Review The Good Wife: A Defense of Marriage + Battle of the Proxies

Se despide The Good Wife hasta febrero (¡eso son dos meses!) y lo hace con dos capítulos (sí, ya sé que es uno pero la review es doble que no tuve tiempo en la semana anterior) que superan holgadamente el aprobado pero que se quedan lejos de la perfección que esta serie tiene el potencial de alcanzar. Parece que, de cara al resto de la temporada, soltamos un lastre importante –esa enigmática escena final puede tener varias interpretaciones distintas, pero la que la mayoría acepta lo implica- y seguimos adelante con lo poco continuado que esto nos deja: algo de la trama política.

¿Implica esto la salida de Nick de la serie? Ojalá. Parece que Dios ha atendido a nuestras plegarias y se las ha apañado para que el marido de Kalinda se baje de la serie. En apariencia, insisto, lo ha hecho de un modo un tanto abrupto y fuera de tono de la serie (¿es la primera muerte de un personaje relativamente importante el arco argumental general de la serie —Stern no cuenta—, verdad?). Kalinda es, no obstante, la única del plantel general de personajes ante la que la idea de un asesinato no queda tan lejana, especialmente habiendo visto su desarrollo (nunca incoherente, pero quizá forzado) en estos diez capítulos que lleva la cuarta temporada de la serie de la CBS.

Despedimos el año natural dejando también al pobre Eli Gold al borde de un ataque de nervios e histeria. Todo el material de campaña está siendo requisado de cara a una investigación. El hecho de que fuera algo predecible el final no le quita emoción. Quiero destacar el hecho de que Eli haya querido proteger en la reunión que han tenido ya no solo a su candidato, Peter, sino a su exmujer y rival. Muestra de juego limpio, algo de cortesía, interprétese como se quiera.

Del 4×09 quiero obviar la aparición de Stockhard Channing (el mundo se divide en dos: quienes primero han pensado en Rizzo de Grease y quienes primero han pensado en la mujer del presidente Bartlet en la genial The West Wing) por inútil –no aporta nada que no se haya visto nunca- salvo en la influencia que está tiene en Alicia, que decide, en tan glamuroso sitio como es un baño con una ventana rota, sellar su relación con Peter (una especie de “aquí no ha pasado nada, ni prostitutas ni Will Gardners”) teniendo sexo otra vez para centrarme en el caso de la semana. Se trata de una mezcla de dilemas morales con un planteamiento original –aunque se falle en el desarrollo- tratando un tema tan delicado en Estados Unidos (que la mayoría de gente no es que sea extremadamente progresista) como lo es la homosexualidad. Se pierde la sorpresa de descubrir para qué quiere el abogado invitado perder y la necesidad de ganar lleva a una resolución del caso que no sorprende en absoluto. Me quedo, si eso, con su frase final: “”.

Del caso del 4×10 me quedo con el curioso juego entre fiscales y abogados defensores que tiene lugar. Alicia y el fiscal del otro condado junto a la defensa y el fiscal de Chicago. El arriesgado pero convincente final (doble condena por un mismo crimen) sirve para acabar con una trama que pierde en desarrollo todo lo que ganaba en originalidad. Pero yo creo que vale.

Tampoco me quiero detener mucho en los problemas en la casa Florrick. Alguien que no usa el navegador en modo de incógnito ha tenido a bien realizar una búsqueda sobre “tipos de condones” y Alicia, que es buena madre, lo ve y se preocupa porque sus hijos crezcan demasiado rápido. De algún modo u otro, el para nada adolescente Zach descubre que quién ha realizado la búsqueda ha sido ¡Jackie! El “nunca más hablaremos de esto” está más que justificado, Alicia.

Así pues, despedimos a la serie hasta 2012. Siendo justos, no ha sido un primer tramo de temporada malo, ni mucho menos, pero la sensación de que se puede alcanzar algo más sigue así. La intervención de Nick ha sido inútil, error que parece que vamos a corregir a partir de ahora. Lo lógico sería que, desde ahora, la campaña de Peter gozara de más minutos en pantalla según se alejen las elecciones. Yo lo firmo con tal de que no salga Grace. ¿Y vosotros?

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review The Good Wife: A Defense of Marriage + Battle of the Proxies
4.5 (90%) 12 votes
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »