Review The Event: Strain

Review The Event: Strain

A veces un título lo dice todo. Otras veces, sobre todo en literatura, es un arma de doble filo que sirve para engañar al lector/ espectador. También encontramos títulos curiosísimos que hacen guiños sutiles o evidentes a grandes obras, a películas clásicas, que utilizan expresiones en idiomas diferentes. No es este el caso de The Event. Como empezaba diciendo, un título puede decirlo todo y eso es exactamente lo que ocurre. Esta serie nos da pistas enormes o nos deja una cita del mismo episodio en al título. Siempre. Y este Strain no ha sido una excepción, ya que la tensión ha podido cortarse con un cuchillo durante todo el episodio, y entre prácticamente todos los personajes. Ya sabéis de lo que hablo. Y si no… dentro os lo explico mejor. Pasen y vean.

Esta semana hemos viajado a Rusia. Puede que para el resto de mortales no signifique nada pero a mí el hecho de escuchar a alguien hablar en ruso (o el hecho de nombrar Rusia, sin ir más lejos) me enciende un chip en la memoria y automáticamente pienso en Alexander Krycek (el malísimo y atractivo ruso de Expediente X). Y eso me encanta, queridos míos. Es nombrar Rusia y oigo a Krycek llamar “tovarich” a Mulder. Claro, que todo esto es problema mío o de mis hormonas, (que también suelen responder al ruso) y ahora he venido a hablar de The Event.

Como decía, este episodio nos ha llevado a Murmansk, en Rusia. Allí nos han mostrado un cadáver infectado supuestamente con la gripe española. Y digo supuestamente porque llevo trece años viendo Expediente X una y otra vez, tantas veces, que ahora sé que ese cadáver debe de haber sido infectado con algún tipo de virus extraterrestre. Puede que me equivoque, pero en este momento esa es mi teoría. El caso es que como hemos podido ver, el cuerpo era altamente contagioso y ha terminado con toda la tripulación de un barco. El forense que cortaba y trinchaba (Ay, Scully…) se ha visto expuesto y ha contagiado a todos los demás.

He mencionado un barco, pero el barco no es un barco cualquiera. Es nada más y nada menos que el Irina Bogdanov, el nombre que Leila le dio a Sean la semana pasada, y a donde el chico se ha dirigido acompañado de su inseparable Vicky (que por cierto está claro que lo acompaña por razones muy personales). Al llegar allí se encuentran con toda la tripulación muerta y con el cadáver sin pulmones. Pulmones que, tras interrogar al único que quedaba vivo, hemos descubierto que van derechitos a Estados Unidos. Infectados y todo.

Doctor, no me encuentro muy bien…Doctor, no me encuentro muy bien…

Por otra parte, la semana pasada nos dejamos a Jarvis cambiando el sobre de azúcar del presidente por veneno. No hemos tardado mucho en ver a Elias beber de la taza de café y desmoronarse, no sin antes mirar fijamente a los ojos del vicepresidente. Lo sabe, claro que lo sabe. Por eso cuando todos parecen conformarse con la explicación del infarto cerebral en el hospital, el presidente se lo dice a Blake: “pase lo que pase, no dejes que Jarvis ascienda a presidente”.

El presidente en una versión moderna de BlancanievesEl presidente en una versión moderna de Blancanieves

Pero Blake es mucho Blake. En seguida se da cuenta de que pasa algo, y decide investigar a Jarvis. No tarda mucho en descubrir que el vicepresidente ha envenenado el café de Elias, pero necesita unas pruebas más contundentes que una grabación (¿de verdad Jarvis no sabía que lo estaban grabando?), y ante su frustración, la habitación donde todo ha ocurrido es limpiada, borrando así todo rastro de evidencias. Blake tendrá que ser testigo de cómo Jarvis es ascendido a presidente, e incluso se verá obligado a dar el sí para poder seguir investigando después. La esperanza vuelve a recobrarse cuando llega derrotado a casa y descubre una mancha de café en la manga de su camisa. Esperemos que sea suficiente…

Nunca una mancha de café había sido tan bienvenidaNunca una mancha de café había sido tan bienvenida

No puedo dejar pasar el momento Judas del vicepresidente ante Christina, y es que a veces debe uno de callarse, porque soltar eso de “este hombre es un héroe para mí” no hace que las sospechas se calmen. Si el hombre supiera los verdaderos planes de Sophia y la que le espera a raíz de su ascenso… “Cuando Jarvis tenga el poder me ayudará, aunque aún no lo sabe”.

En otro orden de cosas, Leila ha dejado de ser un mueble, aunque no precisamente para hacer algo útil. Menuda ha liado la rubia con la llamada a Sean. Es cierto que ha servido para que MacGyver localice el barco, pero por lo demás, se he metido en un embrollo grandísimo. O ha metido a su padre, más bien, ya que Michael, aunque empeñado en que su hija tiene que aceptar de donde viene, ha tenido que matar a “perro guardián” y deshacerse del cadáver.

So screwed upSo screwed up

No sé lo que nos espera la semana que viene, pero el cliffhanger que nos ha dejado el episodio de hoy me ha puesto un poco nerviosa. ¿Morirá el presidente?, ¿se arriesgarán? Lo cierto es que el 1×18 me ha parecido un gran episodio. Tengo ganas de más y apenas quedan un par para que termina la temporada. No es que vaya a hacer un drama, pero desde luego me encantaría que la serie renovara. Puede que no esté siendo precisamente popular, pero yo la estoy disfrutando mucho y creo que hay piezas muy interesantes por resolver aún, muchos nudos sin atar, y quiero respuestas.

¿Os ha gustado Strain?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review The Event: Strain
Valoración

Categorías: Reviews Series The Event Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »