Review The Mob Doctor: Turf wars

Víctima colateral

¿No os resulta un poco pesado, por estas fechas, que prácticamente todas las series nos deleiten con el clásico capítulo Acción de Gracias? Ya sabéis, uno en el que todos nuestros personajes, o casi, acaban cenando un rico pavo en amor y compañía, a pesar de que durante todo el capítulo pareciera que la fiesta iba a ser un fracaso. El típico, junto con el de Navidad. Pues, a favor de The Mob Doctor, tengo que decir que no sólo me ha librado de ver otro capítulo de Acción de Gracias sino que nos ha dado el episodio más interesante hasta la fecha. La semana pasada dejamos a Moretti y Constantine al borde de la guerra, a Brett enfadado con Grace, y a nuestra doctora recuperándose del tiro en la pierna, y esta semana vamos a olvidarnos de tramas secundarias y continuar por esta misma línea.

Grace está harta de estar en casa escondida, así que llama a Rose para que le lleve antibióticos y así poder volver al trabajo. Obviamente Rose, que siempre acaba siendo cómplice de los chanchullos de nuestra protagonista, se da cuenta de que tiene una herida de bala, no una gripe, y le exige una explicación. Pero, salvada por la campana, una urgencia en el hospital las reclama antes de que Grace tenga que decir nada más.

Allí se encuentran a dos víctimas de un accidente de coche. Grace se encarga de la conductora, una chica joven que ha recibido un tiro en la cabeza, mientras que Brett atiende a su madre, que ha sufrido los efectos del golpe posterior. Lo que Grace no sabe aún es que son víctimas colaterales del enfrentamiento Moretti-Constantine: El primero manda a Franco y sus matones a destrozar el almacén de un socio de Constantine que se niega a ayudarle (Al que ya vimos en el cuarto capítulo, Sam Weiss), donde los chicos de Alexander les tienden una emboscada, terminando todo en un tiroteo en el que las pobres pacientes se ven mezcladas. Aunque al final los chicos de Moretti escapan sin demasiados daños, Constantine está dispuesto a todo para acabar con ellos, furioso por lo que le hicieron a Grace, y decide reunirse con su rival. Así, a plena luz del día, en un lugar público y a pesar de las bravuconadas de Moretti, le deja una mano destrozada y dos opciones: Entregarle a Franco y huir, o morir. Está claro porqué Constantine es un gran capo, posee una autoridad que un mafioso colérico e irreflexivo como Moretti no puede ni soñar.

Fork off

En el hospital, como la mayoría de los pacientes que ha tenido Grace últimamente, la chica se muere, dejando a su madre desolada y abandonada. Grace está desolada porque esta guerra callejera se cobre otra víctima y, muy hábil, idea un brillante plan para librarse de Moretti de forma pacífica. Para variar, requiere la ayuda de Rose (que parece tener una autoridad incontestable en el hospital), que sólo le pide a cambio que le responda a algo: “¿Trabajas para la mafia?”. Cuando nuestra doctora Devlin confirma sus sospechas, le ayuda a dar el cambiazo entre la bala que mató a la paciente y la que Moretti le disparó a Grace. Así, cuando el forense examina a la víctima, el FBI por fin puede detenerle por asesinato.

Hablando de FBI, hemos vuelto a ver al Agente Especial que conocimos en el primer capítulo. Éste quiere ayuda de Grace con el caso y se muestra extremadamente simpático con Grace. ¿Será un nuevo interés romántico para nuestra ahora soltera doctora, o le interesa policialmente?

GraceBrett s'acabao

Por cierto, sí, he dicho soltera. Por fin Brett le ha exigido que le diga la verdad, en vez de excusas vagas sobre las malas compañías de Nate. Y cuando Grace no es capaz de decirle nada, Brett la deja. Seguro que a Franco le encantará saberlo, aunque me temo que anda un poco liado, con eso de que Constantine quiera matarlo y el FBI le recomiende huir…porque resulta que nuestro querido Franco trabajaba con ellos para acabar con Moretti, y aunque gracias a Grace su tapadera está intacta, le recomiendan que huya de la ciudad antes de que el capo se encargue de él o alguien descubra su doble juego. Por fin descubrimos porqué dejó a Grace tan repentinamene hace 5 años: Algo le llevó a unirse a los federales entonces. Esta vez no parece estar dispuesto a desaparecer de nuevo, pero no va a tenerlo fácil para lograr que tanto Constantine como la doctora le perdonen, después de todo lo que les ha hecho.

Franco topo

En conjunto, un buen capítulo, sólido, sin tramas de relleno (al fin) y con un buen giro final al descubrirse que Franco es un topo. Veamos cómo evoluciona todo ahora que la trama de Moretti parece haber acabado. Las audiencias se mantienen en 3.1 millones, lo que sigue siendo bajo, pero mejor que antes del parón, así que contra mis pronósticos iniciales, parece que podremos seguir disfrutando de la doctora Devlin un tiempo más.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »