Review The Americans: One Day In The Life of Anton Baklanov

Foto promocional

El título del episodio de esta semana, One Day In The Life of Anton Baklanov nos insinuaba que se iba a centrar, si no de forma exclusiva, sí una buena parte de él en la historia del científico al que Nina se está trabajando para conseguir su ansiada libertad. Pero no ha sido así, la parte dedicada a esta trama ha sido tangencial y se ha vuelto a centrar en los asuntos familiares de los Jennings, sobre todo, pero también en ir preparando un poco el terreno para lo que será el cierre de la temporada.

La relación entre Martha y Clark ha tomado un nuevo sentido desde que ella lo descubrió, ahora él es más abierto y puede hablar con cierta libertad, mostrándose más cerca de lo que es Philip que de su alter ego. Todo gracias a que su mujer no es como Paige y sin ningún tipo de preguntas ha aceptado las reglas de su juego. Walter Taffet no es como los demás, es un tipo listo y Martha lo sabe. Es consciente de que es cuestión de tiempo que la descubra en cuanto sospeche lo más mínimo, por eso Clark le da un curso de mentira avanzada y nos regala otra de esas frases que hacen de The Americans una serie un tanto especial y rara a la vez, “mira a la punta de su nariz”, como el consejo que le dio Oleg a Nina para mentir al polígrafo fue “apretar el culo”. Y, como aquella vez, estos consejos surten efecto. La buena de Martha se ha librado esta vez pero, ¿hasta cuándo?

Empezamos por la URSS, la nueva misión de Nina tenía el atractivo de verla en acción sabiendo que está engañando a alguien descaradamente, como ya hacía en Estados Unidos y realmente nunca supimos hasta dónde llegaba su falsedad. Es buena en lo que hace, de eso no tengamos dudas, pero los guionistas han decidido volver a darle otra vuelta de tuerca a su personaje tratando de engañar también al espectador. Nina parece haber empatizado con Baklanov, pues ambos están retenidos allí en contra de su voluntad, lo que no sabemos hasta qué punto nosotros podemos confiar en ella. Lo suyo siempre ha sido ser agente doble, es decir, descubrirse como espía para engañar a la persona que realmente está espiando y parece que el científico es otro más para añadir a su lista de traicionados.

Nina 3x11

En la Rezidentura, Arkady está estresado por encontrar la información que Baklanov está demandando para avanzar en su trabajo, tanto que recurre a Tatiana y Oleg para que trabajen juntos en las transcripciones de la pluma de Gaad. Un trabajo aburrido para dos personas que se han acogido con frialdad desde el principio y que pueden empezar a gustarse. Momento raro, otro más, el de ambos repitiendo el sonido “bip”. Este nuevo acercamiento puede servir para encontrar la información que necesitan o para desenmascarar a Zinaida, pero también para que Oleg pase definitivamente la página de Nina, como hace unos cuantos capítulos empezó a hacer Stan. Para finalizar con este tema, me gustaría apuntar el escaso protagonismo de Arkady este año y de la Rezidentura en general, un poco desaprovechados con el juego que habían dado hasta ahora.

Los Jennings han estado muy ocupados esta semana con el frente abierto en torno a la Guerra de Afganistán, que parece que finalmente será el más importante de cara al final de temporada. Por el camino ha habido muchas misiones que han servido para enriquecer a ambos personajes, llevándolos a situaciones emocionales muy extremas y para que podamos constatar qué difícil es su día a día. Por un lado, Elizabeth se ha ganado al gerente del hotel, ya vimos la semana pasada un leve acercamiento que culminó con cena romántica y postre. por su parte, Maurice y Lisa le han pedido más dinero a para seguir pasando la información de Northrop. Por si no hubiera tenido suficiente, Gabriel le entrega otra cinta de su madre, que puede ser la última. Si durante la primera mitad de la temporada Philip se estaba llevando la peor parte, ahora se lo está llevando su mujer.

Elizabeth Hotel

Siempre lo hago, pero me gusta dejarme lo mejor para el final. Está claro que Paige podría ser una gran interrogadora cuando sea espía, pues es capaz de disparar preguntas como una metralleta. Quiere respuestas, como las querría cualquiera en su lugar. Al menos ya se puede apreciar un cambio en su actitud. La semana pasada no era capaz de mirarlos a la cara, pero en este episodio ha decidido pasar a la acción y busca respuestas, aunque muchas preguntas están enfocadas a descubrir que sus padres le han mentido también, algo que sería un alivio para ella en parte. Me gustaría destacar cómo The Americans se recrea en estos momentos mientras otras series omitirían todo este proceso y al día siguiente Paige apareciera dispuesta a empezar su trabajo. Weisberg y Fields siempre han estado más preocupados de las emociones que de las acciones.

En mi opinión, ha sido otro gran capítulo de una serie para la que empiezan a acabarse los adjetivos y los elogios. Cada semana consiguen ir un poco más allá aunque, como en este caso, tan sólo nos estén preparando para la season finale de dentro de dos semanas para la que, una vez más, no somos capaces de atisbar lo que puede suceder.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review The Americans: One Day In The Life of Anton Baklanov
4.4 (88.33%) 24 votes

Categorías: Reviews The Americans Etiquetas: , , ,

4 comentarios

  1. sofi

    A mi también me gusta la reacción de Paige. Como dices eso es lo mejor de The Americans, que se centra más en las emociones que en las acciones. Y hablando de emociones, me pareció que a Elizabeth le está gustando su “nuevo trabajo” por así decirlo, pues regresa a casa super hot a buscar a Phillip, lo que antes no le pasaba.

    • Enrike

      Sí, yo también he echado de menos comentar esa parte. Cuando él le dice “te quiero húmeda” y ella al instante “plop”! Pero no sabía si es que era súper buena espía o que. Y luego, cuando vuelve al coche se queda pensativa y parece que sea en plan porque se siente mal, pero no me queda claro si es porque se siente como una “puta” por follar así con otro o porque le ha gustado y siente que está “traicionando” a Phillip.

      Y cuando vuelve cachonda como una mona para tirarse a Phillip, este se queda súper serio como que no le mola lo que está pasando.

      ¿Será que se ha dado cuenta que viene cachonda por estar con el otro? Esto es lo que tiene The Americans, que no te lo dan todo masticadito, tienes que seguir viendo capítulos para entender lo que ha pasado antes.

      • La verdad es que no lo he interpretado así. Creo que Elizabeth tiene problemas con el sexo por la violación en Rusia, por eso Philip siempre le pregunta si está segura cuando se acerca la posibilidad de tener sexo. Cuando está en la cama creo que lo está pasando mal pero consigue hacer el esfuerzo de ponerse cachonda porque es muy buena espía. Y cuando vuelve a casa, quiere tener sexo con su marido porque realmente es con el único con el que puede hacerlo estando totalmente segura, y con el quiere hacerlo. La cara que pone Philip es porque se siente mal por ella, sabe que lo está pasando muy fatal por lo de su madre y está pensando cómo puede ayudarla, como le dice por la mañana. Esa es mi interpretación ¿Qué pensáis?

        • tuqui

          De acuerdo contigo Miguel, yo creo que es un avance en la relación de la pareja. Y que aunque no lo ha pasado tan mal con el del hotel, que parece ser un tío que no le disgusta con quien quiere estar es con su marido.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »