Review The Killing: Scared and Running

the-killing-305-1

En la anterior review algunos comentabais la mala predisposición que David y yo (me incluyo en el pack, porque lo cierto es que compartimos una visión muy parecida de la serie) tenemos hacia The Killing. Creo que en parte lleváis razón: es posible que le demos más caña de la que merece. Está justificado tanto por los vaivenes de las dos primeras temporadas, que nos han marcado mucho, como por el potencial que sabemos que atesora. Aún así, vamos a tenerle fe porque, aunque no sea la serie perfecta, nos regala una hora de buen entretenimiento a la semana. En esta ocasión, con Scared and Running, nos hemos acercado más a saber qué pasa con Kallie… o no.

Quinta etapa de The Killing, a punto pues de llegar al ecuador de la tercera temporada. A estas alturas, la serie sigue agarrada a su particular idiosincrasia de no revelar demasiado: sabemos que hay un asesino suelto en Seattle, que su modus operandi coincide con el de un convicto (extraño convicto, luego iremos a él), que la joven Kallie anda desaparecida y que Linden y Holder vuelven a ser pareja de aventuras. Semana a semana hemos ido desvelando algunos detalles, y la situación actual nos lleva a lanzar algunas preguntas al aire. La más evidente: ¿dónde está Kallie? Al inicio de este 3×05 parecía que la podíamos tocar con la punta de los dedos, pero la chica de la carretera resulta no ser la amiga de Bullet. Sí encaja a la perfección en el perfil de víctima del serial killer que nos ocupa, al que las cosas se le están torciendo por momentos: la chica, al parecer, será capaz de identificarle.

Obviamente, podemos deducir que no será así, y que algo sucederá para que la trama se alargue hasta el 3×12 y no haya demasiadas cartas en la mesa demasiado pronto. Aquí sí que tengo que pegarle un estirón de orejas a The Killing porque esta semana ha sido bastante chapucera con el asunto de Joe Mills. Mills, para situarnos, es el noviete de la madre de Kallie, el hijo de Mama Dips (la dueña del motel-escenario de grabación de las cintas porno) y, hasta donde sabemos, el principal candidato a acabar entre rejas. Pues bien, tan florido currículum parece no ser suficiente a la hora de destinar efectivos policiales… el inofensivo Goldie tenía vigilancia 24 horas, pero Mills campa a sus anchas sin que Holder o Linden anden detrás. ¿Estará Reddick (el compañero de Holder) comiendo donuts en un coche mientras espía esa escena final? Ni idea.

Pero creo que Mills, en su condición de sospechoso, debería estar más controlado. Para el espectador la sensación se acentúa aún más cuando se nos revela que en su poder está en móvil de Kallie. Espero que retomemos esta misma escena la semana que viene, aunque algo me dice que o bien pasaremos de puntillas o bien las cosas no son lo que parecen, es decir, Mills no es el asesino. ¿Cómo podrían las cosas no ser lo que parecen? Bueno, yo no soy guionista y mi capacidad para adelantar tramas roza la invalidez mental, así que tendréis que esperar a ver el episodio…

El tema es que volvemos a lo de siempre: cliffhanger con el posible serial killer revelado, y la sensación de que estamos ante una pista falsa. O quizá esta vez varíe la cosa: Mills podría no ser el asesino material, pero sí estar implicado de manera relevante. La pregunta es si nos llevará hasta Kallie o si la hija de su novia será el regalo de fin de temporada. Porque, aunque Holder y Bullet despiden la noche hundidos en el pesimismo, yo creo que Kallie estará viva. Al fin y al cabo, ya tenemos a una superviviente, lo que nos demuestra que nuestro asesino no es tan cuidadoso como parece. De hecho, quizá no es cuidadoso en absoluto. Corregidme si me equivoco, pero cuando Linden y Holder están en el bosque ven una de esas bolsas de guardar cadáveres, destinada en teoría a la chica que escapa. ¿Qué hace ahí la bolsa? ¿Acaso el asesino la lleva siempre encima? ¿No se supone que eso es solamente para guardar el cadáver? ¿Qué pinta en el bosque? ¿Hay un cadáver que no hemos visto y la chica huida no es en realidad su dueña?

the-killing-305-2

La investigación, por tanto, avanza renqueante (además de no seguir a Mills, me pregunto qué sentido tiene que sea pastor Mike quien piense en las clínicas de urgencia, y no los agentes), aunque al menos tenemos ya a Linden y Holder trabajando 100% como pareja. Y no solamente eso, sino que… ¡Holder ha recuperado su sudadera! ¡Capucha incluida! Suit down, Holder! Solo falta que aparezca un candidato a alcalde con cara de perrito abandonado, o Mitch Larsen en un motel de carretera, y como en casa. Pero por favor, esto segundo que no pase, gracias

Fuera del trabajo, la desordenada vida de Linden hace que tenga que pedir alojamiento en casa de Holder, y cuál es su sorpresa cuando descubre que el larguirucho policía no duerme solo… Sarah, cariño, podrías disimular un poco tu decepción al saber que tu colega está cazado, ¿no? No soy en absoluto fan de que la serie meta, por mínima que sea, una trama amorosa en la serie; es más, odiaría que intentasen crear una tensión sexual no resuelta entre los protagonistas. Aún así, esta escena ha tenido su gracia. Ha quedado ligeramente estropeada por el hecho de que una persona adulta, fiscal del distrito si no me equivoco, no parezca tener mucha idea de cuándo es un buen momento para darse un regalo de San Valentín.

La trama que más me interesa, creo, es la del convicto. La verdad es que me muero por saber qué pasó exactamente entre Seward y su mujer. Su comportamiento y sus reacciones son de lo más extraño y eso genera una sensación de qué narices le pasa a este tío muy potente. Sigo sin ver la relación entre lo que sucede en el corredor de la muerte y el macabro día a día de Seattle en el que jóvenes prostitutas mueren degolladas, pero confío en los guionistas. Pese a lo atractivo, el gancho de la trama de Seward está totalmente en la resolución, no en el desarrollo, así que las peripecias de Alton (el compañero de celda), en realidad, sobran bastante. O forman parte de un cuadro más grande que, de momento, no alcanzamos a ver

the-killing-305-3


Categorías: Sin categoría

12 comentarios

  1. No me va gustando como van llevando esta tercera temporada, las dos primeras me gustaron mucho, a pesar de lo que se decía por aquí; siento que están ocupando la misma fórmula de las dos primeras, apuntar a sospechosos y luego desecharlos (una vez pasa, pero dos ya cansa) hasta ahora van Goldie y Mills, estoy casi seguro que el siguiente sospechoso será el pastor que se encarga del refugio, quizás esa escena que mencionas dónde el pastor sabe sobre las clínicas sea una pista para que empecemos a sospechar sobre él, pero de la misma forma que Goldie y Mills, no tendrá nada que ver en el asunto. No estoy de acuerdo contigo en que en la escena de Linden y Holder se vislumbre un lío amoroso entre ellos, es más ni siquiera vi el gesto de disgusto de Linden, más bien el gesto de una amiga llegando en momento inoportuno. Quizás más adelante sea parte de la trama, y al igual que tú odiaría que se pudiera llegar a dar, Holder se merece una mujer mejor que Linden, la que tiene ahorita es un buen comienzo jeje, hablando de la novia de Holder, se ve que lo hizo a propósito lo de mostrar el regalo enfrente de Linden, indicio más de inteligencia que de tener poca idea de cuándo es apropiado dar un regalo. Al igual que tú, la trama del convicto me parece muy interesante, aunque no comparto tu opinión de que sobra Alton, ya que esa escena en la que relata como asesino a sus padres ha sido de las mejores en la serie.

  2. Ah por ciertoooo, ¿será mucho pedir que al menos escriban una parte de la reseña (uno ó dos parráfos) dos días después del domingo? así al menos podemos ir comentando el capítulo en la semana, así como le hace María en la de GoT? porque ya a una semana de que salió el episodio ya no da tanta emoción comentar

  3. […] palo… y gol. Por poco, pero llegamos a tiempo para ofreceros la review de Scared and Running antes de la emisión del 3×06, este Eminent Domain con el que entramos en el ecuador de la […]

  4. Anónimo

    Sobre como desvincular a Mills del asesino es muy, muy fácil. Pueden ser personas diferentes tranquilamente. Simplemente da la casualidad que Kallie cumple con el perfil de las víctimas del verdadero asesino y a la vez es un estorbo para el presunto culpable y su relación con la madre. Al menos es la sensación que yo tuve. ¿No es el mismo Mills el que “viola” al chico que quería ser actor y le dice que odia a los jóvenes (como Kallie) por como se comportan y el poco respeto que tienen?

    • Estás confundiendo a dos actores que hacen una escena parecida. Quien “viola” al chico que quiere ser actor (Twitch) es su agente de la condicional. Mills es el que le dice a la chica de la que Bullet está enamorada (creo que se llamaba Lyric) que tiene las manos muy frías.
      Ámbas escenas pasan en un callejón dentro de un coche, pero el actor que se sobrepasa con los adolescestes es distinto en cada una de ellas.

    • Anónimo

      Gracias, tenía en la cabeza que eran el mismo personaje (Mills) y que el que le da las patatas a Lyric y le dice lo de las manos frías era otro.

  5. Anónimo

    Sobre que relación tiene la trama de Seward con el caso, es bastante evidente des de el primer capítulo. Linden está buscando, indirectamente, demostrar su inocencia encontrando el verdadero asesino de su mujer. Coincido también con Mauricio en que Alton no sobra. Está allí para ayudar a contar la historia de Seward. ¿No te has fijado en la escena con la madre adoptiva del niño que justo cuando ella dice que “le perdona” se pone a reir en parte por lo irónico de que su compañero le haya hablado anteriormente del “perdón de los familiares de la víctima”? Supongo que también ríe en parte por lo que no sabemos aún del asesinato de la mujer y que el niño sí sabe.

  6. Gleeeeeeeer

    Pues yo pienso que está muy interesante , estas series son asi siempre, ahora no vengais que lo de encontrar sospechosos y deshecharlos es de esta serie , porque muchas son asi ..

  7. Me pareció un buen epi, incluso me ha gustado mas que el anterior, para aplaudir el comienzo, con esa chica cruzando desesperada mente esa carretera.
    Ya espero el epi N°6, le tengo mucha fe a la querida The Killing.

  8. demanio

    o una de dos, o se hace una serie procedimental de un caso en cada capítulo, donde tendrás al culpable al final del capítulo de cada semana, o se hace una serie de un caso por temporada (aunque el anterior caso duró dos temporadas es cierto), y claro, en este último caso, hay que empezar a conocer sospechosos e ir descartándolos poco a poco, capítulo a capítulo hasta encontrar al culpable.
    Si no, ¿cómo hacer la serie? es imposible no poner pistas falsas, callejones sin salida, porque sino se resolvería todo a mitad de temporada o antes, y qué hacemos entonces con el resto de capítulos?

  9. Review The Killing: Eminent Domain | Segunda Temporada

    […] palo… y gol. Por poco, pero llegamos a tiempo para ofreceros la review de Scared and Running antes de la emisión del 3×06, este Eminent Domain con el que entramos en el ecuador de la […]

  10. sofi

    Yo no creo que Mills sea el asesino, pues sería demasiado obvio, pero si supongo que tiene algo que ver con todo el asunto de las chicas.
    Algo en lo que estoy de acuerdo contigo, es que yo tampoco quiero que arruinen la relación tan genial que tienen los protagonistas, añadiendo algún tipo de tensión sexual entre ellos. Si algo me gusta de The Killing, es precisamente la gran relación entre Holder y Linden, pero sólo como amigos y buenos compañeros de trabajo, nada más, y espero que se queden así

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »