Review The Following: Guilt

foll1

Cuando vi el título de este episodio se me vino un nombre a la cabeza: Emma. La niñera tiene motivos para sentirse culpable, y más viendo cómo acabó el capítulo anterior, con nuestro Jacob y su mirada amenazante de vuelta. Pero, como nos ha dejado claro este episodio, no sólo Emma tiene motivos para sentirse culpable,  porque en esta serie todos llevan encima un lastre que les quita el sueño por las noche. Aunque si tuviéramos que elegir a un candidato para ocupar el puesto de Rey de la Culpa, habría que coronar a Ryan Hardy y a su maldición de la muerte sin dudarlo. ¿Te vienes a comentar el episodio?

Y empezamos el episodio con un Jacob aún algo traumatizado por lo ocurrido en Love Hurts. Sí, eso de matar a tu amigo/amante no se suele llevar demasiado bien, así que para purgar las culpas tenemos a una especie de Paul-Number Six para conversar amablemente sobre la vida, la muerte y las ganas de matar a Emma. No seré yo la que se queje de que Paul siga saliendo si su vestuario a base de toallas se mantiene…

En este episodio el FBI ha vuelto a sorprendernos por sus métodos infalibles, y tras descubrir que han sido hackeados, tardan algo así como diez segundos en ser asaltados en la casa segura donde tienen a Claire. Menos mal que tenemos a nuestro superhéroe particular, Ryan, que a pesar de no ser agente hace más por el Bureau que el resto del FBI junto.

Tras unas cuantas bajas (que nadie ha llorado, lo cual me parece cuanto menos feo), Ryan consigue escapar con Claire y desaparecer del mapa, acabando en casa de un tal Tyson, que ha dejado a Dexter para meterse en la piel del mejor amigo de Ryan Hardy, que para que nos entendamos implica peligro de muerte. Supongo que si le conociera también insistiría en que eso de que la muerte le persigue es una tontería, aunque visto lo visto lo mismo no deberíamos rechazar tan rápido esa teoría…

foll2

Tyson y Claire tienen tiempo de intimar un poco (¿o más bien diría cotillear, Claire?) y hablar convenientemente sobre las mujeres que han importando en la vida de Ryan, antes de que ella descubra que le han metido un localizador en la chaqueta y que probablemente estén ya afuera esperándolos. Pero no hay problema, que tenemos a dos ex-agentes del FBI que se montan una barricada que ya quisieran en Los Miserables, y tienen tiempo de declararse su amor antes de salir a pegar tiros. En la review anterior decía que me había gustado ver a Ryan vulnerable, confesando su amor a Claire a Amanda, pero la verdad es que en este episodio su historia me ha dado un pelín de pereza, y eso no puede ser bueno.

¿Y qué pasa cuando nos ponemos a dar tiros en la oscuridad? Pues que alguien acaba herido siempre. En esta ocasión le ha tocado al pobre Tyson (que al menos no ha muerto, porque olía a cadáver desde la primera vez que ha salido), que además se ha tenido que apretar él solito la herida porque sus amigos han ido a cazar a los malos mientras él se desangraba en la moqueta.

Quizás toda esta trama no me hubiera chirriado tanto si Claire no hubiera decidido entregarse al final. Un minuto, por favor, para gritarle a la pantalla ¡tonta! ¡Pero qué haces! ¡Si te querías entregar podías haberlo hecho al principio del episodio y no cuando han muerto doscientos agentes! y esas cosas. En fin. Tratando de ponerme en su lugar supongo que no ha podido soportar tanta muerte y que quiere reunirse por fin con su hijo. Pero la verdad es que no me resulta nada fácil ponerme en su lugar y elijo creer que es que simplemente es un poco tonta.

foll3

Mientras tanto, Carroll trata de ganarse a su hijo a la vez que fomenta la obesidad infantil (en serio, ¿qué clase de nutrición es esa basada en chocolate, nubes y galletitas?), y Jacob se adapta a la vida en Psyco Abbey mientras se reúne con Joey e ignora a Emma. Yo pensaba que la última vez que habían estado juntos Joey había huido de Jacob y le daba miedo Paul, pero oye, ahora son coleguis e incluso le pregunta por su amigo desaparecido. Bueno, no se lo tengamos en cuenta, que esa pregunta ha servido para hundir a Emma un poquito más en la culpa, y ha propiciado mi escena favorita del capítulo.

Después de que Joe le pidiera (o casi ordenara) a Jacob que perdonara a Emma, ella su mete en su cama para solucionar los problemas Emma Style. Suerte que tenemos a Paul-Number Six cerca para decir en alto lo que todos pensamos: Emma siempre ha sido y será una selfish bitch. Porque aunque se viera acorralada y tuviera que huir, seguro que Jacob no la hubiera abandonado, y ahí radica la diferencia entre ambos. Y entre eso, y un fantasma de Paul que aún después de volver a ser asesinado sigue resultado convincente, Jacob espabila por fin y le deja las cositas claras a Emma. Cuidadín conmigo, chica, que me has empujado a ser lo que soy ahora, y el día menos pensado lo mismo acabo contigo.

foll4

Cerramos el episodio con una conversación telefónica entre Hardy y Carroll, en la que el primero dice que se rinde y el segundo le dice que ni se le pase por la mente. Que a cada muerte, a cada herida, está llegando a ser el hombre que estaba destinado a ser. Y supongo que enterarse de que su ex–novia es follower de Carroll le va a acabar de hundir en la miseria. Poco que comentar en este asunto, porque creo que esa manera de meterla en un flash-back durante dos segundos para luego lograr el efecto de que fuera follower ha sido algo cutre… Como lo son muchas de las cosas que tiene la serie.

Pero bueno, creo que esto ya lo sabemos desde hace varios episodios, y a falta de que la cosa de un giro de 180º, me voy a tomar The Following como el entretenimiento puro que es, porque creo que si nos la tomamos demasiado en serio vamos a dejar de disfrutar las partes disfrutables que sí tiene.

Os leo en los comentarios, y me contáis qué opináis de Claire, de Jacob y sus amenazas y del complejo de culpa de Hardy, que o bien se hunde en una espiral de alcohol y prozac, o espabila como no le hemos visto antes…

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review The Following: Guilt
3.1 (62.35%) 51 votes

Categorías: Reviews The Following Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »