Review The Big Bang Theory: The Table Polarization

LeonardBaby

Hay una cosa muy chula en psicología, cuyo nombre exacto desconozco, que intenta explicar cómo recordamos el dolor. El mayor ejemplo que suele ponerse en estos casos es precisamente, tal y como bien dice Raj, el de las mujeres que han parido. Como supongo que sabréis, las mujeres suelen recordar el dolor de las contracciones (o del parto, si ha sido sin anestesia) como algo que duele muchísimo, o parafraseando a una buena amiga, como “si te partieras en dos mientras te están desgarrando desde dentro“. Estas palabras provienen de ella tan solo unas horas después del parto. Curiosamente, si le pregunto hoy en día, la sensación de partirse en dos ya ha evolucionado a “es el dolor más fuerte que he experimentado en mi vida, pero volvería a pasar por él ahora mismo”. El punto al que pretendo llegar es que la sensación dolorosa es, por suerte para la evolución, algo que disminuye con el tiempo. Como dudo mucho que todos los presentes hayáis parido, este ejemplo es aplicable a cualquier sensación muy dolorosa por lo que hayáis pasado y veréis que es completamente cierto. Son mecanismos de defensa que permiten seguir adelante y/o incluso, repetir la experiencia.

Convencion

¿Y a qué viene esta extraña entradilla? Bien, si visteis el capítulo de esta semana de The Big Bang veréis que tiene mucho sentido: Howard está pensándose en volver al espacio. Sí, sí, el mismo Howard que casi se vuelve loco, el que creía que sus compañeros lo iban a dejar abandonado en el espacio, el que se vomitó encima varias veces en gravedad cero… Vamos, el Howard que se lo pasó teta en el espacio. Ese mismo. Tal y como observamos en nuestro Paciente 0, aka Howard, el sujeto ha olvidado lo increíblemente mal que lo pasó en aquella etapa y está pensándose muy seriamente lo molón que sería volver a pasar por ella. Y ya de paso que su mujer y amigos también vuelvan a repetir la grata experiencia de aguantar sus desvaríos. Es por ello que Bernadette, ayudada por Raj y su padre, que tampoco sabe muy bien lo que pinta ahí, deciden hacerle a Howard una intervención.

Me encanta el concepto ese de intervención, o lo que viene siendo lo mismo, la clásica encerrona en la que la gente que te quiere te reúne de imprevisto para decirte que vas derechito a meterte una tremenda ho un golpazo contra una pared sin frenos. Por mucho que tú no quieras verlo, vas directo a estrellarte y todo el mundo lo ve, menos tú. Lo bueno de las intervenciones es que, en general, en el momento en que ves que todo dios te está diciendo que te estás equivocando, sueles rectificar y entonar el mítico “¿En serio creéis que no debería…?” Eso o mandar a todo el mundo a la porra, irte dando un portazo mientras escuchas a tus espaldas “Luego no llores” ¿Cierto, verdad? Howard no se va dando un portazo, pero tampoco rectifica en su decisión de volver al espacio. Lo malo es que finalmente no puede porque ya sabéis, la tensión. Muy alta. Y no hay nada que él pueda hacer para solucionarlo. Qué le vamos a hacer oyes, no llega a ser por este pequeñísimo y verídico detalle de la tensión, y él volvía.

La otra parte del capítulo giró en torno a la manipulación. El dicho “Detrás de todo gran hombre se esconde una gran mujer” nos deja a las mujeres en una situación… buena o mala según desde qué ángulo quiera verse. Es decir, manipulación es una palabra que suele tener un concepto muy negativo, pero en teoría si el que te manipula es porque sabe, de veras, así de buen corazón, lo que más te conviene… No sé si entendéis a dónde quiero llegar. Somos manipulados desde que nacemos, nuestros padres, nuestros profesores, reglas y más reglas nos rodean diciéndonos lo que debemos hacer. Lo más curioso es cuando tras emitir un juicio que nos dirigen inexorablemente hacia una determinada dirección (obviamente la que el manipulador quiere), sueltan aquello de “¿No te das cuenta de…”? o mejor aún “Pero lo que tú decidas, yo te apoyo”. Pero el excelente manipulador, este del que no puedes escapar, es aquel que sabe tergiversar las cosas de tal manera que parece que la decisión la has tomado tú.

En palabras de la película Origen, consiguen implantar una idea en ti. Es la leche, vamos. Conseguir que una persona haga eso… Señores, es la releche. Puede que yo lo admire tanto por mi profesión (y no, no soy Satanás), pero conseguir que alguien se crea todos los cuentos que le estás metiendo y que encima Crea, así, con mayúsculas, que ha sido por mérito propio… En fin, centrándome de vuelta en el capítulo, hemos visto como Penny y Amy son buenas manipuladoras. La primera, por conseguir que Leonard se enfrente a Sheldon en su decisión de comprar una mesa de comedor para que todos cenen en condiciones. Y Amy, por lograr que su novio no solo no la deje tras este darse cuenta de que, por mucho que le cueste reconocerlo, él ha cambiado gracias a ella, si no que además, también se mude con ella. Ah, no, esperar, esa última no. En fin, Amy tenía que intentarlo.

PennyLeonardMesa

Reconozco que si yo fuera Leonard acabaría el capítulo bastante mosqueado. Y no con Sheldon precisamente. Si no con Penny. Me explico: si yo tengo a alguien dándome la lata para que compre una mesa, compra una mesa, compra una mesa, esta mesa, no la que tú decidas, pero esa justo no, y tras comprarla, sigo enfrentado con mi compañero de piso por culpa de la dichosa mesa, he montado la mesa, porque es de Ikea y ya sabéis como va el tema, he reunido a mis amigos y a la lista de mi novia en una maravillosa cena para, finalmente, ver como mi muy querida y guapa novia finalmente abdica y decide que le da pena el pobrecito y sensato de Sheldon… Os lo juro, soy yo Leonard y Penny se come la mesa. A manipular, a casa de Rita.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review The Big Bang Theory: The Table Polarization
3.2 (64.14%) 29 votes

Categorías: Reviews The Big Bang Theory Etiquetas: , , ,

13 comentarios

  1. cthun

    Lo de la manipulacion la conozco, es un aspecto muy humano, aunque no me guste mucho (socaba al menos una raiz del concepto de independencia y democracia)
    No se que profesion tendras Carolina, pero no creo que Satanas a estas alturas asuste mucho (como fan de WoW, le temo virtualmente mas a los Dioses antiguos, en la vida real…..)
    En cuanto a las intervenciones, a veces es mejor que choquen con la pared, (eso necesita sheldon creo, en vez de que todos sean sus niñeros)
    Seguire repitiendolo, extraño la esencia nerd de la serie, lo triste es ver que hay mas gente en USA que quiere un sheldon mas humano

  2. Ellie

    Por qué dudas de que los presentes hayan parido(por lo menos algunas?) no se puede ser madre y que te gusten las series???? Pues nunca he tenido yo tanto tiempo para ver series como en las bajas de maternidad…

    • Totalmente de acuerdo!!! Empecé a ver series más que nunca, desde que mi hijo recién nacido me imposibilitaba el sueño jajaj!!! Amplíen el criterio, chicos de Todoseries, que el alcance de esta página es mucho más lejano del que Ustedes creen!!

    • Lu!

      Creo que lo que dudaba es que TODOS los presentes hubiesen parido.

      Por otro lado te doy toda la razón Penny se ha puesto pesadita a no poder más con el tema de la mesa para acabar diciendo que se sentasen donde siempre, seguirá ahí la mesa en posteriores capítulos o desaparecerá misteriosamente?

    • Chicas me refería, tal y como bien indica Lu!, a TODOS los presentes. Todos. Y en eso tendréis que darme la razón en que es imposible que todos hayan parido 😉

  3. Yo lo que extraño cada vez más, no es tanto el espíritu nerd como le pasa al usuario Cthun, sino el humor,directamente. Cada vez me cuesta más reírme con esta serie, es decir, la sigo porque quiero a sus personajes y les banco lo que sea que hagan, pero extraño reírme a carcajadas como me sucedía hasta hace un par de temporadas. Y más que hacerle comer la mesa a Penny, se la haría comer a Sheldon.

  4. Yo soy fanatica de la serie pero ultimamente ha de caido en esa temporada, de verdad que a los guionistas estan escasos de ideas frescas y nuevas, creo que no va durar mucho ya que empezaron muy bien pero ahora no.

  5. i-chan

    La manipulación es uno de los ingredientes básicos de toda relación de pareja. Y teóricamente se puede manipular desde ambos lados de la relación, pero hay que reconocer que las mujeres son más hábiles, porque son más sutiles y saben disimular mejor, mientras que generalmente a los tíos se nos ven las intenciones desde lejos.
    Aunque no dejan de ser estereotipos, nos reímos con ellos, porque reconocemos que hay algo de verdad en ellos.

  6. Tony Curtis

    Hace un tiempo, se llegó a decir claramente en una de estas reseñas que era un pesado.
    Yo dije que la pesada era en realidad Penny.
    Cómo cambian las cosas XD

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »