Review The Mentalist: Black Gold and Red Blood

Review The Mentalist: Black Gold and Red Blood

La semana pasada vimos un capítulo de The Mentalist en el que se hacía referencia a fantasmas. Compararlo con Supernatural me fue inevitable… ¿Qué nos ha tocado esta semana? ¡Prison Break! Sí, y nuestro Michael Scofield es nada menos que Patrick Jane que demuestra que sin tatuajes se puede escapar fácilmente de la cárcel. ¿Lo comentamos?

El episodio comienza como siempre: el CBI llegando al lugar del crimen. Mientras Van Pelt y Rigsby inspeccionan el cuerpo, hablan de su relación. Y Rigsby cree que Jane lo sabe. ¿De qué relación? ¿Ya son novios después de tanto flirteo? Eso es todo lo que tenemos de ellos en este capítulo. En las oficinas del CBI, Bosco pide detener a Jane. ¿El motivo? El micrófono que le colocó en el 2×02 para poder espiarlo. Bosco le pide que si no quiere ir a prisión, renuncie al CBI. Por supuesto que no lo hace y lo llevan a la cárcel por unos días. Bosco sigue ganándose el odio de los fanaticos de nuestro mentalista favorito.

Jane obtiene el respeto de los prisioneros fácilmente gracias a su poder de deducción, que le ayuda a leer al jefe de la prisión. Como los origami que le daba Scofield a Abruzzi, pero sin papel. El CBI se ve débil sin Patrick, es por eso que Cho lo visita para llevarle una carpeta con sus avances en la investigación. ¿De qué va el caso? El cadáver es de un hombre casado con una hija. El suegro de la víctima tiene un enemigo por haberle comprado las tierras en las que se halla barro petrolífero. Es el principal sospechoso. Jane le pide a Cho que lleven al cuñado de la víctima hasta la prisión para poder interrogarlo, pero se lo prohiben de manera inmediata.

Bosco, nuestro mejor amigoBosco, nuestro mejor amigo

Desde la cárcel, Patrick se hace pasar por Rigsby telefónicamente y acusa al cuñado de la víctima de mantener un romance con éste. Cuando Rigsby llega a su hogar para interrogarlo, le golpea. Y va a prisión. Excelente estrategia de Jane para que lleven a la persona que quería al lugar que quería.

Rigsby y Cho hablan con Bosco para que deje ir a Jane, pero éste se niega. Creen que debe pasar a la acción Lisbon porque Bosco está colado por ella. La jefa no lo hace y tampoco cree en lo que comentan sobre Bosco. Volvamos a la prisión. Lisbon visita a Jane y le lleva una magdalena. ¿Para qué? Para atrapar un ratón que asusta a un policía. Al día siguiente de atraparlo, aparece en mal estado sobre el suelo y lo llevan en camilla para atenderlo. Allí queda solo con el policía y le muestra el raton. El policía se asusta, Jane se pone la chaqueta y se marcha. Así de fácil… ¡y sin haber diseñado la cárcel!

Jane se va a la casa de la víctima y desde allí llama a Bosco para decirle que va a atrapar al asesino. Mejor dicho, a la asesina. Porque quien cometió el crimen fue la pareja del suegro de la víctima, a la que Patrick descubrió por llevar purpurina, tal como tenía la víctima y su pareja. La acusada se defiende, pero el ADN es contundente. Caso resuelto

Pero el capítulo aún no finalizó. Lisbon le pide a Bosco que no sume cargos por la fuga de Patrick. De hacerlo, desenterrará un viejo secreto de ambos: un asesinato que cometió Bosco porque no tenía otra opción para capturar al culpable. Gran capítulo de The Mentalist. Esta temporada nos vamos metiendo más en los asuntos internos del CBI. Con Rigsby y Van Pelt juntos (?), se sigue abriendo un poco más la trama de Lisbon y Bosco y Jane sigue sumando enemigos.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review The Mentalist: Black Gold and Red Blood
Valoración

Categorías: Reviews Series The Mentalist Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »