Review The Good Wife: Bitcoin for Dummies

Os voy a contar una cosa, señores lectores mortales muggles de TodoSeries: Me encantaría tener a Alicia Florrick como madre. Es protectora en su justa medida (aunque más influenciable de lo que parece), pero a su vez calmada; sabe sacar la furia que tiene dentro aunque también sabe quedarse quietecita sin hacer nada. Ese sería el único problema, que es tan impredecible como para regalarnos una escena inolvidable en el final de la T2, en el que sacó lo mejor de sí misma; al igual que es capaz de cantarle las cuarenta a cierta suegra odiosa. Esta es nuestra Alicia (léase Alisha) y que esta semana nos ha dado una lección doble: Maternidad y Derecho para Dummies en otro muy buen capítulo.

Y eso que no ha sido este el de mayor esplendor para el personaje principal de la serie. En una de las tramas más (a priori) insulsas del capítulo, y que sin embargo ha sido de lo que más me ha gustado, Alicia tiene miedo de que la relación de Zack con Nisa esté yendo demasiado rápido tras escuchar a su hijo decirle un “te quiero”. No es difícil ver que se ha optado por el recurso fácil de reflejar en una trama como se siente un personaje (los que sigan Fringe entenderán a lo que me refiero) pero es que siento la necesidad de poner un poco de cordura aquí. Vale que para Alicia un “I love You” puede significar mucho, especialmente tras todo lo que ha vivido ella con Peter y con Will; pero es que Zack no es más que un adolescente. Más raro y preocupante sería que este le dijese a su novia “oye, que llevamos dos semanas juntos, es un poco pronto para decir eso”. Como Alicia vea el Facebook de su hijo se coge un disgusto (seguro que lleno de “te quieros”,”best friends forever” y cosas por el estilo), os lo digo yo.

Siguiendo con esta trama, cuando Alicia le deja caer a Zack que Nisa pasa mucho tiempo en su casa, decide llevarla a casa de su padre para “estudiar juntos” ya que, en teoría, no hay nadie. Aparecerá, sin embargo, Jackie, su abuela (que se está convirtiendo en una “enemiga” bastante decente para Alicia), para cortarles todo el rollo. (Mi astucia y exagerada inteligencia me dice que no iban solo a estudiar) Sin embargo, cuando Alicia se entere de las razones que su suegra ha argumentado para objetar la relación de Zach con Nisa (dejémoslo en que Jackie no es el votante tipo de Izquierda Unida) su visión de la relación de su hijo cambiará por completo. ¿Que quiere traerse a su novia a casa para liarse con ella? Que se la traiga. Y ya puestos, que se la tire en el sofá de casa. Si tampoco es para tanto…

Quiero hacer un pequeño paréntesis aquí. Alicia, tranquilízate un poco; que es tu suegra, no el demonio. Entiendo que Jackie últimamente haya dado tantos quebraderos de cabeza a la señora Florrick (que yo sepa, hasta que el divorcio se lleve a cabo no pierde el apellido, ¿no?, pero lo que está haciendo empieza a considerarse como “mimar demasiado al niñito” (Grace sigue desaparecida en combate). Que si te compro un coche para que no te lleve la abuela a casa de tu padre, o que si te dejo la casa para ti sola. En fin, ella sabrá.

Hablando de lo que es el caso en sí, vuelve a ser sorprendente (para bien). A lo largo del episodio seguiremos las peripecias del Sr. Stack, abogado acusado de no revelar el nombre de su cliente, el cual ha incumplido la ley creando una moneda nueva, el Bitcoin (sí, eso existe, os dejo por aquí un enlace por si alguien quiere saber más). La idea  que tenía preparada el bufete en cuanto a la defensa se va a pique cuando es detenido siendo acusado de ser él el señor Bitcoin. A partir de ahí todo serán idas y venidas de Kalinda entre los vértices un triángulo (metafóricamente hablando, claro está) que se acabará explicando en que los tres (la chica, el chico asiático y el Sr. Stack) eran los creadores de Bitcoin. Como suele ser habitual, los buenos acaban ganando, esta vez porque el fiscal no cesa en su búsqueda del sr. Bitcoin cuando el había dicho que sí iba a parar. No es nada que vaya a cambiar la serie al completo, pero es original, y me gusta.

Lo que sí es un golpe de efecto tiene lugar en la segunda trama a la que menos tiempo se le ha dedicado del capítulo, la de Will. Resulta que Will deja caer a Kalinda que no le vendría del todo mal que ciertos archivos comprometedores desapareciesen de la tierra; pero a Kalinda antes Dana Lodge le había hecho una oferta -un chantaje, más que nada- que no podía rechazar: o les ayuda, o Alicia no podrá ejercer más la abogacía. Y entre Will y Alicia, Kalinda elige a la que otrora (en serio, me encanta esta palabra) fuera su mejor amiga. Golpe bajo para Will, que cree tener todo bajo control.

Hago otro paréntesis para reseñar la importancia que esta adquiriendo el personaje encarnado por Archie Panjabi en esta tercera temporada. Parecía que tras la “revelación” de su secreto a mediados de la temporada pasada (o mejor dicho, cuando Alicia lo descubrió) se había quedado en segundo plano, pero la importancia que esta adquiriendo en esta es descomunal. Quien la tenga a su lado tiene todas las de ganar. Y esa, por ahora, es la buena esposa.

Hemos ya pasado el ecuador de la temporada y la sensación general es de que todo está por llegar. Todo puede pasar en los capítulos que restan (y en los que lo lógico sería que se subiese una marcha más -sí, se puede-) aunque para saber cómo sigue esto tendremos que esperar más de lo habitual, que el 3×14 (titulado “Another Ham Sandwich”) vendrá tras un parón de una semanita. Os dejo la promo por aquí; y os prometo que la próxima review estará antes publicada antes que esta. Un saludo a todos


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »