Review The Mentalist: Red menace

Bueno, antes que nada es un honor para mí escribir en Todo Series.
Seré el encargado de The Mentalist, una de las series más vistas de los
Estados Unidos. Así que será mi tarea tratar de engancharlos con
Patrick Jane y el CBI
.

Pues ya se presenta él solito… así que sólo diré que su nombre es Matías Carricart, ¡ovación!

Comencemos con el capítulo. Red menace, Amenaza roja en español. Como ocurre habitualmente en The Mentalist, la primera escena es el CBI viendo el cuerpo encontrado. Hombre de 40 años, trajeado, con un gemelo de una rueda de moto en su lado izquierdo de la camisa. Fue lo único que no desapareció, por lo que la hipótesis del robo es descartada, además de su buena vestimenta por la que Patrick Jane deduce que tenía enemigos. Encuentran el audífono de su móvil, llaman a casa e identidad revelada: Gordon Hodge. Visitan a la viuda y se revelan más datos: un abogado de una pandilla de motoqueros llamada Los Santos Pecadores, encargados de la distribución de drogas y prostitutas, entre otras cosas ilegales. Datos que aporta Rigsby, además de preguntarle a la viuda y a su hijo si conocían a los motoqueros, lo cual causa el enojo de Lisbon con Rigsby cuando terminan con el interrogatorio.

A la salida, Cho informa que encontraron el auto y que Hodge había sido arrestado por posesión de drogas, pero luego liberado ya que supuestamente un tal Von McBride le pagó la fianza. ¿Quién es Von McBride? El líder de Los Santos Pecadores. Cho contacta a sus amigos de la fiscalía y descubre que los liberaron porque perdían muchos casos con Hodge y Los Santos.

Patrick y Lisbon llegan al bar donde se reúne la pandilla. Claro que son repudiados y ocultan a su jefe, pero Jane lo encuentra y le habla a uno de sus ayudantes sobre un tal informante. Una nueva persona inventada por él para que caigan en una trampa (recordad el primer episodio de esta segunda temporada). Mientras interrogan a McBride, una mujer intenta entrar al bar a los insultos. No lo logra y se escapa antes de poder hablar con Lisbon.

Van Pelt, siempre tan importante reclutando datos con su ordenador, echa un vistazo al registro de llamadas de Hodge. Antes de su muerte, figuraban unas llamadas de una tal Constance Hoyt, amante del muerto. Constance Hoyt es nada menos que la pareja de McBride. Llegan Van Pelt y Lisbon al bar pero Hoyt se escapa rápidamente en su moto. Es ahí cuando Van Pelt pone primera y la vemos en una excelente persecución. ¿Recuerdan las dudas que tenía para encender el coche en la season premiere? Bueno, aquí ni dudó en cortar camino. Lisbon le dice: “Tengo que sacarte más de la oficina”. Van Pelt va ganando terreno esta temporada, a los interrogatorios que hace ahora se suma su buen accionar en este tipo de situaciones. Nosotros también esperemos que la saque más de la oficina y que sea de más ayuda que estar sólo con un ordenador.

Van Pelt tomando velocidad para sorpresa de LisbonVan Pelt tomando velocidad para sorpresa de Lisbon

Rigsby y Cho llegan a la oficina de Hodge. Cho le pregunta a su compañero por qué odia a los motoqueros y éste le responde que su padre era uno de ellos. De a poco, vamos conociendo un poco más sobre la vida privada del equipo. La oficina está revuelta pero no se llevaron nada. Hay una pintada en una puerta: “Burn in hell” (Arde en el infierno). Es inevitable que luego de ver una pintada roja en la pared no se me venga a la cabeza Red John, aunque su rostro feliz no se hacía presente. La cinta de vídeo del lugar muestra a una mujer ingresando. Es la misma que quería entrar a los gritos al bar. En el interrogatorio, Constance Hoyt deja en claro que la viuda sabía de su aventura con su marido. La viuda lo confirma.

Vuelven al bar. McBride admite que conoce a la mujer. Se llama Guthrie y su hermano fue asesinado por el líder de la pandilla. Es sospechosa por el resentimiento que sentía hacia Hodge ya que gracias a su defensa, McBride estaba libre. Luego llega la interacción a solas de Jane con alguno de los familiares de la víctima, siempre presente en este tipo de tramas. El elegido es el hijo, Lucas, que tiene dificultades para manejar por lo que acepta a Patrick como instructor temporario. Jane se gana su confianza al decirle que confía en sus instintos.

Cho y Rigsby están de guardia en la casa de Guthrie. El primero le pregunta a Rigsby sobre su relación con Van Pelt, el amorío de la serie. El único hasta el momento ya que el deseado Jane-Lisbon sigue sin ocurrir. Bueno, Cho también tiene su pretendiente pero no es protagonista. “Ningún progreso“, le responde Rigsby. Es lo único que se dice en el capítulo. En eso aparecen Los Santos Pecadores para matar a Guthrie en forma de venganza ya que creen que fue ella quien asesinó a Hodge. Los agentes del CBI no se quedan atrás y los echan.

Al siguiente día, aparece el gemelo ausente de Hodge en la basura de Guthrie. Es arrestada y se lo comunican a la viuda y su hijo. Pero Lucas sigue el consejo de Patrick, el de confiar en sí mismo. Se siente culpable porque iban a condenar a una mujer inocente y confiesa que fue él quien cometió el crimen. Mientras su padre le enseñaba a manejar, recibía llamadas de Constance Hoyt, lo que enfureció al joven y, luego de una discusión, lo asesinó con una piedra. Luego llamó a su madre quien recreó toda la escena para que pensaran que había sido un robo. Caso resuelto.

Pero quedaba un poco más. McBride, el líder de la pandilla, recibe un llamado para que salga del bar y le digan quien es el tan famoso informante. Allí se encuentra con un Jane con sombrero y ocultándose de alguien. Le entrega un sobre y le dice que allí adentro está el nombre del traidor. Sus discípulos salen del bar y le sacan el sobre que contenía dinero. Jane se mete en un auto en donde estaba Guthrie, que tuvo la ayuda del mentalista para vengarse. Otra vez Patrick jugando y ganando.

Buen capítulo de The Mentalist, que está teniendo una muy buena temporada. No hubo avances en la trama. En ninguna. No se dijo nada de Red John, ni tampoco apareció Bosco. Luego de un capítulo en el que fue la principal protagonista, no ocurrió nada con Lisbon, mientras que Jane se comportó como suele hacerlo en este tipo de capítulos. En fin, lo único que se puede rescatar es que Van Pelt va creciendo en su rol y ahora la sacan cada vez más de la oficina.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »