Review The Leftovers: The most powerful man in the world (and his identical twin brother)

Exhaustos. Así nos está dejando esta última temporada de The Leftovers, esa serie con el más alto grado de incertidumbre e imprevisibilidad de toda la parrilla televisiva. De hecho, a falta de un capítulo para terminar la serie no tengo ni la más mínima idea de cómo va a terminar la historia de Kevin Garvey y amigos en el mundo post Marcha Repentina. Así que vamos a adentrarnos en este onírico, por llamarlo de alguna forma, The most powerful man in the world (and his identical twin brother) en el que por primera vez durante esta temporada la música de los títulos de crédito se corresponde con la original de The Leftovers. Ese detalle ya nos tendría que poner en guardia para lo que se nos avecinaba o, mejor dicho, lo que nos iba a atropellar y pasar por encima. Aunque esta vez los guionistas han decidido cambiar de registro y, después del demoledor Certified, se dedican a ponernos una sonrisa y alguna carcajada dentro del drama que es The Leftovers.

La semana pasada dejamos a todos durmiendo por obra y gracia de Laurie, y en ésta vemos como se despiertan y cómo Kevin Sr va corriendo a la “charca de los ahogamientos” porque Kevin Jr ya se ha puesto a ahogarse a sí mismo. ¿Para qué esperar? Sigo sin tener clara la sumisión de Kevin que no cuestiona ni pregunta el porqué, simplemente se deja llevar, probablemente quiere encontrar sus propias respuestas. Pero no le dejan ahogarse porque, como dice Kevin Sr, no lo puede hacer solo. Se nota que el padre quiere un papel activo en la vida del mesías. Antes de volver “al otro lado” le hacen recordar los tres encargos que tiene: contactar con los hijos de Grace, hablar con Evie y la parte de la canción que conoce Christopher Sunday y Kevin Sr necesita para poder parar el diluvio.

De esta forma y con la música de Nabucco de fondo volvemos a ese “otro lado” que no es más que la vida o, mejor dicho, la lucha interior de Kevin que en The Leftovers ya se nos mostró con toda su gloria en el magnífico capítulo International Assassin, en el que nuestro protagonista se enfrentaba a todos sus miedos y demonios personificados en Patti Levin. Así que volvemos a su delirante mundo interior, pero esta vez con dos Kevins: el primero de ellos es el Kevin viejo, por decirlo de alguna forma, es el Kevin asesino a sueldo de International Assassin: y el otro Kevin es el que lucha por sobrevivir y aceptar la realidad. De esta forma, Kevin salta de uno a otro viajando a través del espejo, como Alicia, aunque no por voluntad propia ni por curiosidad como ella sino forzado por las circunstancias.

Bajo una delirante trama en la que entran en juego submarinos nucleares ucranianos, extraños protocolos, escáneres biométricos… y por supuesto, y para horror de Kevin, la presencia de Patti Levin como no podía faltar en ese mundo atormentado, asistimos expectantes a la lucha de los dos Kevins. Siguiendo las continuas referencias religiosas de la serie no puedo dejar de comparar esta lucha antagónica con la que San Agustín decía que mantenían el hombre viejo y el hombre nuevo. El hombre viejo debe morir para que nazca ese hombre nuevo y, con ello, el renacer de su vida espiritual, a grandes rasgos por supuesto. Y eso es precisamente lo que hacen nuestros Kevins en ese extraño bunker: discuten, pelean, se insultan… porque uno quiere prevalecer sobre otro, aunque es obvio que solo puede quedar uno siendo finalmente el Kevin de la realidad, el que tiene los pies en la tierra, el que consigue matar al antiguo Kevin, aquel que le hace ver y hablar con los muertos. La realidad es con lo que nos topamos todos los días, con lo que vivimos, con todo su dolor, sufrimiento y alegrías, pero realidad a fin de cuentas. Así como dice uno a otro “we fucked up with Nora” una de las consecuencias de la supremacía que tenía el viejo Kevin, y a eso no quiere volver el Kevin nuevo.

La muerte del Kevin viejo no está exenta de simbología y es una clara referencia a la historia que David Burton contó a Matt sobre la resurrección de Jesús y la existencia de un gemelo que le sustituye tras su muerte. De la misma forma que Santo Tomás metió la mano en el costado de Jesús para comprobar que Jesús había resucitado, Kevin mete la mano en el costado del otro Kevin para resucitar él mismo.

Tras el apocalipsis nuclear que se produce “al otro lado”, Kevin renace/despierta en las ruinas de una capilla despojado de su antiguo “yo” y pudiendo comprobar que al final el diluvio del apocalipsis no ha sido tal, han sido unas simples lluvias, porque como dice un desolado Kevin Sr: “and now what?” Nada ha pasado, todo sigue igual.

Detalles del capítulo:

1. El traje blanco inmaculado del Kevin nuevo símbolo de pureza y renacimiento en contraposición con el traje negro del Kevin viejo.

2. Seguimos sin saber dónde están los zapatos de los hijos de Grace Playford.

3. La realidad según la Evie de “el otro lado” es la inversa de lo sucedido: su familia fue aniquilada en un ataque de drones.

4. El escáner biométrico para acceder al bunker, la cara bien, ¿el pene? Más de uno ha visto una divertida referencia a los comentarios que suscitaron las imágenes de Justin Theroux con el famoso chándal gris de la segunda temporada.

5. El cuadro de Kevin como presidente, francamente divertido.

6. La voz que escucha Kevin a través del “pinganillo” es la de Dios (David Burton).

7. Me encanta la breve aparición de Meg. La verdad, al principio de esta temporada esperaba más protagonismo de este personaje pero sinceramente al final no la he echado de menos.

8. El disparatado Protocolo Fisher.

9. Ann Dowd encarnando a Patti Levin, ese personaje que nos hace temblar y reír, pero no solo aquí, echad un ojo a The handmaid’s tale. Bueno, en ese caso solo nos hace temblar.

10. El maravilloso plano de Patti y Kevin con las manos unidas mirando a los misiles surcando el cielo, para enmarcar.

11. Otro maravilloso plano de Kevin Sr y Kevin Jr en el tejado de la casa.

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review The Leftovers: The most powerful man in the world (and his identical twin brother)
4.7 (93%) 20 votes

Categorías: Reviews The Leftovers Etiquetas: , , ,

8 comentarios

  1. YoMismo

    Muy buena review, Paloma. Gracias a tus comentarios y tus explicaciones podemos entender más de todo este lío descomunal que es The Leftovers. Sólo queda un capítulo y creo que absolutamente nadie se imagina cómo puede acabarla historia ni qué va a ocurrir. Lo que está claro es que vamos a echar mucho de menos esta serie.

  2. Juan Diego

    Siempre lo voy a mantener, esta serie es maravillosa, una ida de olla, pero buenisima. Muy buena review

  3. Lejíacolor Remanente Culpable

    Se alquilan una suite. Se beben el minibar. Se meten todo tipo de drogas. De las experimentales, doble ración. Meten el pito en los enchufes. Lo graban todo. Cuando se les pasa, lo escriben dándole un formato. Lindelof&Co.

  4. sofi

    ¡¡¡Muy buen capítulo y review!!! Me encantó la historia de los dos Kevins y yo también lo relacioné con la historia que contó Dios de los dos Jesús. Aunque no se me había ocurrido comparar cuando Kevin mete la mano en el costado del otro Kevin, con la historia de Santo Tomás, que hizo lo mismo con Jesús.
    También me encanta los detalles que nos das Paloma, para poder apreciar mejor la serie y conocer más datos de ésta.

  5. kazuya

    Me permito añadir unos detalles propios a esta excelente review, Paloma:
    12. Me cabe la duda de la temporalidad de la escena inicial, en la que conversan Kevin Jr y Nora, acerca de cremaciones y embalsamamientos… Máxime con el extracto del libro que Kevin está escribiendo en su cabaña de la playa… ¿Se unirán Kevin y Nora de nuevo?…
    13. En “el otro lado” (¿Cuál será el otro lado realmente?… Más bien parecen universos paralelos, en los que las personas que han fallecido en uno, viven en el otro, y viceversa), Kevin Jr ha llegado a Presidente de los EEUU como dirigente de los Culpables Remanentes.
    14. Genial el modo en que Kevin pasa de un “yo” a su “otro yo”, a través de las superficies reflectantes o acristaladas. El simbolismo de nuestro propio reflejo, presente una vez más.
    15. La cancioncilla que entona Patti Levin al descubrir al Kevin de negro: “Los gemelos Kevin, idénticos como dos sujetalibros, distintos como el día y la noche”. Y su monólogo posterior explicando al detalle el protocolo, desternillante. Estoy contigo Paloma, esta actriz se come la pantalla.
    16. Cuando Kevin lee en voz alta su libro, por orden de Patti, que le dice que lea “la última página porque el final es mejor”…
    17. El fin del mundo para Kevin. Aunque nadie lo sepa, ni tan si quiera su padre. Porque ha perdido a su amor, Nora. ¿Asistiremos a un reencuentro apoteósico final entre ambos?
    18. Pelicula favorita de Kevin Jr.: El Padrino… Parte II.
    Yo también quiero una segunda parte de The Leftovers… Con la inspiración que tienen ahora mismo los guionistas, seguro que como en el caso de The Godfather, la secuela superaría incluso a la primera entrega.

  6. Guille

    No pensáis que Laurie puede seguir viva ya que Kevin no se la encontró “en el otro lado”? Muy divertido y loco el episodio.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »