Review The Good Wife: Taxed

the-good-wife-des

Se veía venir. Sólo era cuestión de tiempo que Alicia y Lucca teminaran siendo más que amigas. The Good Wife lleva tres semanas criticando en sus capítulos la perversa competitividad de nuestro mercado laboral. Una desmesurada ambición por conseguir éxito y dinero, a costa de borrar de la ecuación la empatía y el compañerismo. Y en ese contexto, Lucca es el sinsajo de la esperanza. La visión constructiva de la ambición. El ejemplo de que mejorar en el trabajo no implica obligatoriamente arrasar con todo y con todos. La chispa adecuada para despertar el idealismo de Alicia.

La teoría dice que para que el espectador empatice con el protagonista de una historia, el camino hacia su objetivo tiene que estar plagado de trabas y obstáculos, ¿pero que sentido tiene seguir este criterio si temporada tras temporada el objetivo no solo no se alcanza, sino que cada vez está más olvidado? Desde que comenzó la serie no hemos podido disfrutar de un sólo éxito de Alicia, ni siquiera de su victoria como Fiscal del Estado. Solamente trabas. Una colección de “casis” que poco a poco han ido minando la progresión de Alicia.

Aquella insegura ama de casa es hoy una brillante abogada. Pero para cumplir las expectativas prometidas por serie y personaje, The Good Wife necesita subir un peldaño más. El que despierta pasiones, el que crea leyendas, en definitiva, el que diferencia la realidad de la ficción. Si no la serie se arriesga a reproducir en su estructura ese techo de cristal que separa en nuestra sociedad a las mujeres del poder.

Después de una serie de catástroficas desdichas, en las que la hemos visto improvisar sobre la marcha, esta semana por fin Alicia se ha reencontrado a sí misma, recuperando su espíritu combativo y su sentido de la justicia. Un cambio que podría significar el punto de inflexión que demandábamos a la serie. Un bufete fundado por Alicia y Lucca sería la herramienta perfecta para que ambas se sintieran dueñas de sus decisines, realizadas como abogadas, y catapultadas a conseguir objetivos más ambiciosos.

TheGoodWife7x04

En este contexto, y dentro de la épica que una serie de abogados admite, que tampoco nos engañemos es poca, The Good Wife tendría margen de maniobra suficiente como para permitir finalmente que Alicia se convertira en la heroína que pide a gritos ser.

Una semana más, y como de costumbre, además de avanzar en la trama principal, The Good Wife plantea nuevos temas sobre los que reflexionar. El primero de ellos es el funcionamiento del tribunal de fianzas, las entrañas de un sistema saturado que sólo ofrece batalla a quienes se le pueden pagar. No importa que seas inocente, o que hayas sido acusado por el color de tu piel: la maquinaria burocrática no se detendrá por ti. La paradoja de renunciar a la justicia indivual en pro de garantizar la justicia colectiva.

El segundo tema es la Ley de asistencia médica para el suicidio, más comunmente conocida como eutanasia. Un interesante debate sobre el derecho a morir y los límites de la esperanza, que no ha contado esta vez con el mismo tiempo de argumentación para una postura que para otra, como The Good Wife nos tiene acostumbrados. La disparatada retórica republicana del señor Carver ha conseguido abrumar a una Diane que, soprendida por muchas de sus afirmaciones, no ha logrado articular un discurso suficientemente firme a favor de la eutanasia.

Sin embargo, hay un argumento que sí ha destacado sobre el resto al poner de manifesto la mayor contradiccón del pensamiento conservador: defender un Estado que no intervenga en sus intereses económicos particulares pero que imponga legalmente sus valores morales al resto. La famosa ley del embudo.

TheGoodWife7x04_3

Por último, mención especial para Celeste Arias, la actriz que interpreta a Alexa Banner, que consigue de forma brillante aglutinar en minuto y medio el torbellino de emociones que supone una lucha contra el cáncer: la impotencia, la tristeza, la fortaleza, incluso el sentido del humor. Chapeau!

Un capítulo con cierto sabor a transición, que parece sentar las bases de un nuevo proyecto para Alicia: fundar un nuevo bufete desde el que conquistar todos los sueños dejados en la cuneta. Frank Landau, watch your back!

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review The Good Wife: Taxed
4.8 (95%) 4 votes

Categorías: Reviews The Good Wife Etiquetas: , , ,

1 comentario

  1. Jhair

    ¿Quién diría? Si bien en términos de química, familiaridad y emoción Kalinda aportaba mucho, según parece su sola presencia detenía las tramas en un sólo género cuasi policial. Qué buen ojo y valiente decisión retirarla no porque fuese evidentemente una mala influencia, sino porque sutilmente no aportaba al gran panorama.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »