Review The Americans: A Little Night Music

Paige se ha convertido en una devota

Como la propia Guerra Fría, The Americans empieza a abrir muchos frentes al mismo tiempo. La trama se está ramificando, poniendo en muchos aprietos a los Jennings, que van a sufrir mucho en lo que queda de temporada, en el ámbito familiar, laboral y en el más primario, el de la supervivencia. Como vimos en el cliffhanger final, Elizabeth y Philip tienen al enemigo más cerca de lo que creían.

  • Episodio 2×04: A Little Night Music
  • Fecha de emisión: 19 de marzo

Empecemos por Paige. La semana pasada especulábamos con que Kelli, su nueva amiga, fuera en realidad una espía, pero esta semana nos ha quedado claro que se trataba del detonante de un nuevo conflicto familiar. La chica la ha metido en un grupo juvenil religioso en el que se está acercando a dios. Sus padres, ateos por definición, no lo aprueban, por lo que tendremos más roces entre ellos. Un conflicto que puede acabar estallando en breve, si Paige descubre que sus padres le han estado mintiendo toda la vida.

Vuelve Margo Martindale

Cuando Philip-Clark se casó con Martha todos pensamos que llevar una doble vida para Philip iba a ser tremendamente complicado, sobre todo después de la reconciliación con Elizabeth. En su “perezosa mañana romántica” Philip se muestra tremendamente irascible, reflejando su poco interés en estar allí. Su matrimonio real va como la seda y cree que sus escarceos con su esposa ficticia pueden estropearlo. De lo que no se da cuenta es de que la ingenua y cándida Martha está herida y puede ser peligrosa si rellena la solicitud con su nombre.

En los cuarteles generales también se vislumbran conflictos a corto y medio plazo. En el consulado ruso, el enchufado Oleg Igorevich ha usado sus contactos para tener un mayor acceso a documentos secretos, con el fin de fisgonear en los archivos de Nina, quien teme que pronto averigüe su traición. En el FBI la situación es más grave. Los superiores no están contentos sobre cómo Gaad y Stan Beeman llevaron el caso del francotirador del capítulo pasado y les ha colocado a una persona para que los supervise. Otro personaje a la vista.

Ha llegado el momento que muchos esperábamos. El personaje de Margo Martindale, Claudia, ha vuelto a escena. Lo ha hecho con un tono de disculpa, más conciliador, consciente del peligro que corren ahora sus agentes sobre el terreno. No es que los Jennings confíen ahora mucho en ella, pero no les queda otra. Saben que corren peligro y deben investigar a quien les investigan a ellos. Esto puede servir para que entierren el hacha de guerra al fin, si es que ella no está metida de lleno en este asunto, claro. Si algo nos ha enseñado esta serie es que puede haber un giro en cualquier momento y en cualquier dirección.

Sorprendente final del capítulo

Y llegamos al final de capítulo, cuando Philip y Elizabeth intentan secuestrar al científico Anton Baklanov pero son sorprendidos por otra pareja que les agrede. Tras una intensa lucha, uno de ellos les roba el coche con Anton en el maletero. Vaya cara de tontos que se les queda. Este cliffhanger nos demuestra que Philip y Elizabeth ya estaban siendo controlados, por lo que la amenaza está más cerca de lo que todos pensábamos.

A Little Night Music ha sido uno de los mejores capítulos de la serie. Se abren multitud de caminos nuevos y la verdad es que, a medida que avanza la temporada, más nos sorprenden sus guionistas y más preguntas nos asaltan. ¿Cómo resolverán los Jennings este problema? ¿Tiene ésto vuelta atrás? ¿Afectarán las nuevas aficiones de Paige a la misión de sus padres?

Promo de The Americans 2×05: The Deal


Categorías: Sin categoría

11 comentarios

  1. Emmet

    The Americans se pone mejor con cada episodio. Ver a Claudia solo sirvio para reafirmar mis sospechas . Ella sabe mas de lo que dice y esa mision ha sido una trampa para eliminar a Phillip y Elizabeth.

  2. Laura

    Me ha dejado con muchas ganas de más! Buen capítulo y el giro de Paige inesperado. A ver hacia dónde nos lleva.

  3. Amber

    Muy bien el capitulo. Me sobra un poco el rollo de la religión, podían haberlo enfocado hacia otra parte, pero el resto estupendo. Gran regreso de Claudia, excelente Elizabeth con el mozo de la marina… y cliffhanger!

    • José B.

      No creo que sobre lo de la religión. Elizabeth cita a Marx (“La religión es el opio del pueblo”), lo que hace que cada vez las diferencias culturales con EEUU sean más evidentes (en Rusia no son religosos). Saludos

    • Me ha sorprendido lo de la religión, pero no tiene por qué ser malo. Va a ser un conflicto que alejará más y más a Paige de sus padres. Y su rebeldía le dará más ganas de desenmascararlos.

  4. Esperaba que la trama de Paige tuviera que ver con el tema de espías… me da miedo que haciendole participe de una trama tan poco relacionada se convierta en Dana Brody.

    Lo que no me esperaba para nada es el ataque final ya estaba esperando las letras de credito cuando han metido al cientifico en el maletero y se ha visto que Claudia tenía razón y que Elizabeth ha vuelto muy pronto a la acción.

  5. Laura L

    ¡Otra Dana Brody no, please!¿Además, porqué matrimonios de espías tienen que tener hijos?¿para complicar más aún la difícil misión de mantener una fachada constantemente(vecinos, trabajo,etc.)?…ni aún dentro de su hogar pueden relajarse y bajar la guardia porque tienen que finjir ante sus hijos también…y ni hablar de las implicancias morales que significa tener descendencia sólo para hacer más creíble que son una “familia tipo americana”, de criarlos en una mentira y exponerlos a los peligros de su arriesgada misión…no se si los espías verdaderos hacen algo así,pues también tienen que esconder en su propia casa/guarida, todos los artilugios que usan para sus misiones(hasta ahí normal), pero cuidarse de que sus vástagos no los vean acceder a ellos(como está casi haciendo Paige ahora)…otra cosa que veo poco creíble(pensarán que es una tontería),es que Martha no se de cuenta que su marido usa peluca…¿no se le mueve ni un milímetro cuando tienen sexo, ella jamás le acaricia el pelo,no se baña allí nunca,etc.? Diferente es cuando se caracterizan para misiones que no implican interactuar físicamante con los objetivos, o en el caso de Elizabeth que si lo ha hecho, pero si el individuo de turno notaba su peluca, le podía decir perfectamente que le gustaba cambiar su “look” de vez en cuando y no pasaba nada…pero cuando es tu marido…

    • Los espías deben ser capaces de todo. Ya en la Unión Soviética les recomendaron que tenían que tener hijos para pasar más desapercibidos. Lo de la peluca no tiene discusión.

  6. sofi

    Yo creo que Paige va a terminar descubriendo todo tarde o temprano y ya veremos que explicación les darán sus padres.
    Yo también me había fijado en lo de la peluca de Clark, es realmente tonto como Martha no se da cuenta. Creo que es lo único medio flojo en esta gran serie.

    • La relación de Clark y Martha es de lo más delicado de la serie desde el punto de vista del guionista. Es cierto que la peluca tiene que ser de una calidad y fijación excelente. De todas formas en las series de espías siempre hay que hacer concesiones.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »