Review The Newsroom: Amen

Hay un método, fiable aunque no infalible, de detectar antes de la publicación de una review en este blog si el episodio en cuestión ha gustado a no al encargado de valorarlo: el tiempo que trascurre entre la emisión y la citada publicación. En mi caso, escribir sobre Amen justo cuando estamos a punto de abrazar Bullies, el 1×06, no precisamente síntoma de que me haya encantado. El 1×05 de The Newsroom aparca las buenas maneras y se enzarza en algunas tramas que rozan niveles de sensiblería que, sinceramente, no esperaba ver nunca en una serie así. Sorkin, HBO… ¿y Rudy? Despiecemos Amen.

El tema de la semana es la llamada Primavera árabe, en concreto la vivida en Egipto, en la plaza Tahrir, allá por enero y febrero de 2011. Un tema suculentísimo, desde luego, un tema que debía estar sí o sí en la agenda de la serie y que es rico en matices, emocionante y pasto de guiones televisivos maravillosos. Sin embargo, por algún extraño motivo, Sorkin decidió obviar la importancia y el interés intrínseco de los hechos para convertirlos en una excusa sobre la que desarrollar una trama tangencial: los peligros que corren los periodistas de guerra (aunque aquí quizá llamarlos de guerra es un poco atrevido, pero ya me entendéis) sobre el terreno, y la existencia de un periodismo amateur tan válido como el que más. La figura de Amen, ese pseudónimo tras el que se esconde el hábil Kahlid Salim, y el papel de Elliot como saco de golpes se podrían haber cimentado sobre cualquier otra excusa argumental; lo han hecho sobre la Primavera árabe, desperdiciando así una de las mejores materias primas de que disponía la serie. Por lo demás, el capítulo ha seguido hurgando en las miserias del periodismo rosa, con un nuevo choque entre Will y Nina Howard, ha buceado nuevamente en las lagunas económicas (y matemáticas: necesita los dedos para procesar operaciones aritméticas básicas) de MacKenzie, ha mostrado la [ironía]vasta[/ironía] colección de expresiones faciales de Olivia Sloan Munn, ha demostrado que los dramas inteligentes también pueden usar el humor slapstick sin sonrojarse lo más mínimo (Jim VS. La puerta de cristal, Don VS. La puerta maciza)… y hasta ha sacado tiempo para rezarle a San Valentín. De todo ello, salvo lo de Will y Nina Howard. Y casi más por la escena en que Charlie coge el teléfono como si en realidad empuñase una Magnum que por otra cosa.

Supongo que en el fondo es una cuestión de expectativas: ya expliqué que mi gran ilusión con The Newsroom era conocer los mecanismos periodísticos que convierten los hechos en noticias, en grandes historias, y también aprender sobre la ecomonía y la política de los Estados Unidos. A veces lo logro, y a veces no. No sería un problema si esas veces en que no lo logro obtuviese algo bueno a cambio… pero no suele ser el caso. Ejemplo: Neal. El friki de la redacción va dando tumbos sin ton ni son. La semana anterior lo tuvimos dando la vara con el Bigfoot durante casi la hora que duró el episodio, en una trama que no alcanzamos a comprender del todo, a menos que nos estuviesen empezando a vender al internet guy como El chico de las tramas relajadas. Una especie de Pepón Nieto en Periodistas, salvando las distancias… Bien, ha resultado no ser así: Neal es en realidad un tipo con una historia dura detrás, que vivió en primera persona los atentados del metro de Londres, gracias a los cuales parece ser que puso un pie en el mundillo periodístico. ¿Su gran idea esta semana? Cederle el testigo a Kahlid Salim. La diferencia es que él no corría peligro alguno grabando con su móvil en el metro, más allá de que hubiese más bombas, claro… en cambio Amen es otro cantar. ¿Alguien en su sano juicio se destaparía la cara, daría su verdadero nombre e iría directo a la boca del lobo? No, rotundamente. Y menos si quienes te tienen que convencer son unos americanitos instalados cómodamente en el calor de una redacción, a medio mundo de distancia.

¿Qué intención tiene Sorkin con esta trama? ¿Sacar a pasear el rescate, los 250.000 dólares, para poder emular a Rudy y cerrar el círculo? ¿Mostrarnos lo buen tío que es Will? ¿O, sencillamente, decirnos que en Egipto hay gente dispuesta a jugarse el cuello por contar las verdades? Si es esto último, la plaza Tahrir estaba repleta de Amenes

Las tramas amorosas, Will-Mac y el triángulo Jim-Maggie-Don, avanzan sin demasiada sorpresa. La executive producer descubre que su noviete se la da con queso, y tengo que decir que me ha gustado mucho su reacción, más madura y propia de la persona que creo que es que de esa especie de bufón que vemos a veces. “You deserve a lot better“, le dice Jim; “I deserved what I got“, replica ella. Chapeau! Por lo demás, el abrazo que comparte con Will al final del capítulo también me ha gustado, y el problema es que hay pocos motivos para que estos dos no se den una segunda oportunidad. ¿Qué barreras hay, ahora que Will ha dejado de ser un ass y que parece que hasta es capaz de tragarse el orgullo? Demasiado rápido para la reconciliación, algo tendrá que pasar.

En el ménage à trois, me parece muy cómico que la cuarta en discordia, Lisa, la compañera de piso de Maggie, a) diga que San Valentín es su día preferido a la vez que b) resulte que todos sus San Valentín han sido siempre horribles. No es mucho mejor la aportación de una de las redactoras: “Hemos vuelto a intercambiar los teléfonos por error”. Nadie intercambia su teléfono con nadie. Existen las fundas, los fondos de pantalla, los tonos y varias decenas más de métodos para diferenciar móviles. Lo sé, son detalles estúpidos, pero por eso precisamente me molestan soberanamente…

Rescato pocos datos positivos del episodio. El que más, el choque entre Will y Nina en el restaurante: está muy bien escogida la frase que provoca el estallido de rabia en Will, ese “Oye, somos periodistas” que apesta a colegueo y que cambia el juego bruscamente. Es la trama de fondo más interesante, especialmente sabiendo que los altos poderes (Leona Lansing) están detrás de Nina.

¿Qué os ha parecido Amen a vosotros?

Nota del autor
2
Vuestra nota
Review The Newsroom: Amen
4 (80%) 1 vote

Categorías: Reviews The Newsroom Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »