Review The Good Wife: Waiting for the Knock

La verdad por delante: No me ha convencido del todo este Waiting for the Knock de The Good Wife. Lemond Bishop no me acaba de agradar del todo en lo que a tramas a su alrededor se refiere y la trascendencia de este capítulo en la trama de fondo de la temporada es más bien escasa, salvo quizá en Peter y Eli. ¿Sabéis esa sensación de ni fu ni fa que de vez en cuando te deja una película o una serie sin ser mala? Pues exactamente eso.

Y eso que podría haber salido algo bastante mejor. Bishop, uno de los clientes más controvertidos del bufete de abogados de Lockhart and Gardner sabe que tiene a la policía en los talones. Su primer problema va a ser intentar averiguar en qué parte de sus negocios se encuentran las irregularidades financieras. Alicia y Diane habrán entonces de enfrentarse al bufete de abogados que lleva los asuntos no tan limpios del señor Bishop. En un intento por humanizar al personaje (y que a mí no me ha terminado de convencerme), el capítulo va a centrarse más en la relación del mafioso con su hijo. Creo que en este aspecto falla porque no consigue mostrar nada que no se hubiera visto antes (no hablo de en la serie en general, sino de historias, películas o series que ya han mostrado lados más humanos de personajes en teoría malos). Eso de “nadie quiere venir a la fiesta de mi hijo” suena muy forzado. Que no digo yo que sea falso, ni mucho menos (yo no mandaría a mi hijo a una fiesta en casa de un mafioso).

Lo mejor del caso, el fideicomisario. Descubre que no quiere ayudar a la firma solamente cuadrando cuentas, y se excita en su “primera salida de campo”. “Mirad siempre las notas al pie”, que afirma él para ayudar a la firma de abogados a analizar las cuentas de Bishop. Esta evolución (quizá no tan marcada) en el personaje sí que me convence, la verdad. Y Nathan Lane, genial.

Más. Peter, Eli y el lío del blog. El encubrimiento de la falsa historia del matrimonio abierto y cuernos en el seno de la familia Florrick va para largo. Ahora, el blog que lo ha descubierto ha hecho pública la información —la supuesta benefactora de Peter en sugerente foto aparece— (mal asunto) ante la impotencia de un Eli cuya petición a Will de que este “amenace” al bloguero no tiene el éxito que él esperaba. La nueva mejor amiga de Alicia, Maddie (a quien no parece haberle afectado mucho el haber sido utilizada en el capítulo anterior por la buena esposa), retira su apoyo de la causa republicana tras una conversación con la propia Indira Starr. Mal negocio para el candidato, que, pese a ello, consigue arrasar en la votación con más de un 95%.

Kalinda y Nick. Nick y Kalinda. Qué de vueltas que están dando estos, madre de Dios. Pensaba que había acabado todo con el capítulo anterior pero ya hemos comprobado que no. Incluso Cary se da cuenta, tras la enésima aparición de Nick por el bufete, de que algo raro pasa entre estos dos (como para no notarlo). Kalinda, por cuenta propia, sí que tiene más protagonismo. La escena de la furgoneta de espionaje, bien llevada, en la que descubre ella la furgoneta de espionaje, es otra forma de mantener en escena a Lana, con la que Kalinda tiene una química brutal (“this is work”, que decía ella). Las tramas del personaje de Archie Panjabi ganan mucho sin su marido a su lado. Ójala siguiéramos así.

¿Va a pasar este capítulo a la historia como el mejor de la serie? Seguramente no. ¿Es un episodio fundamental en el transcurso de la trama? Tampoco. ¿Qué si nos hubiéramos saltado este capítulo no habría pasado nada malo? Para qué negarlo. Pero hay que reseñar, de todas formas, que no ha sido en absoluto un mal capítulo, cuyo punto fuerte se ha encontrado en las interpretaciones de los personajes principales, que salvan el capítulo.

Acabaré la review (la cual quizá sea algo breve, pero he intentado centrarme directamente en lo más importante para no extenderme mucho) diciendo que me habría gustado hablaros de la tan comentada reunión de actores de The Wire, me temo que no he podido hacerlo al no haber visto la laureada serie de la HBO (¡matadme!).Un saludo.

 


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »