Review The Killing: Six Minutes

the-killing-310-1

Uno de los episodios mejor valorados de The Killing es Missing (1×11), el famoso episodio botella en que Linden y Holder hacían un alto en el camino de su investigación del caso Rosie Larsen para a) conocerse mejor y b) buscar al hijo de ella, un Jack en pleno ataque de adolescencia. Six minutes no responde normativamente a la estructura de un bottle episode, porque aunque sí es cierto que tenemos muy pocas localizaciones (la cárcel y unos tímidos alrededores), el número de personajes es prácticamente el habitual. En cualquier caso, a medio camino entre la botella y la no-botella, Six minutes ha contado con algunas escenas que nos han puesto los pelos de punta. Y solo queda un episodio más… doble, vale, pero solo uno. ¿Cómo se cerrará esto?

De alguna manera que, sinceramente, no alcanzo a comprender del todo, la anterior review se convirtió en una especie de plebiscito acerca de la manera en que se escriben las reviews de The Killing en este blog, en lugar de debatir sobre la serie en sí. Mi ánimo no es nunca encender mecha alguna, pero temo ver las reacciones al leer lo que sigue. Y lo voy a decir rápido para quitármelo de encima: Six Minutes ha sido un gran episodio, con unos últimos minutos sencillamente espectaculares, pero que en su conjunto deja muy en evidencia las incapacidades de esta serie. The Killing es la serie más incapaz de aprovechar su potencial que conozco

Volvamos al tema del bottle episode. En Missing, Linden y Holder se comían la pantalla. ¿Cómo? Muy sencillo: hablando. Hablar y escuchar, es la manera más sencilla y efectiva que tienen los personajes de una serie para darse a conocer. Misteriosamente, un axioma tan básico y evidente no es aprovechado por buena parte de la parrilla actual. The Killing falla precisamente en eso, en que sus personajes hablen cuando tienen que hablar. Porque sí, estamos ante una serie de ficción y no podemos pedirle que sea clavada a la vida real… pero sí debemos exigirle coherencia. Toda la del mundo. Y en la vida real la gente habla, pregunta y lo hace de una manera más lógica (bueno, no siempre…) que la que suele usar la policía de Seattle.

Six minutes es una maravillosa carrera contra el reloj que marca el fin de Ray Seward. Linden, que creo que a estas horas todavía no sabe si el ajusticiado es inocente o no, decide echar el resto para intentar conseguir un aplazamiento. Como digo, no creo que Linden supiera o sepa a día de hoy quién asesinó a Trisha Seward. Simplemente tiene una duda razonable acerca de Ray y no quiere que la conciencia le duela, así que se agarra a algo tan flojo como un rasguño en un anillo para llamar al fiscal general y pedir una prórroga. Mi sensación durante todo el episodio ha sido la de un cascarón de nuez a la deriva: a veces me iba completamente a estribor, seguro de que Seward se libraría de la horca, al menos de momento; otras, lo veía caer a plomo a la hora indicada, como finalmente ha sido. Muy valiente la serie al diseñar este final de episodio aquí y ahora, tan cerca de la finale. Muy grande toda esa escena (luego la repasaremos) y muy grande el señor Peter Sarsgaard.

Antes hablaba de coherencia: es la que echo de menos en Linden, que durante buena parte de las últimas semanas ha pasado olímpicamente de Ray (recordemos las muchas llamadas telefónicas de éste a la comisaría) para, sobre el reloj, implicarse al doscientos por ciento en el caso. También la echo de menos en el propio Seward, como personaje. Su zozobra a lo largo de esta decena de capítulos ha sido digna de estudio: empezó siendo más chulo que un ocho, tuvo su época mística, abrazó el arrepentimiento y ha terminado con una bipolaridad cambiante cada pocos minutos. Al final, ninguna justificación a ese comportamiento, a menos que la conclusión final sea que esconde algo. Es decir… Seward se largó de casa, volvió a por su hijo en un momento de iluminación paternal y al entrar al apartamento se encontró con el cadáver de su mujer. Además de eso, sabe quién la mató, y no puede desvelarlo precisamente para proteger a su hijo. Eso encajaría con su deriva mental y con su obstinada postura de no hablar abiertamente de lo que sucedió aquella noche. Seward se autoinculpa a cambio de salvar a Adrian, y en lo que confía al ver a Linden llegar con el anillo es en la opción de que el caso se reabra pero sin que él tenga que hablar. Es enrevesado, pero de lo contrario me quedaré con la sensación de que el menos interesado en no acabar colgado era el propio Ray.

the-killing-310-2

No me malinterpretéis: creo que esta manera de hacer las cosas le ha dado a Sarsgaard la ocasión de construir un personaje bastante más fuera de lo común, decididamente seductor. Pero toda esa seducción nos ha llevado a ninguna parte. Si quería salvarse, podía haber hecho mucho más. Si no quería salvarse, no hacía falta marear la perdiz. Si no sabía lo que quería… ehem, prefiero no contemplar esa opción. En términos de narración, habría sido mejor trabajar la historia de Seward como una carrera contrarreloj durante más episodios, y no solamente en éste. Echando la vista atrás, hay bastante de superfluo en su trama

Con la venda puesta, es decir, si no me paro a pensar en cómo deberían ser las cosas en una realidad coherente, lo cierto es que el episodio ha sido de lo mejorcito de la temporada. Sarsgaard ha estado fenomenal, especialmente en la recta final. Ese temblor, esa flojera de piernas en el pasillo, ese arranque de dignidad al ver a su hijo… Pero, sobre todo, me ha dejado encandilado el momento en que le colocan la capucha. Supongo que es, realmente, el momento más duro de todos. El momento en que sabes que ya no vas a volver a ver la luz jamás. Esos gemidos que ha soltado al notar la oscuridad primero y el nudo de la soga después me han dolido casi más que los seis minutos de tremenda agonía que dan nombre al episodio. Respecto a Mireille Enos, se ha coronado en la ultimísima escena, con esa cara mezcla de emociones: horror por lo que está sufriendo Seward, impotencia por no poder hacer nada, culpabilidad, estado de shock… Muy, muy grande.

El otro momento brillante nos lo ha brindado, cómo no, Holder. Su speech a Linden resumen a la perfección no ya solamente el carácter de ésta, sino un poco el modus operandi de la mayoría de protagonistas de la serie:

Tienes un patrón, ¿lo sabes? Siempre te marchas, huyes. Nunca te quedas, porque si te quedaras, entonces lo querrías. Lo necesitarías. Y entonces podrían hacerte daño, y abandonarte… o no abandonarte. ¿Qué coño te pasa, Linden? ¿Por qué siempre te largas? Nunca nos quedamos, y al final perdemos a todo el mundo.

Exacto: el dejar a medias las cosas. ¿Por qué si el principio de todo este renacido interés por el caso son los dibujos del niño Linden no se plantea averiguar qué representan realmente? Al oír a Seward hablar de árboles y de una cabaña se me ha iluminado la bombilla de que pudiésemos recuperar el tema de los dibujos, pero no. Y, echando la vista atrás al final de la segunda temporada… ¿no se encuentra Linden con uno de los dibujos pegado en la puerta de su nevera? ¿Si eso lo colgó el asesino, no es lógico que Seward sea inocente? No recuerdo demasiado bien aquella escena, pero juraría que alguien se cuela en su casa a dejarle el bosque pintado por Adrian en el frigorífico…

Obviamente, nos queda la doble ración de finale para atar cabos… Mientras tanto, os dejo con la mejor frase del capítulo. Grandioso Holder:

No voy a intentar volver a besarte, Linden. Sigue soñando.


Categorías: Sin categoría

39 comentarios

  1. Por Dios!!!! que pedazo de capítulo!!! Peter Sarsgaard merece todos los premios del año que viene. IM PRE SIO NAN TE….
    Mudo, me quedé sin palabras ante la escena final…
    The Killing está en mejor forma que nunca!

  2. otrew

    La verdad es que con the killing a veces se me juntan los episodios, los dscargo y los dejo ahi, no es una mala serie, pero el bataclaso de la segunda e innecesaria temporada les jugo demasiado en contra, ahora a pesar de tener algun par de episodios de relleno, la serie tubo un buen ritmo, pero nada soprendente hasta ahora, este episodio es por lejos el mejor de la serie, simple, claustrofobico, y con actuaciones brillantes, los ultimos 5 o 7 minutos, son escalofriantes y el final, que final, yo hubiera dejado esos plano aun mas largos

    pd: el cruce de miradas entre el celador hdp y el prisionero, son notable como se desfiguran los personajes en tan solo unos momentos

  3. Me uno a sus comentarios, mejor capítulo de la temporada, de la serie no se, pero si está dentro de los 3 mejores, y nivela un poco lo mala que ha sido esta temporada; eeeeeenooooooooorme la actuación del actor que interpreta a Seward, me transmitió el miedo a ingresar al patíbulo, la frustración de no poder ver a su hijo, todo, sencillamente genial; tenía la esperanza de que lo podían salvar, realmente es una lástima, estaba esperando hasta el último momento alguna llamada milagrosa, pero no fue así 🙁 y que me dicen de la cara del guardia? a mi me dio la impresión de cara de culpabilidad, apuesto todas mis canicas a que entre Skinner y el guardia tienen algo que ver con los asesinatos, ya sea por separado ó juntos

  4. Janie Jones

    IMPRESIONANTE. No tengo palabras para describir lo que fué este capítulo, majestuoso Peter Sarsgaard, para ponerse de pie. Una joya de capítulo.

  5. demanio

    cOINCIDO PLENAMENTE
    Menudo capítulo, muy bien escrito y perfectamente interpretado por los actores.

  6. Dominic

    (Copio el posteo que hice en el foro)
    The Killing es una serie que abarca mucho la psicología de sus personajes. En una serie policiaca rara vez se les adjudica a los amigos y familiares de la víctima una trama tan intensa para explotar, a un nivel realista, sus sentimientos, cómo lo viven y cómo poco a poco lo sobrellevan. Tampoco es muy usual ver en series -pero más en películas- esos momentos en los que un personaje “no malo” es ajusticiado injustamente, puteado para no poder disfrutar de ese momento antes de su muerte para solventar cabos sueltos (en este caso conocer a su hijo) por parte de unos “no malvados pero muy vengativos” guardias de seguridad -que más adelante hemos comprobado que son tan humanos como cualquiera, pero cada uno con un peso distinto en la vida y con distintas formas de dirigir la frustración, pero que a la hora de la verdad ese “cruel jefe de seguridad” se desmorona ante un recluso que, tan convencido él de su culpabilidad, localiza inocencia en su mirada, y es incapaz de afrontar el PROBLEMÓN de su hijo escudándose en el trabajo, lo que le llevó desde el principio a esa situación- y cómo no solo no existe una llamada salvadora de último momento (la tan recurrida “tarifa juzgado-prisión” que a partir de las 23:55 tiene al parecer un claro coste reducido) sino que se complica y no muere en la caída, sino tras esos seis minutos.

    Me ha gustado cómo nunca ha admitido haber estado allí hasta el último minuto cuando ya se veía sin opciones, cuando ya nada importaba una cosa totalmente insignificante. Sí, estuvo allí. ¿Y? Es un exconvicto de, al parecer, más de 5 años de cárcel (no vio a su hijo hasta que cumplió los 6, así que supondremos que como mucho la embarazó el día anterior de liarla) y con una familia con una tradición muy carcelaria (que sucede en la realidad, si naces en una familia en la que tu padre se mete en movidas, o tu madre es una santa, o desde pequeño se suele imitar a la figura de la casa -hijo/padre, hija/madre-; y esto me recuerda a un magnífico anuncio de crítica social que os recomiendo le echéis un vistazo http://www.youtube.com/watch?v=D1wuvD4IWKs ) Dudo que aun confesándolo le creyesen, es más, estaba claro que diciendo la verdad -me recuerda a la discusión de la review de cuando el pastor Mike secuestra a Linden que alguien se preguntaba la razón de que un exconvicto confiese cosas, y este es el ejemplo más evidente- las sospechas, si ya se dirigían a él, le condenarían antes de tiempo. Por eso, como Adrian jamás dijo haberle visto, no tuvieron que preguntarle “¿qué hacía allí?” sino que buscaron hasta dar con unas presuntas pruebas que le llevaron al final de la milla verde.

    Me encantó lo de la adrenalina y cómo luego el guionista técnico (empezemos a llamar a las cosas por su nombre, y os sorprendereis de la poca funcionalidad de un director en una serie -es un guiño a la reviews de la semana pasada y la mención al director de capítulo, y con ello no digo que fuese mal capítulo, que fue el mejor de la serie de hecho, sino que siempre me resulta curioso que la gente flipe con que fulanito de tal dirija un capítulo cuyo guión no es suyo, y más si es una sitcom cuyos planos son sota, caballo y rey-) metió ese plano en el que se puede ver a Seward respirando, con una pequeña sonrisa, oliendo esos detalles de los que nunca se percató).

    Si alguien se pregunta -por si alguien hace alguna review- sobre las últimas palabras de Seward. Fue un puntazo. Esa conversación sobre la calidad de la “última comida” y luego esa crítica culinaria, despidiéndose así de Linden.

    Sobre Holder, lo hemos visto poquito. Si la semana pasada fue su momento, esta fue la de Linden. No obstante resaltaré ese momento con Adrian -siempre ha demostrado cierta conexión con los niños y jóvenes- en donde sale al rescate dándole confianza al chico -y también sabemos que Holder es un tio de puta madre, ¿para qué mentirnos?-. La escena donde anima a Linden (y se rien de ese “””””polémico””””” intento de beso -si se hubiesen besado sí, estaría tan cabreado como vosotros, pero ella le rechazó, y me gusta más ese rechazo que esa tensión que parecíamos percibir-) y la escena del cementerio donde criminales como los que allí están arrebataron a gente como a Bullet.

    Me hubiera gustado un último enfrentamiento con su “compañero” de piso, otorgándole una vacua última victoria a Ray; pero no pudo ser. Me conformo con que este al menos no le miró a la cara. No es tan fácil putear a la cara como a la espalda, y más a un tipo que va a morir en cuestión de minutos. Con la mano levantada muchas cartas dejan de ser ases.

    No es Reckoning, pero es un capítulo lleno de sentimiento humano por muchos frentes. Todos los personajes The Killing son humanos. O lo que es mejor, The Killing sí nos muestra la humanidad de sus protagonistas. Y la brutal calidad de sus guionistas.

    pd. Jamás me cansaré de esa cara de Linden, que sale tan asiduamente derrotada como persona que se esconde en donde es -y nos ha demostrado desde el primer capítulo de temporada- uno de los mejores detectives de Seattle.

    pd2. Cuando vea a Kinnaman de Robocop no voy a ser capaz de asimilarlo. Aunque también pensaba que el protagonista de “Dinero fácil” no me pegana de policía para nada… y me equivoqué.

    • Mmm pero Adrian si declaró que vio a su padre en la habitación, por eso se siente culpable de haber dicho eso anteriormente y es la causa de que le haya mentido a Linden cuando ella le mostró la serie de fotos con Mills, por eso dijo: es que ya no quiero meter en problemas a mi papá de nuevo

    • Dominic

      Yo entiendo que el chaval miente para ver a su padre y con ello cree “meterle en problemas” y no desea volver a hacerlo. De hecho cuando Adrian le dice a Linden que vio a su padre esa noche Linden se enfada con Seward pensando que la tomó el pelo. Si en su día Adrian hubiese declarado eso no creo que hubiese habido tanta movida al respecto.

  7. 1° De TODO Peter Sarsgaard (Seward) nuestro preso Simplemente INCREÍBLE en este *****Seis Minutos***** por los dioses de Kobol diría si estuviera comentando un epi de Battlestar Galáctica QUE EPISODIO nos regalo esta temporada de The Killing.
    Es Verdad un epi 3×10 echo a medida para deleitarnos con este personaje y si a eso le sumamos a Linden ínter actuando en la cárcel en los últimos minutos de vida de seward que mas podemos decir…No me importo que durante todo este capitulo solo tengamos que quedarnos dentro de las paredes de la Cárcel, que no nos mostraran alguna nueva oscura localización de la lluviosa Seatle, si lo que se estaba cocinando dentro de aquellos muros fue Maravilloso, y el Final quede Sin Palabras…5 ***** estrellas para este episodio.
    Saludos

  8. Luix_Mo

    Coincido con todos los comentarios hasta el momento. Excelente capítulo, excelentes actuaciones, excelente Linden, excelente Seward excelente serie.
    Lo que me pregunto ahora, es de que parte del capítulo se va a agarrar el autor de las review para decir que no era lo que esperaba…. 😉

    • mar

      jaja execelnte comentario veremos q dicen capas q se la agarra con adrian porque mintio o nose q jajaj

  9. Bright

    Veía esta serie sólo por el placer de ver la relación entre Holder y Linden, creo que es una gran descripción de como se forja una amistad aunque los guiones me chirrían muchos capítulos

    Reckoning y Six minutes han sido brutales, muy muy buenos. Incluidos esos seis minutos finales y el “no beso”. Por lo de que no hubo, si llega a haberlo, menuda cagada…

    Holder junto con Omar Little son los mejores personajes masculinos que he visto

  10. Heisenberg

    Apoteosico capitulo de The Killing. Estoy todavia impactado y con los pelos como escarpias despues de esa escena final… Peter Sarsgaard está IMPRESIONANTE.

  11. 100 % Holder

    EPICO SEÑORES, el mejor episodio que he visto de cualquier serie en el año. Que actuaciones, todavía estoy temblando con ese final.

    • guti_rz

      De acuerdo contigo. No veo todas las series (ni siquiera todas las recomendables), pero cuando acabé de verlo pensé que era uno de los mejores capítulos que había visto, no sólo de este año, sino de todos los que llevo viendo series. Quizás habría que revisarlo más en frío… pero aún hoy lo situaría entre los 10 mejores capítulos de mi experiencia seriefila.

  12. Ica

    La cara de culpabilidad y arrepentimiento del guardia me ha parecido que tiene que ver con el hecho de que no se partiera el cuello a la primera. Me parece que el guardia cabrón cambia algo de la cuerda y se arrepiente justo antes de que pase porque es consciente de que va a tenerle en agonía por seis minutos. Me recordó a cierta escena de LA MILLA VERDE (SPOILERS): cuando el guardia sádico hijo de puta no moja la esponja y consigue una muerte horrenda para el preso que ejecutan con la silla eléctrica (aunque el cabrón del guardia no se arrepiente) (FIN SPOILERS.

  13. Que Capitulo… Que Final… Que Actuaciones…
    Que es buena esta serie.
    Todavía en shock con ese final y esas miradas de Linden, Holder y Seward

  14. Lore

    Respecto a Six Minute: (el mejor capitulo de la temporada)

    Si algo le podia llegar a criticar a la serie era algo la falta de intercatividad entre ray (Peter Sarsgaard) y Linden, pero este episodio me cerro la boca….

    las escenas en las q dialogan ambos personajes son epicness, de una calidad interpretativa unica.

    las escenas finales son desgarradoras, cuando el guardia llega y le dice q se termino el tiempo y no puede ver al hijo, les juro q dije en vos alta ojala q este sea el asesino y lo atrapen y lo metan preso y lo condenen con la pena capital porq no se puede ser tan mala persona….

    y bueno el momento culminante cuando se niega a caminar por el pasillo de la muerte y la ejecucion, ahhhhh es q lo recuerdo y todavia me pone la piel de gallina…las expresiones de ray, la cara de linden, los ojos de linden, notaron la facilidad q tenie enos para expresar con sus ojos y gestos, la adoro, tremenda actriz.

    a ver q dice dani en su review y de q se queja esta vez…si no le gusta, empezare a creer q lo hace solo por el hecho de molestarnos, jajaja

    por otro lado sublime el memento en q holder le dice a linden q se baje de auto q no la volvera a besar, me hizo cagar de risa. lo amooooo

    ahora si a esperar la resolucion de quien es el asesino (desde hace 3 capitulos todas mis fichas estan puestas en skinner) para el proximo episodio doble y a cruzar los dedos para que tengamos cuarta temporada.

  15. Como dices Lore ojala ojala tengamos una 4° temporada,sabiendo que series policiales hay Muchas pero The Killing es especial.

  16. sofi

    ¡¡¡Gran Capítulo!!! Me gustó de principio a fin. Me encantó que toda la trama se desarrollara en la carcel. No hizo falta ningún otro escenario y ni siquiera algún otro personaje, pues bastaba con Linden el gran Seeward (que en este capítulo se lleva todas las palmas y espero que lo nominen a mejor actor) y en pequeñas dosis a mi querido Holder.
    A mi también me causó gracia cuando éste le dijo a Linden para bajarla del auto que ya perdió su oportunidad y nunca más volvería a intentar besarla (por el bien de la serie esperemos que lo cumpla)
    Los mejores momentos fueron las conversaciones entre Linden y Seeward, como ambos descubrieron que tenían cosas en común. La escena en la que no lo dejan ver a su hijo fue muy desgarradora, asi como cuando se dirigía rumbo a su ejecución y no quería/podía caminar, pero el ver a su hijo por la ventana acompañado de Linden le dio fuerzas para afrontar su penoso destino y caminar de frente y erguido hacia la muerte.
    Al igual que varios de los que ya han comentado, yo también esperaba que algo sucediera y que en el último momento de una u otra manera puedan salvarlo. No fue así y es una lástima, pues la serie ha perdido un gran personaje a quien se le echará mucho de menos. En fin todo sea por el buen desarrollo de la trama.

  17. sofi

    Otra cosa, es cierto que muchos se quejan de las reviews de Dani, porque le encuentra muchas fallas a la serie e incluso he leido en reviews anteriores, que la dejara de hacer, pero yo no estoy de acuerdo, primero por que ya se está acabando la serie y no me gustaría cambiar de “reviewer” a estas alturas y segundo por que si bien es cierto que él y el resto de los que comentamos aquí casi nunca concordamos, me parece saludable tener una opinión diferente a la nuestra, en la que nos haga ver las faltas que tiene la serie, por que si bien The Killing es buena, no es perfecta, (de hecho en mi opinión ninguna serie lo es, ni siquiera la queridísima y aclamada por este foro Breaking Bad, de la cual también soy fan). De seguro me ganaré el odio de un montón de gente por lo que dije, pero creo que la perfección no existe y siempre habrá cosas, que aunque sean pequeñas empañan la calidad de las series.

  18. Pedro

    Que le den a otro las reviews de esta serie, en serio. Es obvio que es mucho mejor de lo que la ponen aquí, basados en prejuicios tontícolas.

  19. Lore

    solo 2 cosas, primero ya estamos viernes y no hay review del capitulo, osea, nosotros nos morimos por comentar y debatir sobre el q coincidimos la mayoria en q ha sido uno de los mejores capitulos de la serie, y nada.que paso???con el capitulo anterior paso lo mismo, por favor ponganle un poco mas de onda, estamos a un par de dias del season finale…..
    Por otro lado respecto a la renovacion de la serie, el presidente de AMC ya dijo q lo decidirá luego del episodio del domingo, todo va a depender de los espectadores, pero yo tengo mucha fe, primero porq lo presentan como rl “season finale” y no “serie finale” eso nos da esperanza y ademas porque el presidente de AMC dijo respecto a la renovacion de THE KILLING:

    “vamos a tener la oportunidad de contar una historia nueva y diferente en la Temporada 4 – Veena Sudd ya tiene algunas ideas audaces “.

    yo sigo cruzando los dedos, y buscando por todas partes la noticia de la renovacion, ojala q los numeros sean positivos

  20. Anónimo

    A ver de que dice ahora el pseudo escritor que hace la review para decir que no le ha gustado el episodio. Ha sido grandioso.

  21. Norris

    el asesino es el guardia mas gordito, hay un cruce de miradas entre Seeward y el poli en el primer capitulo a los 19 minutos aprox

  22. Berta

    Aunque sí que es cierto que más interacción entre Linden y Seward le habría dado a la serie más coherencia, en lugar de relegarlo todo a este capítulo, yo no creo que Linden pasase de Seward para después volcarse. Pienso que 1) no tenía tiempo suficiente para meterse de lleno en dos cosas (ya sabemos que Linden es obsesiva, estaban en plena investigación de un caso y el día solo tiene 24 horas) y 2) precisamente por estar en medio de una investigación cuyo resultado podría estar relacionado con el de Seward, no puede centrarse en él. Fue a ver a Seward cuando pudo hacerlo, o esa es mi impresión, al menos.

    Lo que sí me extraña es que Linden no le haya preguntado nunca a Adrian (al menos, que yo recuerde) por los dibujos. Al fin y al cabo, gracias a ellos llegaron al caso en el que están…

    En cuanto a Seward, y aunque es posible que sí escondiese algo, el hombre podía estar un poco tocado, pero sus cambios de comportamiento eran realtivamente lógicos, si es que “lógico” es una palabra que se puede aplicar cuando hablamos de un hombre en su situación. Sabes que vas a morir, pero lo ves lejos, así que adoptas la pose de que todo te da igual; pero cuando ves que la muerte está ahí, que no son palabras ni promesas vacías, sino que es algo real, la cosa cambia. Es muy fácil decir “la persona que no quiere morir actúa así” o “la persona que quiere morir actúa asá”, pero la naturaleza humana es la que es y no todo es blanco o negro.

    Por cierto, pregunta para espectadores más avispados que yo: ¿creéis que es especialmente relevante la mención de Seward a la comida y al tema de que el más mínimo error te puede dejar ahí colgando durante seis minutos, en lugar de que se te rompa el cuello, o no tienen nada que ver y yo veo fantasmas y conspiraciones en todas partes? (lo pesaron varias veces; una de dos, o son muy malas personas o son muy malos en su trabajo)

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »