Review The Event: Arrival

Review The Event: Arrival

Arrival. Con la promesa que ese título insinuaba no hacía falta decir nada más. Creí que lo que fuera a pasar no iba a provocarme no frío ni calor. Pero a veces pasa. No son las cosas, en sí. Es la manera de hacerlas. Y qué manera. Esta es la última review de The Event y la estoy escribiendo con sentimientos muy encontrados. Muy buenos por lo que me han ofrecido. Muy malos porque ya no va a ofrecerme nada más. Pero así funciona. Todo llega a su fin y los finales con frecuencia pueden resultar inconclusos. O no. Si queréis saber más, cruzad la línea por última vez…

Tengo que decirlo. Creí que tenía claro lo que iba a ver el este último episodio de The Event. No es que no me esperara lo que he visto, ni siquiera es que fuera imprevisible. No ha supuesto ninguna sorpresa extraordinaria. Sin embargo, he adorado el episodio. Como ya he dicho, a veces lo importante es el cómo, y no el qué. Y el “cómo” ha sido genial. El “cómo” me ha cautivado. Y cómo. Es una lástima que acabe aquí y que no vayamos a disfrutar de una segunda temporada, porque según hemos podido ver, o esa es mi opinión, hubiera dado para algo bueno.

La situación de nuestro querido Elias ha estado pendiente de un hilo al principio. Se ha enfrentado a Jarvis. Y de qué manera. Porque esa conversación ha sacado a la luz lo manipulable que puede resultar este hombre, lo engañado que está, y sobre todo, lo que puede herir en el orgullo que te utilicen de esa manera. Claro, que en otro caso pensaríamos que pobrecillo, pero en éste, buena suerte. Jarvis se ha visto tan sediento de poder que ha rebasado los límites. Ya es tarde.

Aún así parece que el pobre Martinez va a perder y además nos ha dado un susto al desmayarse de nuevo, pero es fuerte, tiene carácter y… bueno, que es un personaje increíble y que junto a Blake, es lo que más voy a echar de menos. Después ha venido el momentazo. Elias entrando de nuevo por la puerta cuando todo parece perdido, del brazo de Christina. Y después se saca del bolsillo una grabadora. Las pruebas contra Jarvis. La confesión. Y por fin puede volver a su lugar e intentar arreglar la situación, que es lo que este hombre sabe hacer mejor.

No podéis conmigoNo podéis conmigo

A quien no le han salido tan bien los planes es al otro lado. Sophia había ordenado esparcir el virus en tres puntos diferentes y todo se le ha ido al garete. Eso sí. El momento del aeropuerto ha dado lugar a unas escenas geniales. Quien diga que no, miente cual bellaco. Esta semana hemos tenido a los cuatro jinetes del apocalipsis trabajando juntos de nuevo, y el caso es que lo han conseguido. Después de unas cuantas persecuciones y de unos cuantos disparos, lo han conseguido.

Todas las semanas dejo claro lo poco que me gusta Sean y lo poquito creíble que me resulta su abanico de habilidades. Pero todo hay que reconocerlo, esta semana se ha marcado una escena genial. Poco creíble, muy poco, pero genial. Digo poco creíble porque Sophia lleva algo así como mil años decidida a llevar su plan hasta las últimas consecuencias, y es muy raro que de repente Sean le diga cuatro cosas a través de un cristal y la convenza. Pero como digo, lo cortés no quita lo valiente, y ha sido una gran escena. “There’s been enough pain, Sophia. For everyone”. “It has to end”. El caso es que la líder abandona. Se deja detener.

RendiciónRendición

Otro gran momento del episodio ha sido la confesión de Simon. Una confesión enorme, donde por fin hemos descubierto lo que significa el nombre de la serie y de dónde procede. Los extraterrestres habitaban la tierra antes que los humanos. Abandonaron siendo conscientes de que algo horrible sucedería si convivían juntos. Es lo que ellos llaman “el evento”. Es un renacimiento, un paso más en la evolución, y los humanos no sobrevivirían a ello. Lástima que la conversación tenga que acabar y lo único que sepamos es que los pergaminos de Dempsey contenían toda la información necesaria, toda la historia. Lo que va a ocurrir, cómo termina todo y de dónde vienen.

También hemos tenido reencuentros. Como el de Elias y Blake. Un abrazo enorme. Entre los mejores. Y unas palabras de agradecimiento a Simon porque “te debo la vida”. Enorme. Y entonces se ponen a trabajar juntos, como en los viejos tiempos, para intentar arreglar la situación. “It means they’re coming”. Lo saben. Claro que lo saben.

Cómo voy a echar de menos a estos grandes hombresComo voy a echar de menos a estos grandes hombres

La mejor parte ha llegado cuando tienen la oportunidad de enfrentarse cara a cara con Sophia, y ésta les confiesa que detenerla sólo ha sido un error. Matando a la población sólo pretendía un acto de piedad, ya que no sobrevivirán a la llegada de los suyos.

También hemos tenido despedidas, como la de Vicky y Sean. Una despedida que por parte de ella lo ha dicho todo. Una despedida que por parte de él no ha dicho nada. Sólo que es un desagradecido. Sólo eso. La chica no es un angelito, precisamente, pero lo ha ayudado muchísimo, lo ha dejado con unas palabras increíbles y sólo ha obtenido una frialdad inmensa por su parte. También hemos tenido noticias de Leila y nos hemos despedido de ella con un “I’m pregnant” híper predecible.

Y llegamos al final. Al impresionante final en que todo empieza a temblar y sabemos que está sucediendo. Ellos también lo saben. Unas imágenes increíbles, todo hay que decirlo. Aunque no tan increíbles como el preciso instante en que el hijo de Elias pregunta a su madre qué es lo que están viendo y ella pronuncia un “Home” que nos deja a todos con la mandíbula descolgada. Era de esperar, por supuesto, pero con todo el trajín del presidente había olvidado el pequeño asuntito de su esposa. Y me encanta esta mujer, no me canso de repetirlo. Un cliffhanger enorme. Un final enorme. Lástima que no haya más.

”Home””Home”

Me han dejado con la miel es los labios. Me hubiera encantado una segunda temporada. Sólo una más, porque he disfrutado mucho esta serie. No es la serie del siglo, pero tiene grandes cosas y eso es innegable. ¿Qué pretendía Dempsey capturando a esas niñas?, ¿cómo hubiera sido la evolución de los extraterrestres? Esas y unas pocas de preguntas más van a quedar sin contestación. Una verdadera lástima, de verdad os lo digo. He escuchado en las últimas semanas una barbaridad de comentarios de gente diciendo que ya que está cancelada no merece la pena verla. Desde aquí os recomiendo fervientemente que la veáis. Casi todo en la vida llega a un final, y el hecho de saber que lo hará no nos impide embarcarnos en toda clase de situaciones, sabiendo que un día nos tocará perder y nos quedaremos sin la explicación adecuada. Hablo de la vida y no de series, pero es que hay cosas que merece la pena disfrutar, terminen bien o no. Merece la pena echarle un vistazo a The Event, de verdad os lo digo.

Por mi parte, eso es todo. Esta ha sido mi última review de The Event y he de confesar que voy a echarla de menos. Gracias a todos los que la habéis seguido y la habéis comentado semana tras semana, y, sobre todo, gracias a Dani y David por pasarme el testigo y hacerme descubrir esta serie. Nos vemos muy pronto.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review The Event: Arrival
4.5 (90%) 2 votes

Categorías: Reviews Series The Event Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »