Review The Good Wife: The Next Week

TGW3

Con un acertado montaje de música, ritmo y la belleza de esos planos detalle marca de la casa, comenzó la nueva temporada, y con ella la era Florrick & Agos. Lo que nadie esperaba es que la incipiente guerra que se intuía en ese momento, fuera a regalarnos a estas alturas de la serie, batallas de tanto nivel. Alicia is on fire, y como apuntaba mi compañera Paloma en su post “The Good Wife, como nunca“.

La semana pasada Lockhard & Gardner se anotaba un tanto en esta pelea por el orgullo y la supervivencia legal con un movimiento magistral, comprar Wallis & Frey, el bufete que ofrecía sus oficinas a Alicia y Cary, impidiendo así nuevamente a Florrick & Agos asentarse por fín y ganar credibilidad frente a potenciales clientes. Pero tanto en la ley como en el juego, nunca hay que confiarse, porque en el momento más inesperado, pueden cambiar las tornas.

Antes de comenzar a comentar el capítulo, es importante reparar en el título. Primero para resaltar que en esta quinta temporada se ha roto el esquema “mismo número de palabras en el título, que temporada en la que nos encontramos”, ya que según los creadores de la serie, Robert y Michelle King, tras la cuarta temporada la idea es invertir el patrón seguido hasta el momento, para culminar, en una hipotética séptima temporada final, con una palabra por capítulo nuevamente. Y segundo, que The Next Week forma parte de una trilogía de capítulos, junto a The Next Day y The Next Month la próxima semana, sobre el nacimiento de Florrick & Agos tras el brindis inaugural que cerró el vibrante 5×05.

Como ti chiami? -repite una voz off-  tratando de imitar a lo que parece una grabación para aprender italiano. Vemos a un joven conduciendo, al que para la policia. No por exceso de velocidad, sino con la excusa de que conduce ebrio. Todo un tanto extraño, hasta que vemos en el asiento del copiloto del coche de policía a Geneva, la ayudante del fiscal. El joven llama a su abogada al despacho, Alicia Florrick, pero Will, que ha dado instrucciones explícitas de transferirle toda llamada dirigida a la mujer del Gobernador, atiende la llamada. Así comienza el capítulo.

El joven es sospechoso de haber asesinado a su compañera de universidad, ya que bajo sus uñas se encontraron restos de ADN masculino de la familia Grant. La complicación de Will en este caso, no es pelear con Alicia por el cliente, sino leer si este le miente, o si realmente es inocente. La verdadera batalla estratégica de la semana es la que enfrenta a Alicia con Diane y David Lee para encontrar un culpable en la demanda de mala praxis interpuesta a Lockhard & Gardner por una adopción fallida. En un principio Alicia solo es requerida para testificar a favor del bufete, y confirmar que la familia fue avisada desde un principio de que el niño era una octava parte indio nativo, y que la tribu podía en última instancia revocar la adopción. Pero hacer que la primera dama de Illinois testifique no le saldrá barato a Lockhard & Gardner, porque Alicia se pone de nuevo en modo “kiss ass”, para pedir los 150.000 dolares de su aportación como socia, que debian haberle devuelto, a cambio de su testimonio.

Diane: You know, sometimes I look at you and I wonder if you’ve changed, or you’ve always this way.

Alicia: I’ve had some of the best teachers in the world, I couldn’t help but change.

Boom! Ventaja para Florrick & Agos.

Por su parte Will acude a la universidad para investigar a un profesor que podría haber estado liado con la joven asesinada, donde se encuentra con el hermanísimo Florrick, o mejor dicho Cavanaugh, que tambien imparte clases allí. Siempre es bienvenida cualquier aparición estelar de Dallas Roberts, y su maravilloso Owen que, como veremos, tendrá mucho que decir en este capítulo. De momento, consigue que el todopoderosos abogado se sincere con él, y exprese por segunda vez sus sentimientos: tras la ira, y el despecho de The Next Day, el desconcierto y la tristeza de no saber que ha ocurrido con Alicia.

Fan

Mientras en la sede temporal de Florrick Agos, aka el apartamento de Alicia, surgen nuevos problemas relacionados con el despertar sexual de Grace. Voy a pararme aquí para hacer un breve inciso sobre la hija menor de los Florrick: Grace, ni te entendemos, ni nos caes bien. Desde el principio, y como tambien sucede a ratos con Homeland, los hijos del matrimonio son el punto débil de la serie, por supuesto In my opinion. Aunque si bien con el paso de los años Zach ha ido ganando puntos, sobretodo en la temporada anterior con su enfrentamiento con el policía corrupto de Kresteva y su educado desafío a la autoridad ante unas papeletas fraudulentas, Grace continua sin ser santo de mi devoción. Y nunca mejor dicho, primero por su fanatismo religioso, y ahora por su reacción al empeño de los guionistas por pintarnosla como una Lolita burguesa. Pues bien, fruto de la famosa lista de las hijas más sexys de políticos, los ordenadores del apartamento estan siendo hackeados para espirar a Grace. El degenerado voyeur no es otro que el tal Stiler, su compañero de instituto, al que Zach se enfrenta, para caernos un poco mejor, mientras Grace permance impasiva, para caernos un poco peor. Sin duda, lo mejor de esta trama es ver a Cary y a nuestra segunda aparición estelar de la semana: Clarke Hayden, el bankrapcy trustie, simulando conversaciones sobre el ficticio robo de clientes a Will y Diane, creyendo que Lockhard & Gardner se encuentra detrás del espionaje informático.

Las buenas costumbres no han de perderse, y de eso The Good Wife sabe mucho. Una de ellas es la rescatar secundarios carismáticos, tanto abogados como jueces, que han intervenido en otros casos durante el transcurso de los años. Una efectiva herramienta que ha conseguido crear la sensación de un submundo legal propio, dentro de la serie. En este caso, el rescatado es el abogado del juicio contra la madre de alquiler en A precious Commodity, el señor Schimdt, que será el encargado de dar el primer giro argumental a la demanda por mala praxis: Lockard & Gardner emitió un cheque de 10.000 dolares para sobornar al sheriff de la tribu para que no interfiriera en la adopción, que paradójicamente produjo el efecto contrario. Y eso no es todo, durante el proceso de adopción Alicia fue nombrada socia, por lo que la responsabilidad directa de las acciones que se emprendieron durante el caso, incluído el soborno, recaen sobre ella. Ventaja para Lockard & Gardner.

TGW
Entre tanto, Kalinda descubre que Jeffrey Grant tiene un hermanastro, con un pasado delictivo bastante turbio, y Owen aparece en el apartamento de Alicia para ayudarla a reconocer el verdadero motivo de su repentina necesidad de alejarse de Lockhard & Gardner: dejar de ser por fín, la The Good Wife del título.

De vuelta a la pista central, punto, set y partido para Lockard & Gardner. Aunque el señor Hayden acude al despacho para declarar que recomendó a David Lee supervisar personalmente el caso, quién firmó el cheque: Anthony Wright, se convierte en el verdadero Judas del capítulo, no por 30 monedas de plata sino por ocupar la plaza de socio vacante en Lockard & Gardner, señalando a Alicia como la instigadora del soborno. No diré que era de esperar, pero sí que Anthony no me acababa de convencer como integrante de Florrick & Agos, resulta bastante inquietante – solo le falta declamar: Kalima!– y desentona con el ambiente de buen rollo y colegueo reinante en el bufete.

TGW5

En medio del fragor de la batalla, se produce el primer encuentro entre Will y Alicia desde hace una semana. Se oye la voz de Will de fondo, y asistimos a como los nervios se apoderan de cada músculo del cuerpo de Alicia y como se queda sin respiración hasta que sus ojos por fín se encuentran con los de Will, que le sostiene la mirada fríamente, sin decir nada, durante unos segundos antes de marcharse. Después del tenso encontronazo, Owen vuelve a ejercer de mediador, esta vez para explicarle a Will que los actos de Alicia responden a un mecanismo de defensa frente a sus sentimientos hacia él.

El capítulo termina con un final abierto para el caso de la universitaria asesinada, que posiblemente se retome con el juicio en futuros episodios, ya que a pesar de que el ADN bajo las uñas de Dani Littlejohn finalmente coincide 100% con Jeffrey Grant, su declaración de inocencia resulta tan convincente, que ni Will, ni nosotros mismos podemos afirmar con rotundidad que sea culpable.

Terminamos la review como comenzamos, con el marcador a favor The Lockard & Garner, sin embargo, como hemos dicho al principio, no hay que fiarse de las apariencias, porque a pesar de afrontar una derrota de seis millones de dólares, Florrick & Agos aun guarda un as en la manga: Clayden Hayden ha vuelto para quedarse.

 

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review The Good Wife: The Next Week
4.8 (95.56%) 9 votes

Categorías: Reviews The Good Wife Etiquetas: , , ,

4 comentarios

  1. Anónimo

    Grace está bien esta temporada xDDDD

    La que ha desaparecido como personaje es Kalinda, más importante que una adolecente para la serie. Desde hace ya tiempo es un personaje anodino. Kalinda funcionaba JUNTO a Alicia, no en solitario ni con un marido rompepelotas sino JUNTO a Alicia.

  2. Dos cosas:
    -“Voyager”?.
    -Y Por fin le dan algo de “gracia” al personaje de Grace. Hasta ahora era algo molesto en la serie, ahora al menos es un adorno.

  3. anonimo

    bueno mi opinión la serie es muyyyyy buena,, y en cuanto a los hijos normal.. si le cae bien o mal zach y grace no importa ¿.. ellos son actores .. ella solo hace su trabajo.. total ella le da lo q escriben los guionista..

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »