Review The Good Wife: Another Ham Sandwich

Os voy a contar una cosa, señores lectores mortales muggles de TodoSeries, y me temo que no va a gustar: Tenemos parón de The Good Wife dos semanas seguidas. Una por la SuperBowl, la otra porque el señor de la CBS es un hacha en esto de la programación con parones (para crear expectación, supongo). Pero para compensar, hoy, en vez de ver el capítulo te lees esta review y así se te hace más corta…

Empezaré el análisis diciendo que me ha costado entrar (metafóricamente hablando) en el episodio, pero una vez dentro ha sido un capítulo embaucador, intensísimo y muy, muy notable. Nos metemos de lleno desde el segundo uno en el que va a ser el caso de la semana con Wendy Scott-Carr contra Will Gardner luchando delante de un gran jurado. La resolución del capítulo, si no fuese porque envolvía (y mucho) a un personaje principal de la serie, pues muy normalita. Esta serie puede hacerlo mucho mejor, aunque he de reconocer que ha sabido poner en situaciones límites a varios personajes y, como ya viene siendo habitual, dejándonos a algún personaje en situación límite.

La primera que sufre daños colaterales en esta lucha que se traen entre manos la que fuera candidata a fiscal del distrito y Will Gardner es la protagonista de la serie, Alicia. Nuestra buena esposa ha tenido que acabar reconociendo el affaire que tuvo con su jefe no muchos capítulos atrás. Se necesitaba algo por el estilo ya. Alicia no se ha atrevido a contar a sus hijos literalmente no que hizo pero sí que se lo ha dejado caer. Y la verdad, nadie duda de la inteligencia de estos, que a buen seguro no ignorarán estas señales. La cuestión es que si perdonaron a su padre los cuernos que le puso a su mujer cuando aún estaban juntos, no creo que tengan problema en perdonar esto. Veremos.

Tampoco le sienta muy bien esto al bufete. Diane tiene que hacer malabarismos para que los socios no se enfaden, los clientes no huyan y, además, demostrando lo importante que se ha vuelto esta en la vida de Diane (tanto a nivel de trabajo como en el aspecto personal), de intentar que Alicia no se preocupe demasiado por todo el gran jurado. Puntazo para la rubia, que se está mostrando como una de las que hay que seguir en esta tercera temporada –sin duda, en la que más protagonismo ha adquirido-, pues está adquiriendo su personaje unas dimensiones y una profundidad y complejidad emocional de las que hasta ahora solo habíamos llegado a vislumbrar algún que otro amorío; aunque se necesite urgentemente un episodio centrado totalmente en ella, que aún tiene mucho por contar (creo que no he contado por aquí que cuando me puse a ver Mamma Mia! –película infravalorada donde las haya- me quedé sorprendido al ver que esta actriz, Christine Baranski, hacía un papel totalmente distinto al que acostumbra, lo cual dice mucho, además, de la pedazo actriz que encarna a Diane –y perdón por el offtopic, me ha salido del alma)

Pero para la que ha supuesto esto un palo tremendo ha sido, sin duda, para la señorita Carr. Por primera vez en toda la serie la hemos visto fuera de sus casillas, descolocada, impotente; sin una sonrisa en la cara. Sí, a esa misma Wendy que podría matar a un niño sonriendo.  Ha estado más enfadada hoy incluso que cuando tuvo que renunciar a su campaña por culpa de Peter. ¿Y quién impide seguir a Wendy investigando a Will Gardner? El mismo Peter Florrick. Posiblemente se haya dado cuenta de que tiene más cosas que perder que que ganar (gran estrategia usada por Will, David Lee y Cía) y se ha impuesto la lógica. Aquí  hay que dejar las cosas claras: Peter se acaba de ganar a una enemiga; y esta no va a cesar en su intención por cargarse la carrera profesional de Will, prometiendo que llevará el asunto a la escuela de abogados

Como alivio cómico tenemos en este capítulo la historia de Eli Gold. Si os soy sincero, esta parte del capítulo no me convencía del todo hasta que hemos llegado a las dos últimas escenas. Esos cambios de ganador tan rápidos como imprevisibles (tengo el cliente, me quieres, te quiero sólo para el sexo, te estoy vacilando y no quiero nada contigo, estoy ayudando a tu exmujer a conseguir el puesto que tu quieres para Peter Florrick, etc) me han agradado mucho, siendo muy del estilo de la serie y acercándonos a Eli más al lado de la comedia que al del drama. Tampoco quiero olvidarme de comentar como la relación que tienen David Lee y Eli hace que salga perjudicada Caitlin (sí, sé que a esta hay que verla como una que ha entrado al bufete “por enchufe” pero la verdad es que me cae bien, y es muy mona). Como siempre, Alicia, que está en todo, habrá de ser la que ponga cordura.

Antes de acabar la review quería otorgar el prestigioso galardón a la mejor frase del capítulo. En principio tenía pensado poner el “You are out of control” que Alicia “dedica” a Wendy al marcharse, pero, me quedo sin duda con la siguiente frase, pronunciada cuando Scott-Carr amenaza con detener a Alicia si abandona la sala:

Fine. Arrest me.

Tan simple como agresivo. Alicia en estado puro

Quedan dos semanas para que vuelva (gracias, señor de la CBS) esta serie, y se nos van a hacer muy largas. Otro gran capítulo que añadir a la lista de episodios imprescindibles de esta serie, que se va agrandando a pasos agigantados. Hasta dentro de dos semanas, gente.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review The Good Wife: Another Ham Sandwich
4.8 (96%) 5 votes

Categorías: Reviews The Good Wife Etiquetas: , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »