Review The Mob Doctor: Protect and serve

Franco vs. Grace

Por tercera semana consecutiva, aquí estoy con la eterna duda del colaborador de Todoseries: ¿Cómo empiezo la entradilla? Creo que es sin duda la parte más complicada de escribir la review (salvo que te toque escribir sobre, no sé, el final de Perdidos, o las paradojas temporales de Fringe). Así que iré a por algo sencillo y conciso, aunque probablemente sorprendente para algunos: me ha gustado este capítulo de The Mob Doctor. Si quieres saber por qué, dale a seguir leyendo.

Si en la última review me quejaba de que la trama del hospital me había resultado demasiado ajena ala trama general, en este capítulo ambas han estado plenamente integradas. Bien, señores guionistas. Todo comienza cuando una perfecta familia americana ingresa en urgencias tras una colisión automovilística. Un conductor borracho ha arrollado su coche y el padre, la madre, el hijo futbolista y la adorable niña rubia ingresan en pésimo estado. Grace se encarga de la niña, muy parecida a la Grace de su edad, que no tarda en morir. El padre sale relativamente ileso, la madre está tan grave que entra en un coma abducido, y el niño corre el riesgo de perder la pierna. En conjunto, una catástrofe producida por un borracho imprudente al volante.

Constantine al aparato

Nuestra doctora Devlin está muy afectada por el fallecimiento cuando recibe una llamada de Alexander, que la necesita urgentemente. Cuando llega, debe sanar a un hombre herido en una supuesta pelea de bar. Pero, oh, casualidades del destino y de los guiones de serie, el hombre es el responsable del accidente anterior, el conductor borracho. Y para más inri, es el jefe de la Brigada de Bandas que Constantine se está trabajando. Así que Grace debe salvarle y no puede denunciarle, por más que quiera. Y a pesar del juramento hipocrático, la razón, y la bondad que le suponíamos, Grace le deja marchar con un desangramiento interno, esperando que caiga así en manos de la justicia o, al menos, de la justicia divina.

¿Y en medio de este follón, a quién no pensaba encontrarse Grace ver trabajando para la mafia? Efectivamente, a su descerebrado hermanito Nate, ya convertido en esbirro de Constantine. A pesar de advertirle que se está metiendo en la boca del lobo, él la ignora. Es más, ignora a Franco, que intenta advertirle mientras se deshacen del coche del policía, de que la vida mafiosa no es para él. Parece decidido a triunfar como secuaz mafioso, contrariamente a cualquier consejo.

Coche quemado

Hablando de Franco, por fin sabemos algo más de su historia con Grace: Según parece, iban muy en serio, tanto que ella esperaba que él la propusiera matrimonio, hasta que Franco huyó de la ciudad sin más explicación. Ella no sabía que era por un problema legal, y rehízo su vida hasta encontrarse ahora la mar de bien con el adorable (¿Por qué será que Zach Gildford no hace otro tipo de personajes? Brett. Aún así, dudo que Franco deje de intentarlo, y más tras recibir el beneplácito de su casi-cuñado.

Mientras, Grace está decidida a apartar a su hermano de la mafia. Como Nate no parece respetarla demasiado, acude a su madre para que le haga entrar en razón contándole la verdad sobre su padre, a quien hizo parecer un ejemplo a ojos de su hijo. Así que la señora Devlin le cuenta a Nate que su progenitor era, en realidad, un matón borracho y violento. Desgraciadamente, esto no parece hacer mella en el chico, por lo que la señora va directamente a la fuente: Constantine. Y aunque le pide que deje tranquila a su familia, está claro que entre ambos hay historia, y el capo sigue interesado, por lo que en vez de alejar a Nate, le pide que le regale a su madre una tele de plasma “caída de un camión”, que ella acepta sin mucha renuencia (Coherente, la señora).

Volviendo a la trama principal, Franco convence a Grace de que si Constantine quiere tener sano y salvo y en nómina es por una buena razón: Va a convencerle de hacer una redada a gran escala contra las bandas que mueven droga en la ciudad, particularmente aquellas que la acercan a su barrio, donde recientemente un chico conocido por ambos murió de sobredosis. “Nosotros cuidamos de los nuestros, Grace”. Sus palabras surten efecto en la doctora, que lleva al policía al hospital y le sana definitivamente. Una vez más, su amiga Ross (Que debe ser, cuanto menos, jefa de enfermeras y maestra falsificadora de altas de pacientes) la cubre. Antes de que el policía se vaya, Grace le lleva a ver el resultado de su imprudencia: La madre se recuperará con tiempo y terapia, el padre está bien, y el niño salva la pierna gracias a la intervención de Brett, pero son una familia destrozada.

El agente, eso sí, cumple su palabra y las redadas ayudan a capturar a muchos criminales, entre ellos, oh, casualidad, Marcelo Coin, el responsable del encarcelamiento de Constantine. Franco mentía, y no se trataba de mejorar su barrio, sino de vengarse. Así que Grace entrega a la policía el informe médico, ante la sorpresa de Franco. Quien, según parece, miente mucho y bien, y esconde un secreto más: Moretti está vivo y tramando su vuelta en algún lugar en las montañas. La ha puesto una bomba al coche de Constantine, que se salva por poco y sigue sin saber quién está detrás del ataque. Y dudo que Grace, responsable última de que recibiera un balazo en el pecho, no se vea salpicada. ¿Qué hará Franco entonces, salvar a la chica, u obedecer a su jefe?

Moretti's back

En resumen, otro capítulo más que, sin ser brillante, sí es entretenido y presenta una trama con continuidad bastante interesante. Esperemos que las audiencias y la Fox nos permitan adentrarnos en ella un poco más.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review The Mob Doctor: Protect and serve
4 (80%) 2 votes

Categorías: Reviews The Mob Doctor Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »