Review The Americans: Born Again

image

Born Again es uno de esos capítulos devastadores que de vez en cuando firma The Americans, una serie ya de por sí muy dura emocionalmente, pero que se esfuerza en dejarnos más destrozados de la cuenta cuando lo ve necesario. Momentos como el bautizo de Paige, la relación de Philip con Kimberly o el final de Elizabeth con Paige han culminado uno de los mejores capítulos de la temporada.

Empezamos en la madre Rusia, donde dejamos a Nina acercándose a Evi para conseguir sacarle la información necesaria para rebajar su condena. Y vaya si lo hace, y cómo lo hace. Desde luego, su experiencia como agente doble le ha servido para convertirse en una espía implacable. Su implicación personal con su compañera de celda, aunque parecía tenerla, queda siempre muy por debajo de otros objetivos más importante como la propia supervivencia. ¿Qué puede ser más importante? Pero si de una escena impresionante tenemos que hablar es en la que se llevan a Evi, que pide explicaciones a Nina y, ésta, sin inmutarse, ni siquiera la mira. En los momentos en que parece más débil recordamos que esta mujer es un témpano. Su amante americano, mientras intenta traerla de vuelta, intenta pasar página en el terreno sentimental con Tori, su compañera de terapia. Aunque la muerte de un compañero de trabajo puede acercar de nuevo al matrimonio, justo en el peor momento posible.

The Americans Born Again

Quien no levanta cabeza es Philip, que sigue con el juego de seducción que ha iniciado con una niñera de quince años, lo que le está provocando un quebradero de cabeza importante. Al mismo tiempo, relaciona la pérdida de inocencia de Kimberly con los asuntos de Paige, cuya vida también amenaza con dar un giro de 180 grados. Sensacional escena en la que los Jennings fuman marihuana en la que bromeaban con rezar, unas risas que serán las últimas que veríamos esta semana. Casualmente, quien tiene que recurrir a excusas religiosas es Philip para evitar tener sexo con la chica. Un momento que bien sabe que no podrá evitar durante mucho tiempo. Por si todo lo que lleva en sus hombros no es suficiente, Gabriel le revela que tiene un hijo de 20 años que está luchando en Afganistán. Todo un jarro de agua fría. Matthew Rhys está haciendo un trabajo descomunal esta temporada.

Elizabeth, a la que tampoco le hace mucha gracia el trabajo de su marido con Kimberly, sigue preocupada por el futuro de su hija, en una guerra fría particular en la que parece llevar ventaja. El bautizo de Paige abre el capítulo y le da nombre (Nacida otra vez), en una de esas secuencias tan intensas como magistralmente ejecutada tanto por el guión como por la dirección. Tras los infructuosos intentos de Philip de aconsejarla, Elizabeth quiere ganar puntos mostrándole que ella también está comprometida con la sociedad y le cuenta la historia de Gregory.

The Americans 3x06 Born Again FOX FX

Ya hemos dicho que la escena inicial del bautizo de Paige es espectacular desde el punto de vista visual, pero no es la única, hay muchos ejemplos, como la secuencia del cuarto oscuro o la del Philip y Kimberly cuando escuchan Pink Floyd. Pero si una destaca por encima del resto es el montaje paralelo del final. El lenguaje audiovisual de esta serie es un aspecto que hay que remarcar más de vez en cuando.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review The Americans: Born Again
4.4 (88%) 10 votes

Categorías: Reviews The Americans Etiquetas: , , ,

5 comentarios

  1. Caribe

    todo el capítulo da la sensacion de olla a presión, a fuego lento, a punto de explotar todo por los aires, pero esto es la guerra fría, parece que no sucede nada y sucede de todo, todo tiembla bajo sus pies.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »