Review The Good Wife: Pants on Fire

Brillante, magnífico, solemne, genial… Muchos adjetivos se me ocurren a la hora de calificar este capítulo de una The Good Wife que, de golpe, nos ha dejado a todos los que nos quejábamos de que no había arcos argumentales importantes con la palabra en la boca. Capítulo redondo, de esos a los que no le quitaría ni siquiera una coma, que nos mete ya de lleno en la recta final –sólo nos quedan dos capítulos (sin parón entre sí, aleluya)-.

Quedándose no muy lejos de la perfección que fue aquel “VIP Treatment”, cambiamos la dinámica de la serie –caso que abarque la mayor parte del capítulo- para dar el protagonismo a un Matthew Perry (lo comentaba antes en Twitter, The Good Wife ha conseguido lo que parecía imposible: que odie a un personaje interpretado por él) que consigue mostrarse muy cómodo en, si no me equivoco, su primer papel como “villano” en una serie dramática, y dándonos a conocer más en profundidad de lo que tuvimos la ocasión en Blue Ribbon Panel a su Kresteva que se consolida como el malo a seguir de esta serie, teniendo en su mano superar a gente como el exfiscal Childs o  Wendy Scott-Carr.

El caso de la semana, lo más intrascendente de todo el capítulo, nos plantea un dilema a causa de las incorrecciones en las que incurrió el Laboratorio del Estado. Bueno, a nosotros concretamente, no; sino a las tres chicas que, estando de campamento, fueron acusadas del asesinato de otra mujer. El dilema no es otro que si aceptar la libertad a cambio de declararse culpables –en términos jurídicos, declaración de culpabilidad Alford- a cambio de la libertad inmediata, pero renunciando así a una posible millonaria indemnización. ¿Arriesgarte a no salir de la cárcel por diez millones de dólares? ¿Ser repudiada fuera de la cárcel por ser la autora confesa de un crimen que no cometiste? Creo que es muy significativo que Alicia y Diane no nieguen que van a por el dinero, tal y como hace quien se dedicará más que al caso, a tirarle los tejos a Will, mientras una de las acusadas recibe palizas en la cárcel. Cuando decidan investigar el crimen, descubrirán que la culpable es una de ellas, pero la imposibilidad de demostrar quién, unido a las ganas que tenían de salir de prisión las tres, acaba por hacer que firmen. Me vale.

Pero vayamos a lo realmente interesante. Cuando Kresteva acusa en una rueda de prensa a Alicia de haber intentado encubrir irregularidades acerca del cargo de su marido, a nuestra buena esposa le cambia la cara. Kresteva, que se autoinvitó a la oficina de Alicia para ofrecerle la posibilidad de escribir un Minority Report que la señora Florrick rechazó, además, no tiene inconveniente en soltar en rueda de prensa una bomba de relojería: Se presenta como candidato a Gobernador de Illinois para buscar “la verdad y la justicia”. “¿Qué está mal?” pregunta Kalinda. “Todo” responde Alicia.

Esto pilla de sorpresa a todo el mundo. Peter sigue sin saber si presentarse o no a las elecciones: ha alcanzado un lugar muy cómodo como fiscal del distrito y todo lo que sean elecciones no le hace ninguna gracia. Pero cuando hable con Kresteva y vea todo lo que se juega –junto a la insistencia de una Alicia que no dudamos que hará todo lo posible para torpedear, como sea, a Michael-, no dudará en convertirse en candidato, anunciándolo en esa simbólica rueda de prensa que recuerda tanto y a la vez tan poco a la que abría la serie –salvo por esa imagen final en la que Alicia deja por un segundo de fingir esa sonrisa de buena esposa-.

No sólo a Alicia, a Mike y al propio Peter les afectará que este se presente a Gobernador, sino también a su jefe de campaña, un Eli Gold que venía acostándose con la que fuera su esposa –que también tiene en marcha una campaña, pero para senadora- y que se verá en la tesitura de tener que elegir entre la campaña de Peter Florrick y su exmujer ante la presión del partido demócrata  para que abandone esta pues una mujer conseguiría imponerse en las elecciones a senador por eso de que se llevaría todo el voto femenino. Tras dudarlo un poco, finalmente hace lo que todos pensábamos que iba a hacer: apuesta por Peter y abandona la campaña de su esposa, no sin que esta grite y berree como una loca. Las cartas, poco a poco, van poniéndose sobre la mesa.

En el ámbito familiar continúa la disputa entre Jackie y  Alicia. El capítulo empieza donde dejamos el anterior, en la peluquería. El duelo entre las dos Florricks, corto pero intenso, acaba con Alicia prometiendo que hará lo que sea por la casa. Más adelante, Jackie será ingresada en el hospital, donde acabará soltando a Alicia un enigmático “I Forgive You” (“te perdono”). No sabemos cómo seguirá esto.

Lo que sí es cierto es que la serie se ha deshecho de golpe del que venía siendo el principal arco argumental en la serie hasta ahora –la suspensión a Will Gardner y la tensión sexual no resuelta cada vez menos palpable entre este y Alicia- para llevarnos a lo que parece ser la trama principal de estos últimos capítulos de la temporada –Dios quiera que más, así Matthew Perry estaría más tiempo en nuestras pantallas-, la lucha por el puesto de Gobernador. Apunte: leo por Internet que Chicago –donde está ambientada la serie- no es la capital de Illinois, por lo que, de ganar Peter, ¿se produciría mudanza en el seno de la familia Florrick? ¿Con quién se quedarían los niños –a los que, por cierto, nadie echa de menos-? ¿Abandonaría Alicia así Lockhart and Gardner ahora que Will demuestra tener intereses románticos alejados de la propia Alicia?

Por último, y respecto al capítulo anterior, muchos me señalasteis en los comentarios  que la oportuna aparición en el bufete de Lockhart and Gardner de Howard Lyman, interpretado por Jerry Adler, no constituía un deus ex machina porque había aparecido el personaje en un capítulo anterior. Investigación a lo Kalinda mediante –ir a la IMdB-, descubro que, en efecto, tenéis razón, había aparecido ya, concretamente en el capítulo Great Firewall (2×16). Os pido disculpas, la mente de un servidor no es capaz de almacenar tantos datos.

Quedan, si no me equivoco, dos capítulos antes de llegar a la temprana finale que, esta vez sí, se emitirán sin parón entre sí. Esperemos que sigan como en este capítulo.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »