claramente un corte en el partido de baloncesto. Supongo que eso dará juego más adelante.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »