Review The Following: Let me go

tf1

No era difícil de suponer, pero hace unos días Fox confirmaba que The Following tendrá segunda temporada. Esta noticia alegrará a unos y será indiferente a otros, pero a mí personalmente me contenta bastante porque creo que el plan magistral que tiene Joe Carroll no iba a poder mostrarse en todo su esplendor (según están llevando las cosas) en una única temporada, y nos iba a quedar un malo un poco cutre. Ya nos adelantaba en el capítulo anterior que algo iba a cambiar, que hemos completado la primera parte de la novela que Carroll está escribiendo con tanta dedicación…Y así ha sido. ¿Te vienes a comentar la que ha montado nuestro preso favorito?

Y básicamente ha pasado lo que todos estábamos esperando desde el piloto (porque sí, creo que una parte de nosotros va irremediablemente con los malos), Joe Carroll se ha fugado con esa facilidad pasmosa con la que consigue todo lo que hace.

Empleando como excusa los tres dedos que Ryan le rompió en uno de sus últimos encuentros, Carroll, el asesino de quince chicas, consigue que le trasladen a Georgia, cual Escarlata O’Hara. Adiós, Ryan, ha sido un placer tenerte aquí, pero me voy porque me hacéis bullying. Hardy no se fía (obviamente), y a pesar de los helicópteros, del SWAT, de los marshalls y de Debra Parker, Joe Carroll se escapa utilizando el viejo truco de cambiar la grabación de seguridad y el aún más viejo escapar en el maletero de su abogada. Lástima que primero sospecharan (con razón) del alcaide, cuya hija lleva dos días sin ir a clase (ay, si me dieran por desaparecida cada vez que falto dos días a clase…), y que ahora está bien custodiada hasta que Joe Carroll consiga su objetivo.

Y una cosa… ¿De verdad a estas alturas, con todos los followers, con todas las veces que la han fastidiado por no sospechar absolutamente de todo el mundo, trasladan a un preso de máxima seguridad sin vigilar a su abogada? ¿Sin investigar uno a uno a todos los que puedan estar en contacto con Carroll? Vamos, es que como no lo hagan en capítulos siguientes voy a empezar a estar de acuerdo con Claire, y afirmar que en el FBI son un poco inútiles…

tf2

Sea como sea, Carroll, con traje nuevo, hace una llamadita a Ryan Hardy para comunicarle que va a matar a su abogada y que es por su culpa (por si acaso a Ryan le faltaba complejo de culpabilidad). Guardemos un minuto de silencio por la abogada Olivia, que francamente no sé qué esperaba tras ayudar a su cliente a cometer decenas de delitos.

Así que Carroll llega a una ¿empresa? donde conocemos a dos nuevos followers de estos que le salen de debajo de las piedras: David y Louise y su navaja. Hardy y Weston les persiguen a contrarreloj, pero solo nos da tiempo a un último encuentro Carroll-Hardy, en el que nos informa que ha terminado la primera parte de la novela, la que lleva gestando nueve largos años desde su celda, maquinando with a little help from his friends… Pero nada puede hacer Hardy frente al helicóptero que espera a Carroll en la azotea (y mira que lo intenta, porque todos sabemos lo útiles que son las balas frente a un helicóptero en marcha). Una nueva derrota para Hardy. Su discurso final, ese de que llevan haciendo lo que Carroll quiere desde el principio, me insta a creer que algo van a cambiar las cosas. Y así lo espero, porque de verdad, de momento la balanza está a 0-7 a favor de Carroll. Y lo peor es que, la verdad, hasta me alegro. Así que por favor, espabilad, héroes, que necesitamos un bueno a la altura del malo…

No nos olvidemos de Emma y Joey, convertidos en Bonnie and Clyde, que llegan al punto de encuentro en un garaje a cargo de Bo: un tiaco de dos metros y lleno de tatuajes. Allí conocemos a Dana, la hija del alcaide, encerrada en una jaula y después liberada por Joey, que es un niño heroico. Lástima que Charlie, el militar de la semana pasada, pasara por allí e impidiera que escapara. Charlie me ha caído bien en este episodio, quizás porque ha sido franco con Joey, que debe estar tremendamente confuso. También me ha gustado Emma, que ha salido a defender al niño con uñas y dientes, y ha mostrado algo de culpabilidad al acordarse de Paul y Jacob.

tf3

Cerramos el episodio con Claire bajo custodia para que no se pueda escapar; y con Carroll llegando a la que parece la sede del Carrollismo… Ya no tenemos PsycoFarm, si no que pasamos a Psyco Abbey (perdón por el enlace, pero tenía que ponerlo…). Y no está Carson para recibirnos, si no decenas y decenas de followers. Miedito. Entre ellos Emma, que abraza emocionada a su líder, y el pequeño Joey, que ha conocido a su padre. Y no le hemos visto tan emocionado en todo lo que le conocemos.

Interesante, muy interesante el camino que se nos abre ahora, con el malo por fin fuera de la cárcel. Y con todo lo que ha conseguido estando entre rejas, a saber lo que puede conseguir una vez fuera, con ese séquito de followers que, ya lo sabemos, están dispuesto a hacer de todo por Joe Carroll.

Y hasta aquí el capítulo de esta semana, en el que el mecanismo de la serie ha cambiado radicalmente. Ha empezado la segunda parte de la novela, la que promete ser aún más emocionante. Y a vosotros, ¿qué os ha parecido el episodio? ¿Habéis echado de menos a Paul y a Jacob? ¿Creéis como yo que el FBI tiene que espabilar? ¿Y qué creéis que nos tiene preparado Carroll? Nos leemos.

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review The Following: Let me go
3.7 (73.33%) 57 votes

Categorías: Reviews The Following Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »