Review The Mentalist: Red Scare (2×05)

¡Volvió The Mentalist! Luego del parón de una semana les ha tocado un nuevo caso al CBI, esta vez con un poco de sobrenatural… Buen
capítulo: si eres seguidor de Supernatural, este
episodio te va a gustar. Pero, ¿de qué va? Empecemos por ahí. Un
arquitecto está en su nueva casa (una vieja mansión) cuando de pronto se
le aparece un fantasma y lo mata. Buen comienzo de episodio para
enganchar a la audiencia…

Claro que, como en todos los casos, los sospechosos son su familia (en este caso sólo tenía esposa), sus enemigos (ex-propietaria y su sobrino) y el ladrón del pueblo. Incluso el sheriff local, del cual hemos aprendido en episodios anteriores que no debemos fiarnos de ellos. Aunque existe el mito de que hay fantasmas y una fortuna en la mansión. Lisbon se mantiene escéptica en esto, mientras que nuestro protagonista Jane quiere saber más y visita a un historiador del pueblo en su librería.

Pero las ilusiones de los fantasmas se fueron rápido. En una de las revisiones del lugar que hacían Rigsby y Van Pelt, aparece el propio fantasma de Patrick. ¿Fantasma de Patrick? Sí, porque como hizo en capítulos anteriores, husmeó bien el lugar y descubrió como se hace ese truco de magia. Vale, entonces no hay posibilidades de que lo haya hecho un fantasma, le dejamos eso a los hermanos Winchester.

The Mentalist: Red Scare (2x05)The Mentalist: Red Scare (2×05)

Rigbsy y Van Pelt revisan los escondites secretos de la casa hasta que el primero se decide y le confiesa su amor. Un amor que conocemos desde el piloto (gracias a la habilidad de Jane) y que cuando se besaron, resulta que Rigsby estaba hipnotizado. Perfecto, tenemos otro beso. No, no tenemos. Interrumpió nuestro querido Patrick. Apreciamos tanto sus intervenciones en los casos, ¿pero justo ahora tenía que aparecer?

Sigamos con Jane. Es habitual que haga trucos para descubrir a las víctimas. ¿Cómo es esto? Inventa algo o a alguien y lo nombra a todos los sospechosos. En este caso no necesitó inventarse nada, fue por el lado del tesoro. Otra vez Lisbon actuando de enojada y a esperar a que el asesino caiga en las pistas que Jane inventó. Y lo hizo. El asesino era el sobrino de la ex-propietaria que fue a buscar el supuesto dinero del tesoro, usó el truco del fantasma y lo mató por accidente.

Caso resuelto, a comer pizzas. Pero, mientras Rigsby y Van Pelt preparaban los utensilios, se escondieron en una oficina y… ¡se besaron! Sí, finalmente. Y Van Pelt no se quedó atrás y lo invitó a su auto luego de comer. ¿Será el turno del noviazgo en lo que resta de la segunda temporada o serán solo encuentros?

Capítulo aprobado. Más que el anterior porque este supo generar intriga. ¿Red John? Otra vez sin avances. Ya es el segundo episodio seguido del que no tenemos noticia del nuevo agente Bosco ni su búsqueda por el asesino serial. ¿Se lo estarán guardando para los capítulos finales? Si es así y van a continuar con este tipo de casos, que lo hagan porque son entretenidos. Aunque un poco más de acción no vendría mal


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »