Review The Good Wife: The Next Month

TGWreloj

En la review anterior afirmamos que esta quinta temporada representaba el nacimiento de una nueva era, la era Florrick & Agos, pero me temo que Will Gardner no estaría muy de acuerdo con esta afirmación. Para él, estamos ante el resurgir de las cenizas de Lockhard & Gardner, como LG, para conquistar primero Chicago, y luego Nueva York. Y nada mejor que comenzar por destruir a Alicia y Cary desde dentro, con la información proporcionada por nuestro querido amigo Anthony. Pero la sensación de omnipotencia no suele ser sinónimo de buenas decisiones, y gracias al desaire de un altivo David Lee, y al racismo inconsciente de Howard Lyman, Florrick & Agos conseguirá su primer cliente: una joven hispana, con un caso pro-bono entre manos, que no es otra que America Ferrera, o lo que es lo mismo, la Natalie Flores que rompió el corazón de Eli Gold en la segunda temporada.

La reacción del jefe de personal de Peter, al volverla a ver, es una de las mejores escenas del capítulo. El shock inicial, el balbuceo, la sucesión de movimientos sin sentido, la decisión de correr tras ella, la decepción al no encontrarla, y la alegría y los nervios al chocarse con ella y pedirle una cena. Un gran trabajo de Alan Cumming que nos regala de nuevo al Eli más tierno y vulnerable.

TGW Eli
Además de reciclar a viejos conocidos de la serie, otro de los recursos que suele reportar mejores beneficios a The Good Wife, son los casos contrareloj. No solo porque ponen en evidencia las incoherencias burocráticas del sistema judicial americano, sino porque captan la atención del espectador desde el primer momento, atento a los constantes cambios de estrategia y las frenéticas carreras de tribunal en tribunal y de juez en juez, hasta dar por fín con el argumento ganador que consiga un final feliz para el cliente. Esta vez la Fiscalía abandona a su suerte a Tomás Ruiz, testigo estrella de la acusación contra el capo de la droga Lalo Hierra, cuando este huye de la justicia atemorizado por la información que Tomás pueda revelar al juez. Ni puede ser protegido por delatar a un narcotraficante, ni admitido como residente por no lograrse una condena firme.

Curiosamente, ninguno de los argumentos que Alicia y Cary esgrimen ante los numerosos tribunales a los que acuden, sirve para que el autobús que transporta a Tomás a Méjico, pare antes de llegar a la ciudad en que Lalo Hierra espera su venganza. Ni la evidencia de que la deportación urgente, con la que se negoció el testimonio, se tramitó en base a una confusión de nombres, ni la petición de asilo por reyerta familiar, ni la solicitud de un visado por amenazas a testigos… nada. Así que ante una administración deshumanizada, que prefiere aferrarse a la arbitrariedad de sus normas antes que a la realidad de sus ciudadanos, solo cabe recurrir a la picaresca y actuar fuera de la legalidad apelando a esa máxima tan humana de “escurrir el bulto”.

En todo este proceso, el papel de Robyn es clave. Profundamente afectada porque su trabajo no es lo suficientemente valorado como para salvarse del recorte presupuestario en Florrick & Agos, acude a Kalinda para tantear un posible regreso a Lockard & Gardner. En su lugar la joven padawan recibirá un sabio consejo de la mejor de las investigadoras: “you need to make yourself indispensable, that’s why people keep you on” que hará que deje de lado su inocencia y vitalidad para transformarse en la nueva Kalinda, no sabemos si de ahora en adelante, o solo en este The Next Month.

Un capítulo menos intenso, y quizá menos brillante que el anterior, pero con un desenlace para Eli que llevamos esperando desde hace mucho tiempo. Tentado de perder la última oportunidad de encontrar la felicidad, al ver peligrar su objetividad política en pos de complacer al lobby que Natalie representa, Eli opta finalmente por pensar en sí mismo y arriesgarse a besar a aquella brillante joven de la que se enamoró hace dos años.

TGWELi2
No sé si es que estaré muy suspicaz yo ultimamente, pero no acabo de fiarme de las verdaderas intenciones de Natalie. Quizá sea porque su comentario sobre el discurso de Peter no me ha parecido del todo casual, o porque no entiendo como después de que Florrick & Agos se deje la piel por Tomás Ruiz, termine llevando los 22 millones de facturación de su lobby a Lockhard & Gardner.

Y es que The Good Wife ultimamente juega a que desconfiemos de sus personajes. Algo parecido sucede con Marilyn. Su cometido fundamental desde el primer vómito es que sigamos desconfiando de Peter, aunque este a punto de renovar sus votos matrimoniales con Alicia en Hawai. Seguro que no he sido la única a la que se le ha pasado por la cabeza, aunque fuera segundos, que el hijo sea suyo. El único “pero” que puedo achacarle a la serie, es que no explote más el talento interpretativo del que hizo gala la bella Melissa George en In treatment.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review The Good Wife: The Next Month
4.3 (85%) 8 votes

Categorías: Reviews The Good Wife Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »